Quantcast

Laciana

El Club Xeitu publica el libro ‘Toponimia de Villaseca de Laciana’, de Alberto González Llamas

La obra desgrana el origen del nombre de distintos lugares, pero también varios aspectos de una localidad marcada por su pasado minero.

Villaseca de Laciana panorámica
Panorámica de Villaseca de Laciana.
ileon.com  | 18/06/2020 - 10:53h.

'Toponimia de Villaseca de Laciana', la obra de Alberto González Llamas que recibió en 2017 el premio del VI Concurso de Recogida de Toponimia 'Concha de Lama' del Club Xeitu, acaba de ser publicado por la entidad cultural. Se trata del décimo libro que ve la luz en esta colección dedicada por el colectivo a esta temática, cuyo director es Ignacio Prieto Sarro. Ha sido editado por el Club Xeitu con la colaboración del Instituto Leonés de Cultura (ILC) de la Diputación de León.

La recopilación del acervo de los topónimos de los parajes de la localidad da razón de ser al libro, con más de doscientos descritos y localizados, con nombres tan sonoros como el Prao Cimeiro, El Canicho, la Vuelta la Chana, El Poulón, El Chineiro, Los Atachos, Vegadasnos, Las Cheras, Los Castriechos, el Pico El Castro, Las Ribas del Picón, la Fuente de la Chamalarga o el manantial de La Pumariega.

Paralelamente, el volumen desgrana variopintos aspectos de la historia de la localidad, impregnada por su pasado minero secular, con antecedentes históricos, información geográfica, los aspectos tradicionales de la vida campesina y ganadera, una relación de las casas y edificios construidos, un censo de bares, cantinas, tascas y comercios durante buena parte del pasado siglo, curiosidades históricas como el fervor futbolístico de los años sesenta o personajes singulares como Pepín Soto, Laureano Maceda y su mujer Chon la chigrera, 'Ángel el Pis', el conjunto musical 'Los Mariachis', Alfonso el pajarero o Adoración la de la fonda, entre otros muchos.

Visita del Real Madrid Juvenil a Villaseca de Laciana.
Visita del Real Madrid Juvenil a Villaseca de Laciana.

Mención especial merecen los apartados dedicados al legado industrial del pueblo, con un repaso exhaustivo a cuantas minas, ramales ferroviarios, planos y cargaderos e incluso escombreras se han podido documentar: Mina el Rincón, Minas de Rey, Mina Teófilo, Mina la Camocha... cuya explotación formó parte de la vida de la localidad durante años, junto con otras más conocidas y recientes como los grupos Lumajo y Carrasconte de MSP (Minero Siderúrgica de Ponferrada).

El autor, Alberto González Llamas (Villaseca de Laciana, 1959), minero jubilado, comenzó a trabajar en la mina a los diecisiete años. Cursó estudios de Derecho en la UNED, carrera que dejó sin concluir para dedicarse a la representación laboral y la actividad sindical. Interesado en las diferentes disciplinas culturales, aficionado a la pintura, la lectura y la narrativa, en cuya modalidad ha visto publicados algunos relatos, se ha sentido desde siempre atraído por el entorno natural y la geografía humana. En la actualidad, se ocupa en completar una colección de relatos de temática minera y, entre otros proyectos, trabaja sobre la infancia y adolescencia de las generaciones de los años sesenta y setenta del pasado siglo, el papel de las mujeres como precursoras en el ámbito profesional o las particularidades del oficio minero en el valle.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad