Quantcast

La superación como leitmotiv

El leonés que halló la fórmula para volver a la carrera tras un accidente que le impedía caminar

Tras sufrir una grave lesión en un accidente laboral, Carlos, deportista de carreras de obstáculos, desafió una operación quirúrgica y se curó con fisioterapia, mucha fuerza de voluntad, dedicación y trabajo duro. No sólo ha vuelto a las pruebas más extremas, sino que es el único leonés clasificado para el Campeonato del Mundo OCR.

Carlos Marcos carreras obstáculos
Marta Cuervo | 26/10/2019 - 10:20h.

Caer para levantarse y llegar todavía más lejos. Sin perder nunca la esperanza ni el ímpeto en cumplir su sueño, el leonés Carlos Marcos empeñó todas sus fuerzas en recuperarse tras un grave accidente para volver a practicar el deporte que más le gusta: las carreras de obstáculos.

Ya había sido proclamado campeón en algunos certámenes de esta especialidad del atletismo, centrada especialmente en el trail, y en los que Carlos superaba sin problemas, pero con mucho entrenamiento, el salto de piedras, escaladas en cuerda y el paso inferior de alambradas en condiciones extremas.

Pero hace dos años la fatalidad del destino hizo que sufriera un accidente que cambió por completo su relación con el mundo del deporte, o al menos ese fue el diagnóstico que recibió por parte de sus médicos. "Tuve un accidente en el trabajo bastante grave. Estuve más de tres meses sin poder ponerme de pie. Los médicos me decían que no podría volver a andar bien y que me olvidase de las carreras", recuerda el leonés de 35 años.

El accidente le afectó la zona de la espalda y lumbar, extendiéndose la lesión hacia las piernas y afectando al nervio ciático y ocasionando tres hernias discales severas más la rotura del piramidal. "La lesión fue muy seria, y el consejo de los médicos fue el paso por quirófano, a lo que yo me negué", sigue contando.

Ante la negativa de operación por parte de Carlos, y con la duda inevitable del temor que le provocaba no volver a hacer deporte de la misma forma a la que estaba acostumbrado, Carlos buscó una segunda opinión consultando con su fisioterapeuta, Sergio Muela, una solución que no contemplase la cirugía. "Me consideraba joven para pasar por una operación así y yo contaba con una muy buena base de musculatura. Sergio me dio esperanzas", asegura el deportista, que confió en las palabras de su fisio. "Los dos sabíamos que iba a ser un trabajo muy duro y sacrificado, diario, pero me dijo que sí que existían posibilidades de recuperación a través de la Readaptación Integral Terapéutica. Y a mí con que hubiera una sola puerta a la esperanza me valía", explica emocionado.

Vuelta a las carreras por todo lo alto

Sin descanso, con fuerza y tesón, en cuanto Carlos pudo ponerse de pie, se tomó muy en serio su recuperación. Se había convertido en la prueba más importante de su vida. "Iba todos los días a entrenar para fortalecer y recuperar, también los sábados y los domingos, cumpliendo dos horas de ejercicios a parte de la fisioterapia", apunta. Y así, con trabajo manual y mucha voluntad, sin cirugía, poco a poco fue viendo sus frutos, recuperando la salud el tono muscular.

Después de un año trabajando a diario consiguió volver a correr. "A los 8 meses empecé a trotar flojito. Ya podía hacer alguna flexión. Las dominadas me costaban mucho pero con gomas y ayuda también lograba hacer una o dos", comenta el corredor, que no desistía en su empeño para volver a competir de manera oficial.

A día de hoy, Carlos puede decir lleno de orgullo que ha vuelto a la competición. "Después de algo más de un año del accidente me apunté a la Farinato Race de Gijón para ver cómo estaba  y la gané", declara Carlos, añadiendo que, aunque se quedaba con las ganas de participar en muchas, no quería abusar para no sobre cargarse.

El único leonés clasificado en la OCR World Championships

A punto de cumplirse dos años del accidente, Carlos se encuentra en perfecto estado físico. "Me veo igual que antes, como si no me hubiera pasado nada. De hecho no he vuelto a tener ninguna molestia. Pero sigo trabajando diariamente y entrenando, y preparándome a tope".

En concreto, Carlos se está preparando para el campeonato del mundo de su especialidad. "Este último año me clasifiqué para el Campeonato del Mundo OCR, que se celebrará en noviembre en Londres. Es la primera vez que me clasifico", asevera.

Antes de sufrir este accidente, Carlos ya había ganado alguna Farinato, Spartan Race y carrera de supervivencia por los alrededores de la provincia leonesa, aunque sin duda, el logro más importante de su vida ha sido conseguir desde una posición que no le dejaba ponerse en pie su readaptación al mundo del deporte que tanto admira. Su leitmotiv: "trabajar duro y nunca tirar la toalla".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad