Quantcast

2014: EL AÑO DE LOS TRES PRESIDENTES EN LA DIPUTACIÓN DE LEÓN

El 'annus horribilis' de la Diputación de León

La institución provincial, que ha soplado 201 velas este 2014, ha visto en lo que va de año como su Presidenta -Isabel Carrasco- ha sido asesinada y su sucesor -Marcos Martínez- encarcelado por presunta corrupción. También ha fallecido su Presidente de 1984 a 1991 -Alberto Pérez Ruiz- y 'resueltos' algunos de los históricos problemas que arrastraba.

imagen
Marcos Martínez e Isabel Carrasco. Foto: Carlos S. Campillo/Ical
A. Vega | 02/11/2014 - 12:07h.

2014 va a ser recordado, y faltan todavía dos meses, como uno de los peores años de la historia de la Diputación de León. Un año en el que tendrá tres presidentes y en el que ha copado parte de las portadas y actualidad nacional, y no precisamente por hechos que destaquen su vetusta trayectoria. La expresión 'annus horribilis', popularizada por la reina de Inglaterra Isabel II en 1992 tras los escándalo que acosaron a la monarquía inglesa le viene que ni pintada para definir este año.

La Diputación de León nace en el año 1813, celebrando su primer pleno un 30 de junio. Una institución que nace al amparo de la libera Constitución de Cádiz de 1812 y que en la actual vigente se consagra como órgano representativo del poder municipal de la provincia de León. El 200 aniversario fue celebrado con 400.000 euros de presupuesto y una serie de actividades cuyo resultado fue más bien discreto.

Lo cierto es que las Diputaciones han vivido los últimos años en el ojo del huracán. El PSOE ha propuesto su supresión a la vez que el Partido Popular las ha reforzado en su polémica Reforma Local, plasmada en la Ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local. Un refuerzo de competencias que le permite encargarse de servicios de los municipios que los hagan a un coste excesivo, lo que refuerza la posición del Palacio de los Guzmanes ante los caciques locales.

Políticamente el año comenzaba en la Diputación de León con retos pendientes encima de la mesa que se enquistaban. Uno era la creación de más parques de bomberos a lo largo y ancho de la extensa geografía provincial. Con el nuevo marco local las competencias quedaban en manos de la Diputación y los ayuntamientos pero esa patata caliente seguía sin tener acuerdo. Quizás porque nunca se sentaron a hablar dos 'enemigos íntimos' y responsables del asunto como eran Isabel Carrasco y el consejero leonés de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván. La solución llegaría escasas semanas después de la muerte de la Presidenta.

El otro asunto de enjundia era el traslado de las 400.000 balas de basura del Páramo que desde 2004 permanecían en una finca de Santa María. La necesidad de ampliar el vertedero provincial para acogerlas y la polémica con los municipios colindantes se cocinaba en la sede provincial para poner fin a un problema heredado y que quizás abra otros. Tras el fallecimiento de Carrasco se daría a conocer la decisión de traslado y ampliación del CTR de San Román de la Vega.

Carlos S. Campillo / Ical. El presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez, detenido en una operación contra una trama de corrupción que investiga la Audiencia Nacional.
Carlos S. Campillo / Ical. El presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez, detenido en una operación contra una trama de corrupción que investiga la Audiencia Nacional.

Los juicios eran otro de los asuntos que copaban la actualidad del Palacio de los Guzmanes. Un goteo de sentencias en los cuatro primeros meses del año en materia laboral ponían en tela de juicio la limpieza de los asuntos de Personal en la Diputación. La situación era tal que el Pleno tuvo que aprobar una ampliación de los fondos dedicados a la defensa jurídica en 400.000 euros en abril, para afrontar los casi 100 juicios que mantiene la institución. El goteo de sentencias contra varias plazas y designaciones a dedo de funcionarios ha seguido el resto del año. Destaca sobre todo la anulación de las plazas de secretario-interventor y tesorera en Gersul, el entre gestor de las basuras; ambas fueron otorgadas a personas de plena confianza de la presidenta -el interventor de la Diputación e imputado en Púnica Jesús 'Suso' López y la excandidata del PP en San Andrés, Isabel Fernández. Hoy ambos ya están fuera ante el temor a un nuevo proceso judicial.

Lo único que quitaba a principios de año el sueño a Isabel Carrasco, como confesaría en una comida el mismo día de su asesinato, era su imputación judicial en el llamado 'caso de los kilometrajes'. Se trataba de una investigación judicial que buscaba aclarar si la presidenta de la Diputación pudo haber cobrado unos 40.000 euros en dietas de Caja España-Duero y Tinsa a la vez que se desplazaba usando el coche oficial de la institución provincial. Pese a la estrategia judicial de su defensa el caso avanzaba y a Isabel Carrasco le irritaba profundamente que algunos medios -entre ellos éste- informaran de los avances (para alante y para atrás) del caso. De hecho lo último que hizo para paralizar la investigación (abril de este 2014) fue denunciar ella misma a sus denunciantes por revelación de secretos. El auto que desestimaba su denuncia cuestionaba abiertamente a la juez del caso, Blanca Esther Díez, y criticaba que en los dos años de investigación no llamase a declarar a Carrasco como imputada y aceptase varias peticiones inusuales de la defensa. Con su muerte el caso ha sido cerrado.

Muere asesinada Isabel Carrasco

La mujer más poderosa de León, y seguramente una de las que más poder ha tenido y ejercido en su historia, fallece un 12 de mayo tiroteada en el puente de la Condesa de la capital leonesa. Y ahí comenzaba un seísmo político que ha culminado con su sucesor y mano derecha durmiendo en la cárcel imputado por seis presuntos delitos de corrupción.

La muerte de Isabel Carrasco copó todos los titulares habidos y por haber en la prensa, digitales, radios y televisión nacional. Además de provocar una ola de comentarios en las redes sociales tras lo que hubo una polémica de tal intensidad que voces en el PP pidieron una regulación después de ello. Que Isabel Carrasco era poco popular era conocido por ella y por todos los que la rodeaban, pero la reacción de indiferencia, odio e incluso alegría por su asesinato será seguramente objeto de análisis social en los próximos años.

La causa de su asesinato está en el odio acumulado contra Carrasco por la presunta autora material Montserrat González y su hija Triana Martínez, mujer e hija del comisario de Astorga. Ambas militantes del PP y cercanas a Isabel Carrasco, a la que ayudaron internamente (como muchos otros) a conseguir el poder en el partido provincial y mantenerse en él. Triana Martínez trabajó en la Diputación de León como ingeniera de telecomunicaciones y una bronca con Isabel Carrasco la llevó al ostracismo profesional y a una persecución personal que acabó con una fallecida y tres mujeres en la cárcel por el asesinato del Bernesga.

González Pons, Arenas, Herrera y Rajoy en el funeral de Isabel Carrasco | Foto: C.S Campillo (ICAL)
González Pons, Arenas, Herrera y Rajoy en el funeral de Isabel Carrasco | Foto: C.S Campillo (ICAL)

Y con la muerte de Carrasco llegó la sucesión en el 'trono' del Palacio de los Guzmanes. Que recayó en la mano derecha de Carrasco y gracias a quien ella había podido llegar a la Diputación, el alcalde de Cuadros Marcos Martínez.

Fallecimiento del expresidente Alberto Pérez Ruiz

Entre 1984 y 1991 la Diputación de León estuvo gobernada por Alberto Pérez Ruiz 'Albertón', como era conocido el dirigente socialista, fallecido el 28 de mayo de este año. El también exalcalde de Valencia de Don Juan fue uno de los políticos que marcó los primeros años de la entonces joven democracia española. Representante del poder rural gobernó la Diputación no sin problemas internos, hasta que un tal José Luis Rodríguez Zapatero, entonces secretario general de la Federación Socialista Leonesa del PSOE, logró apartarlo del cargo en beneficio de Agustín Turiel.

Acuerdos 'imposibles' en la Diputación

La llegada de Marcos Martínez a la Presidencia de la institución provincial un 30 de mayo se realiza siguiendo el orden sucesorio en medio del 'shcok' por la muerte de Carrasco. El alcalde de Cuadros había llegado a la institución provincial en 2007 de la mano de la fallecida Presidenta donde ejercía como vicepresidente. También en 2012 Carrasco le había nombrado Coordinador General del PP leonés, una especie de vicepresidencia en el partido.

Martínez Barazón llegó prometiendo seguir "la senda marcada" de Isabel Carrasco y con pocos cambios, quitando los lógicos ascensos, en el núcleo duro de la Diputación que gobernaba con la Presidenta. En sus cinco meses de mandato, que justo cumplió comparenciendo en la Audiencia Nacional ante el juez Eloy Velasco, Martínez apenas dio dos ruedas de prensa. Aunque buscó incrementar su perfil público realizando los clásicos viajes de inauguración de obras de Carrasco buscando popularizarse para mantener el sillón en la próxima legislatura. Para ello buscó también ser presidente del PP leonés, ya que era su única opción para garantizarse el Palacio de los Guzmanes ya que el partido estaba partido en trozos tras la presidencia de Carrasco desde 2004. Precisamente el juez Eloy Velasco le ha mandado a prisión sin fianza por seis presuntos delitos de corrupción que relaciona en su auto con su intención de mantenerse en la cúspide del poder.

Pero en estos cinco meses Martínez si ha tenido la inteligencia política de alcanzar acuerdos enquistado bajo el mandato de Carrasco. El más destacado, y contestado, ha sido el de los parques de bomberos provinciales. Un acuerdo alcanzado con un enemigo interno en el partido como es Antonio Silván que evidencia que quizás Carrasco era parte del problema. En total habrá 22 parques de bomberos voluntarios y sólo habrá dos profesionales, los que ya existen en León y Ponferrada. Un acuerdo idéntico al que en 2009 la Diputación rechazó con Isabel Carrasco al frente y que ahora en el 2014 empieza a materializarse.

Otro asunto en el que Martínez Barazón ha logrado un acuerdo ha sido el de la línea eléctrica de San Isidoro y su uso y extensión hasta la estación asturiana de Fuentes de Invierno. Finalmente habrá un pago al 50% del coste de la instalación pero en pagos a plazos, algo que la Diputación rechazaba en tiempos de Carrasco.

Detención e ingreso en prisión por corrupción

Isabel Carrasco, Alejandro de Pedro y Martos Martínez. Los dos últimos en prisión en la operación 'Púnica'.

Y los cinco meses de Marcos Martínez como presidente de la Diputación los pasa en un calabozo de la Guardia Civil en Madrid, esperando a declarar ante el juez Eloy Velasco en el marco de la operación anticorrupción 'Púnica'. Fue detenido apenas el lunes 27 de octubre, apenas tres días antes de cumplir cinco meses de Presidente, en la propia Diputación de León. Cuando ya estaba detenido y los medios ya lo relacionaban con 'Púnica' personas cercanas iniciaron una ceremonia de la confusión asegurando que estaba en su despacho en una reunión "muy importante". Era tan importante que estaba con los tres agentes de la UCO de la Guardia Civil que vinieron desde Madrid a detenerlo y se lo llevaban junto a escogida documentación. Una ceremonia que siguió mientras estaba detenido publicando medios afines la posibilidad de que fuera puesto en libertad o con cargos pero sin medidas cautelares. Pero en este espacio de tiempo el PP le expulsó como militante, junto al resto de implicados en 'Púnica', en una acción inusitadamente dura en el partido a nivel nacional debido a la indignación ciudadana. Una operación que ha provocado que hasta Mariano Rajoy haya tenido que pedir perdón.

Tras pasar menos de una hora ante el juez y conocer su ingreso en prisión Marcos Martínez ha deslizado un interés político en la operación 'Púnica'. Pero lo cierto es que hay correos electrónico que vinculan a la Presidencia de la Diputación con el empresario Alejandro de Pedro, llamado 'conseguidor' de la red organizada por el juez Velasco

La Diputación de León, cuatro días después de la detención de su presidente, ha rebuscado contratos con las empresas ya investigadas en la trama 'Púnica'. De momento afirman que sin resultado. Pero apunta el juez en el auto de prisión que Martínez habría buscado usar contratos públicos en la estación invernal de San Isidro para lograr seguir de Presidente. Esto es, en beneficio propio y de sus interlocutores según la Audiencia Nacional.

Así las cosas con la negativa de Marcos Martínez a dimitir como Presidente, parece ser que aconsejado por sus abogados, el PP tiene que montar una moción de censura para desalojarlo del poder, pero no podrá quitarle sus actas de diputado y concejal. Aunque la mayoría absoluta la mantienen los populares dado su éxito electoral de 2011. Lo curioso del caso es, además de que el PP haga una moción de censura para desalojar a uno de los suyos, que Martínez al ser expulsado del PP pasará al Grupo de los No Adscritos, en compañía del exsocialista Matías Llorente y la exalcaldesa de Valderas, Cristina López. Y es más, si Marcos Martínez sale de prisión y no ha devuelto su acta tendrá que tener voz y voto en todas las comisiones de la Diputación. Y habría que ver qué vota enfrente de sus compañeros de gestión y partido.

El proceso de sustitución de Marcos Martínez, a cargo del diputad y alcalde de Valdelugeros Emilio Orejas, se podría alargar unas tres semanas debido al proceso garantista interno del PP en la expulsión del partido del alcalde de Cuadros y el plazo para convocar la moción de censura. Entonces ya tendríamos para Navidad un nuevo Presidente, que deberá aprobar unos nuevos Presupuestos e intentar que vuelva el brillo político a la Diputación, "la más transparente de España". O al menos eso asegura en sus espacios publicitarios, no cancelados estos días de tormenta. ¿Quién lo pone en duda?

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad