POLÍTICA

El pacto UPL-Ugal dinamita la unión del leonesismo

Las corrientes críticas internas del partido, los movimientos de leonesismo social y las formaciones disgregadas coinciden en lamentar la "subasta pública de cargos y puestos" que supone el acuerdo electoral que hoy firman López Sendino y Matías Llorente.

imagen
C.J. Domínguez | 19/09/2014 - 09:20h.

Entre enero de este mismo año, cuando el secretario general de Unión del Pueblo Leonés (UPL), Eduardo López Sendino, anunció a bombo y platillo una ofensiva para volver a aglutinar a todas las fuerzas dispersas políticas y sociales del leonesismo, y el día de hoy, en el que formalizarán un acuerdo electoral histórico con el sindicato agrario Ugal-UPA de Matías Llorente, han pasado menos de nueve meses. Pero esa firma que hoy estamparán ambos en el documento que unirá sus destinos políticos de cara a las elecciones municipales de 2015 ha tenido ya su primer efecto inmediato: el acuerdo parece dinamitar toda esperanza de unión y reconciliación del leonesismo.

Esta es al menos la lectura de las organizaciones políticas nacidas de antiguas escisiones de UPL, de buena parte de los colectivos del llamado leonesismo social e incluso de las corrientes críticas internas, encarnadas sobre todo en el colectivo 'Unimos ilusiones' que encabeza Lorenzo Callejo. Y sus posiciones coinciden en las duras críticas al pacto UPL-Ugal, o Sendino-Llorente, sobre todo por considerarlo un acuerdo que lleva añadido un reparto de candidaturas y cargos de relevancia, dentro del que se da por hecho que Matías Llorente aspira a volver a garantizarse un acta de diputado provincial en el Palacio de los Guzmanes.

Precisamente es quien presentara candidatura alternativa a Sendino, Lorenzo Callejo, el que acaso sea más duro en sus valoraciones de esta "subasta pública de cargos puestos", porque observa en el 'pasteleo' "lo peor de la vieja política, justo aquello de lo que están más hartos los ciudadanos, que ya no admiten estos acuerdos hechos sólo para colocar a determinadas gente en determinados sitios", algo que recuerda era la médula espinal de su propuesta en el útimo congreso provincial de UPL y que "quizá ahora es lo que les está dando más puntos a ciertos partidos emergentes", como puede ser el caso de Podemos.

Callejo: "Lo respetamos, pero se equivocan"

Callejo, que se da la circunstancia de que es miembro del sindicato Ugal-UPA al tiempo que afiliado a UPL y alcalde de Soto de la Vega, valora que "Matías quizá busca poder ofrecer un diputado a sus afiliados", y afirma respetarlo, pero se pregunta si no hubiera sido oportuno "intentarlo con otros partidos que podrían ofrecer el valor añadido de tener representación en Europa", escenario vital para el campo. Y estima que la Unión del Pueblo Leonés de Sendino encara "su última oportunidad para poder sobrevivir" con una decisión que desde la corriente 'Unimos ilusiones' "respetamos, pero con la creencia de que se equivocan".

Con asuntos como este, aunque no solo, Lorenzo Callejo en lo personal advierte que "seguiré hasta el final de la legislatura, porque me comprometí y me debo a la UPL", pero "si esta dinámica no cambia y el partido no se abre a primarias, asambleas y participación de todos, ya veremos qué hago... y me temo que éstos no cambiarán".

Díaz Cano: Entre el "zorreras" y el "socialisto"

Por su parte, el líder provincial del Partido Autonomista Leonés (PAL), Miguel Díaz Cano, se considera "engañado" por el paripé escenificado por Sendino a principios de año para buscar una posible aproximación encaminada a la 'reunificación' bajo las siglas de UPL, que a estas alturas sabe que fue "de cara a la prensa y poco más, porque nunca tuvieron intenciones reales" que, además, ahora con la firma con Ugal-UPA se tornan imposibles.

Díaz Cano es duro e irónico al calificar a ambos firmantes del acuerdo electoral de hoy. Considerando a Sendino "un zorreras" al que le mueven sobre todo "las ganas de consolidarse" en la formación y el Ayuntamiento de León; y calificando de "socialisto" a Matías Llorente (en referencia al mismo pacto que mantuvo durante años con el PSOE, roto este mandato), sobre quién se pregunta "si lo que de verdad desea es ser un fósil de 80 años en la política, cuando lo que hay son demasiados fósiles". Y por último, el máximo responsable del PAL advierte de que "ya veremos qué alcaldías consigue sacar por el Sur de León sin el PSOE", sembrando así la duda de que salgan las cuentas que estiman que Llorente volverá a ser diputado provincial.

Cheva: "Las bases tienen que elegir estas cosas"

Es precisamente esta "hipótesis", como la llama Felix Perez Echevarría 'Cheva', cabeza visible de Esllabón Lleonesista, la que más molesta en esta formación social, un pacto de cargos que "si fuera como parece que es, supone uno de nuestros puntos de desunión" porque tiene claro que "son las bases las que tienen que elegir este tipo de cosas".

'Cheva' recuerda que en aquel proceso de diálogo y acercamiento bajo las siglas de UPL, Esllabón no pasó de garantizar "una colaboración en cosas muy determinadas y una ayuda mutua" pero sin vincularse completamente como pretendía Sendino, esencialmente "porque no veíamos el partido a nuestro gusto". Y pactos como el de hoy no ayudan: al contrario, demuestran que "se arrastran problemas de atrás y defectos que todos criticamos". Y eso a pesar de que "personalmente" sí ve con buenos ojos "el bagaje de Matías Llorente en su defensa de la provincia y que considera "positivo todo lo que sea unión y lucha en común".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad