Música

Un coro de mujeres encantadas de cantar

FemeninoCoral Voces de León integra a intérpretes de todas las edades en una experiencia musical y vital.

FemeninoCoral Voces de León Colegio Marista San José
Ensayo de la agrupación Femenino Coral Voces de León, dirigida por Sonia Fernández Delgado. // Peio García / ICAL
Elena F. Gordón / ICAL | 05/12/2021 - 12:26h.

El Colegio Marista San José de León recibe cada viernes por la tarde la visita del grupo de mujeres que integran FemeninoCoral Voces; una agrupación nacida hace apenas dos meses que crece cada semana. Sus componentes, de profesiones y edades diversas, se muestran más que satisfechas de haber dado el paso de formar parte de un proyecto que disfrutan intensamente tanto en el terreno musical como en el personal.

Sonia Fernández Delgado, la directora del coro, y su hermana Elena fueron en su día impulsoras de 'En Femenino Plural', nacido en el Bierzo a partir de mujeres que pertenecían a otras formaciones. El grupo se disolvió cuando ambas tuvieron que abandonar la comarca por motivos laborales, aunque las participantes no dejaron de cantar. El buen sabor dejado por esa experiencia previa ha servido de acicate para el nacimiento de FemeninoCoral Voces de León.

La formación tiene vocación de presencia en toda la provincia. De hecho, el Ayuntamiento de Rioseco de Tapia les ofreció instalaciones para los ensayos que, de momento, se limitan a las dependencias del Colegio San José. Sonia hace un llamamiento "a todas las que quieran cantar y con que haya cuatro o cinco podemos hacer la manera de cantar con nosotras, movernos, que se muevan ellas y, de alguna forma, compartir todos los beneficios de la música, del canto coral y de ser mujer".

"Nuestra idea es la de compartir encuentros, no ensayos. Estaremos presentes donde las mujeres que quieran cantar nos reclamen o se quieran encontrar con nosotras", recalca.

El entusiasmo que transmite la directora es compartido por el resto. Conchi conoció a Sonia después de un concierto y una conversación de café la llevó a hacer algo que "deseaba desde hace años" y no oculta las ganas de tener un repertorio suficiente como para organizar conciertos. "Queremos unirnos con otros coros de mujeres", subraya.

Elena era una vieja amiga de Sonia pero hace años que habían perdido el contacto. Ahora se ven cada viernes y disfruta de "una experiencia maravillosa" junto a su hermana Tere. "Nos gusta mucho cantar y nunca habíamos estado en un coro. Cuando empiezas tienes inseguridad porque no sabes nada de canto pero nos enseña cada día, avanzamos muy rápido y estoy feliz de lo que nos aporta. Hay exigencia pero también mucho humor", resume y su hermana reconoce -tras el encuentro casual con Sonia que propició su incorporación- que no imaginó que le fuera a gustar tanto.

"Es algo especial compartir lo que nos gusta a todas. Es como una energía contagiosa, de alegría y de hacer algo juntas y sumar lo mejor de cada una", afirma.

Cantar obliga a respirar de forma adecuada y a no pensar en otra cosa. "Es 'mindfulness' -atención plena- en estado puro. Muy recomendable en todos los sentidos y es verdad que el que canta su mal espanta y esto te evade de la rutina diaria", asegura.

 Ensayo de la agrupación Femenino Coral Voces de León, dirigida por Sonia Fernández Delgado. // Peio García / ICAL
Ensayo de la agrupación Femenino Coral Voces de León, dirigida por Sonia Fernández Delgado. // Peio García / ICAL

 

Mari Carmen Pérez dice que se dejó "liar" por una de las coristas, a la que no le costó nada convencerla. "Cantar es una de las cosas que siempre he querido hacer. Disfruté mucho en el primer ensayo, pero hay que poner bastante de tu parte para que esto funcione. Me supone esfuerzo pero es súper satisfactorio a nivel humano cantar y el encuentro con las demás. Es una experiencia exigente y muy enriquecedora", resume.

"Me encanta aprender, compartir y disfrutar de la música y creo que es una experiencia enriquecedora, tanto individual como de grupo", coincide Natalia, una de las que cuenta con conocimientos previos en la materia. "Fuera somos todas diferentes y dentro somos una sola voz", comenta y matiza que quien decida sumarse va a encontrar en ellas "trabajo, rigor, esfuerzo y una gran satisfacción y un aprendizaje musical, cultural y vital".

Emily, con 23 años, es la benjamina del grupo, que acaba de incorporar dos villancicos a su repertorio. "Lo mío es la música; dejé Psicología y preparé las pruebas de acceso al Conservatorio y allí tengo a Sonia de profesora. Le gusta hacer bien su trabajo y exige a los demás. Es una persona súper motivadora. Si sales de aquí con el ánimo bajo es porque quieres o porque no la escuchas", afirma convencida.

En su intención de crecer no dudan en poner a disposición de las interesadas el número de teléfono 627988539 para solicitar información sobre este equipo en el que, incide la directora, todas son iguales porque las iguala la música, pero al mismo tiempo son diferentes porque los son sus voces y cada una aporta lo mejor que tiene.

Invitan a aprovechar "los ensayos y el momento".  "La vida nos ha enseñado a adaptarnos a las situaciones y al presente. Vivimos en un mundo de pasados y de futuros y nosotras lo que queremos es disfrutar de nuestra voz en el presente, buscando esa artista que llevamos dentro. Es esa experiencia lo que queremos compartir", sentencia Sonia y no cabe duda de que, por amor al arte, por amor a la música, ellas están encantadas de cantar.

publicidad
--- patrocinados ---

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad