Quantcast

13 CONGRESO DEL PP DE CASTILLA Y LEÓN

Tensión en el PP de Castilla y León con recogida masiva de avales en blanco para elegir presidente

El Partido Popular autonómico vive su particular 'semana de pasión' con la incertidumbre de si Herrera repetirá al frente del partido o bien se vive un 'choque de trenes' entre Antonio Silván y Alfonso Fernández Mañueco. De momento hay una recogida masiva de avales, pero algunos con el candidato en blanco.

imagen
De izda a dcha: Antonio Silván, Juan Vicente Herrera, Pablo Casado y Alfonso Fernández Mañueco. Foto: Juan Lázaro / ICAL
A. Vega | 07/03/2017 - 12:28h.

Jornadas de infarto y alta tensión las que se viven estos días en el Partido Popular de Castilla y León, pendiente de conocer el nombre del candidato, o candidatos, a dirigir la formación conservadora que lleva en el gobierno autonómico desde 1987. Las dudas manifestadas públicamente por Juan Vicente Herrera, presidente del PP desde 2002, han llevado a una inusitada situación en el partido, consciente de que en su decimotercer congreso está en juego mucho más que el poder en la formación.

Hasta este viernes 10 de marzo (a las 20 h.) es el plazo que tienen los aspirantes a presidir el PP autonómico para presentar su candidatura y avales. Los requisitos son pocos, estar al corriente de pago como afiliado 'popular' y llevar un año con el carné. Los avales también son mínimos, ya que apenas se necesitan 90 firmas para aspirar a ser candidato pero, detalle importante, ningún afiliado puede avalar a dos candidatos. Y el que más avales consiga podrá elegir el turno de intervención en el Congreso, si llega a él.

A estas alturas del proceso quedan tres aspirantes en liza según fuentes populares: el propio Juan Vicente Herrera, y los consabidos alcaldes de Salamanca y León, Alfonso Fernández Mañueco y Antonio Silván. Durante el fin de semana decayó la candidatura del 'genovés' Pablo Casado, que aparecía como una solución joven al revuelo interno en la formación conservadora por suceder a quien preside la Junta desde el año 2001.

Según ha podido conocer este periódico este lunes tuvo lugar una reunión en Valladolid entre Herrera, Mañueco y Silván en la que se ha abierto en canal la carrera sucesoria, lanzándose los aspirantes a la recogida masiva de avales. Esos avales serían clave para nueva reunión, que podría ser este miércoles, en la que se decidirá si Herrera sigue o se abre una guerra entre Mañueco y Silván por coger el cargo, y que sean los militantes los que decidan en urna a quién prefieren en primer término.

Lo llamativo de la recogida masiva de avales que se está realizando es que muchos de los formularios en los que se pide el aval, recordemos que cada militantes sólo puede firmar por un candidato, no tienen relleno el nombre del candidato aunque quien los solicita aclara para quién son, bien Mañueco o bien Silván. Un hecho que fuentes populares atribuyen a la indecisión permanente de Herrera, que podría quedárselos de forma mayoritaria si decide repetir y así tendría el trabajo hecho. Si la diferencia de avales que tengan el miércoles Silván y Mañueco es muy importante podría ser definitiva para conocer el nombre del sucesor e inclinar la balanza del lado leonés o salmantino.

La situación en este momento en el PP es de 'choque de trenes' total entre el Gobierno autonómico y la sede nacional del PP de Génova, donde su número 3, el zamorano Fernando Martínez Maíllo apoya de forma clara a Mañueco como sucesor. Por contra el Gobierno de Herrera y en especial el consejero de Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez reman a favor de Silván con intensidad. La tensión entre los bloques es tal que nadie descarta que por primera vez en la historia del PP autonómico los militantes tengan que elegir entre dos aspirantes.

El 17 de marzo será la fecha en que, por vez primera, las bases 'populares' de la formación de centro-derecha podrán votar, aunque haya sólo un candidato, a quien aspira a liderarlos en primera instancia. Pero para ello deben inscribirse antes en la web del PP de Castilla y León, lo que genera más incertidumbre ante un posible resultado si hay dos precandidatos. Para llegar a la segunda y definitiva vuelta en el congreso del 1 de abril, ya sólo con compromisarios, en Valladolid el reglamento dice que pasarán los dos más votados, pero si uno obtiene más del 50% de los votos o 15 puntos de diferencia y es el más votado en 5 de las 9 provincias será candidato único.

Si relevante es el voto a los candidatos también es importante el resultado de la segunda urna que colocará el PP en sus sedes el 17 de marzo. Y todo porque los compromisarios podrían decidir en el Congreso el nombre del líder. El número total de compromisarios será de 1.219, un millar electos y el resto 213 son miembros natos (de la actual Junta Directiva) y otros seis del Comité Organizador.

Pero, ¿de dónde se eligen los compromisarios?. La provincia de León encabeza la lista con 218, seguida de Valladolid con 143, Salamanca 130, Zamora 113, Palencia y Ávila con 91, Segovia 81, Burgos 85 y Soria con 47. El reglamento del Congreso permite que los precandidatos a presidir el partido puedan, también, presentar candidatos a compromisarios.

El asunto de fondo es si en tiempos de nueva política el PP autonómico optará por elegir lider entre el apaño o dedazo tradicional que aupó a Herrera o la democracia interna, a su manera, se abre paso en el partido.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad