Quantcast

INTEGRACIÓN FERROVIARIA EN LA CIUDAD DE LEÓN

iLeon.com desvela la 'solución pasante' que el Ministerio propone para la Alta Velocidad en León

El nuevo proyecto de integración de Fomento recuperará la vieja estación, en cuyo subsuelo se cogerá el AVE y el resto de trenes, y plantea casi un kilómetro de una suerte de canal de riego para el tren que los coches sólo franquearán con carreteras elevadas en la prolongación de Ordoño II y el paso a nivel del Crucero. San Andrés se queda fuera de la 'integración'.

imagen
C.J.Domínguez/A. Vega | Gráfico: Dativo Rodríguez | 17/02/2015 - 22:50h.

Una especie de canal de riego de casi un kilómetro por el que circularán las vías. La vieja estación de Renfe como parada de unos convoyes de trenes que los pasajeros habrán de coger en unos andenes subterráneos, a unos 3-4 metros bajo el nivel actual de la calle. Y dos pronunciadas elevaciones de dos viales principales de la ciudad, como son la prolongación de Ordoño II y el cruce con la Avenida Doctor Fléming (es decir, en el antiguo paso a nivel del Crucero). Y esto, dejando al margen el municipio de San Andrés del Rabanedo.

Estos son los hitos principales de la 'solución pasante', que no soterrada, que anunciará el Ministerio de Fomento para la integración ferroviaria en León capital cuando se produzca la esperada visita a la capital leonesa de la ministra, Ana Pastor, prevista para el mes de marzo. Hitos que por primera vez desvela en exclusiva iLeon.com y que forman parte de un proyecto a muchos años vista para poner fin al criticado 'fondo de saco' que supone ahora la estación provisional de ferrocarril en la ciudad.

En esencia, la 'solución pasante' recupera muchos de los detalles del planteamiento originario que se barajó en su día para la primigenia llegada de la Alta Velocidad, cuando en el Ayuntamiento gobernaba Mario Amilivia y el ministro era Álvarez Cascos, que sumaba 450 metros. Y queda muy lejos del ambicioso plan aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, cuyo coste de 350 millones de euros para 'enterrar' totalmente el AVE a su paso por León y San Andrés es considerado hoy económicamente inviable.

El gráfico (parte superior de la información) recoge cómo será la integración ferroviaria de las líneas de Renfe, ahora en manos de Adif, para el futuro de León. La llegada del AVE, prevista para este semestre, será a la estación provisional de León conocida como 'fondo de saco'.

Un kilómetro de 'brecha'

El ambicioso soterramiento de Zapatero, de 2.700 metros y que en buena parte se financiaría con la construcción de 6.000 viviendas, creando, dijo "una nueva ciudad", se quedará ahora en poco menos de 1.000 metros de intervención, un kilómetro de 'brecha'.

El nuevo plan ministerial contempla que las vías del tren que accederán por el sur a la capital comenzará a bajar de cota de manera muy paulatina a la altura del parque municipal de Bomberos de Sáez de Miera, durante no más de 250 metros hasta descender unos 3-4 metros poco antes de llegar a la vieja estación ferroviaria de toda la vida. El mínimo de metros en llano que necesita el tren en la antigua estación es de 450.

Una solución soterrada, en Gandía, muy similar a la que Fomento propondrá para Leon bajo la antigua estación de Renfe. / Foto de Euroferroviarios.net
Una solución soterrada, en Gandía, muy similar a la que Fomento propondrá para Leon bajo la antigua estación de Renfe. / Foto de Euroferroviarios.net
La Ministra de Fomento aseguró en el túnel de Pajares que el tren entraría y saldría de León "por donde dicta el sentido común", "por donde toda la vida".

Para conseguir la llegada, iLeon.com ha confirmado de fuentes técnicas y políticas que será necesario subir la actual altura de la prolongación de Ordoño II por la que circulan los vehículos, porque de otro modo no sería posible mantener el tráfico por la zona. Ahí, cerca de una estación provisional que quedará infrautilizada, se creará necesariamente la primera gran barrera visual desde el barrio del Crucero al centro de la ciudad el subir la actual cota de la calle.

Estación bajo tierra

La vieja estación apenas se toca en superficie, más allá de una considerable intervención para ponerla al día tras años cerrada. Pero los viajeros deben olvidarse de apearse o coger el AVE en los andenes de siempre porque el semisoterramiento obligará a que esta maniobra se realice a casi 3-4 metros por debajo. A esta cota más baja es donde habrá una playa de vías de unos 50 metros de ancho a la que se accederá por escaleras mecánicas.

El recorrido del tren en dirección al norte de la ciudad continuará hacia al antiguo paso a nivel del Crucero, comenzando las vías de nuevo a recuperar el plano de la superficie poco antes de llegar a este punto. Y allí, nuevamente, la avenida Doctor Fléming tendrá que ser considerablemente elevada para conciliarse con el tráfico, creando como en la prolongación de Ordoño una segunda barrera visual. Y el AVE emergerá en su totalidad poco antes de comenzar a correr paralelo a la avenida Párroco Pablo Díez.

Cabe destacar que, salvo en las confluencias con la prolongación de Ordoño II y Doctor Flémig, la 'solución pasante' del AVE no admite en todo este recorrido más cruces para vehículos y queda por decidir la ubicación final de otros pasos para peatones que obligarán a retomar algunas pasarelas elevadas que desaparecieron en 2011 a raíz del cierre del viejo paso a nivel del Crucero.

Adiós a la integración en el alfoz

Una vez desvelados por iLeon.com los detalles principales de la solución final que 'venderá' el Gobierno del PP, en gran medida para satisfacer las exigencias de Asturias de que el actual 'fondo de saco' no retrase más de 20 minutos el tiempo del AVE hacia el Principado, la única gran incógnita pendiente será su coste previsto. Aunque otra duda importante que Ana Pastor debe desvelar es el plazo que el Ministerio de Fomento prevé para la ejecución de este nuevo proyecto de semi-integración.

Aunque si hay algo seguro es que las previsiones más optimistas no bajan mucho del año 2020, es decir, uno plazo de unos cinco años entre redacción, adjudicación y ejecución y puesta en servicio. Mientras, el esperado AVE que situará a León a una hora y 45 minutos del centro de Madrid en apenas tres meses tendrá que seguir sufriendo la entrada-parada-marcha atrás actual a la estación provisional. Por otro lado, parece difícil que San Andrés del Rabanedo recupere la esperanza de que el tren de alta velocidad sea integrado por este municipio. Los elevados costes lo impedirían.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad