Quantcast

Escándalo político

El despilfarro que dejó en Madrid el diputado nacional leonés Alfredo Prada Presa

La Ciudad de la Justicia que impulsó como consejero de Esperanza Aguirre en el Gobierno autonómico de Madrid ha costado 105 millones de euros al erario público a pesar de no haberse ejecutado, incluyendo salarios de hasta 105.000 euros a los 20 empleados a dedo, 17 de ellos jefes, según desvela El País. Prada hoy es diputado nacional, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso y miembro de la dirección nacional del PP de Rajoy como responsable de Exteriores.

imagen
Madrid.org
C.J. Domínguez | 25/08/2015 - 17:58h.

Detrás de "la infraestructura judicial más grande del mundo", la Ciudad de la Justicia de Madrid proyectada por el Gobierno autónomo madrileño, no sólo hay un gran escándalo sino un escándalo leonés. Porque las recientes investigaciones publicadas por El País ponen en solfa los enormes dispendios de dinero público que el megalómano proyecto ha supuesto a los contribuyentes, nada menos que 105 millones de euros desde el año 2007 para un complejo mastodóntico que nunca llegó a ver la luz.

El nombre propio político que destaca en este dispendio, junto al de la entonces presidenta del PP en la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, es el del popular leonés Alfredo Prada Presa, a la sazón vicepresidente segundo y consejero de Justicia e Interior de Aguirre y actualmente diputado nacional electo por la provincia de León, por la que concurrió en 2011 como número 1 del PP. También en la actualidad, este leonés ostenta la Presidencia de la Comisión de Justicia en el Congreso de los Diputados y además ocupa un cargo orgánico de relevancia nacional dentro del PP, como secretario Ejecutivo del Partido Popular en el Exterior.

El 'pellizco' de 10,6 millones de Norman Foster, como ejemplo

En dos consecutivas exclusivas firmadas por José Antonio Hernández, el diario El País ha detallado de dónde salieron los gastos de 105 millones de euros que el proyecto de la Ciudad de la Justicia ha costado, a pesar de resultar un sonado y fallido intento con el paso de los años. Por ejemplo, y en otros, por culpa de los 10,6 millones de euros que ha cobrado el prestigioso arquitecto británico Norman Foster, del total de 13 millones que reclamó por proyectar dos edificios judiciales de los doce planteados en su día, y que por supuesto no se han llegado a ejecutar. Una firma muy mediática a la que no faltó Prada Presa junto a Esperanza Aguirre, como atestiguan fotografías del evento pocos meses antes de que el leonés abandonara el Gobierno autonómico madrileño.

Madrid.org
Alfredo Prada con Esperanza Aguirre en la firma del contrato con el arquitecto Norman Foster, en virtud del cual ha cobrado más de 10 millones de euros por dos edificios jamás constuidos. / Madrid.org

 

Por otro lado, y también según documentos desvelados por El País en su edición de hoy, parte del 'agujero' se debió a la contratación a dedo o por razones de afinidad o parentesco de un total de 20 trabajadores de la entidad que se denominó Campus de la Justicia de Madrid. Pero a pesar de que su labor llegó a ser prácticamente nula, dado el frenazo del mega proyecto en 2012, de esos 20 empleados, 17 ocupaban altos cargos de jefes, con nóminas que en algunos casos alcanzaban los 105.000 euros. 17 jefes frente a 3 subordinados para una entidad que carecía de funciones reales, una situación sostenida en el tiempo en su mayor parte durante la época en la que Alfredo Prada ya había abandonado el Gobierno de Madrid.

O mejor dicho, casi más 'expulsado' que abandonado. Porque hay que recordar que Prada Presa salió del Gobierno de Esperanza Aguirre a raíz de decantar su apoyo político a Mariano Rajoy frente a la posible candidatura de la 'lideresa' a dirigir los destinos del PP nacional. Fue entonces cuando el sucesor de Prada, Francisco Granados (otra mano derecha de Aguirre hoy encarcelado por la Operación Púnica) presuntamente ordenó la trama de espionaje que supuestamente utilizó recursos públicos para 'bucear' en las vidas privadas de varios nuevos 'enemigos' de Esperanza Aguirre. Entre otros, el propio Prada Presa y el vicealcalde de Madrid y número 2 de Alberto Ruiz Gallardón, el berciano Manuel Cobo. Otro leonés archienemigo de la polémica ex presidenta.

Un fallido macroproyecto en Valdebebas

La Ciudad de la Justicia de Madrid, "la infraestructura judicial más grande del mundo" como el Gobierno Esperanza y Prada no se cansaban de repetir, estaba proyectada Valdebebas, junto a la Ciudad Deportiva, para agrupar hasta 14 sedes judiciales que entonces permanecían diseminadas por la capital de España, con capacidad para 5.000 funcionarios. Durante el más del año de Consejería de Justicia e Interior, el hoy diputado nacional leonés hizo de este macroproyecto su bandera, a tal unto que incluso le otorgaron a título personal algunos premios, como el Premio Iniciativa Social Pública que le dio Madridiario en 2008 y cuya retransmisión incluidos en vídeo bajo esta información.

VÍDEO del premio otorgado a Alfredo Prada Presa por el proyecto de la Ciudad de la Justicia de Madrid:

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad