Quantcast

memoria histórica

El Ayuntamiento de León defiende sus criterios para no renombrar 20 calles denunciadas como franquistas

León en Común niega "legitimidad" al grupo de expertos que debate la retirada de referencias de la dictadura en el callejero de la capital leonesa.

imagen
Calle Capitán Cortés de la capital leonesa. / Carlos S. Campillo / ICAL
Ical | 03/08/2017 - 13:14h.

La concejala de Cultura, Patrimonio y Turismo de León, Margarita Torres, apeló este jueves al "sentido común" y al "estricto cumplimiento" de la Ley de la Memoria Histórica para evitar que el cambio de nombres del callejero cuyo objetivo es retirar del nomenclátor las referencias franquistas acabe eliminando nombres de "personajes famosos durante la época de la Restauración", que no tuvieron que ver con el régimen al ser anteriores a la Guerra Civil.

En ese sentido, Torres recordó que los requisitos que marca la Ley para retirar el nombre de una persona estipulan que ésta haya incurrido en enaltecimiento del franquismo, crímenes de guerra o delitos de sangre. En esta clasificación entrarían las calles dedicadas al Generalísimo o a los generales Yagüe, Mola, Sanjurjo y Millán Astray o al capitán Cortés.

En cambio, quedarían fuera las calles dedicadas a Fernando González Regueral, concedida en 1923, o a Luis de Sosa, héroe de la Guerra de la Independencia, que alzó a los leoneses contra las tropas de Napoleón. Según Torres, la retirada de esos nombres supondría una "cuestión anacrónica".

Además, la concejala valoró que sea un gobierno del PP el que "se ponga las pilas" para cumplir con la Ley de Memoria Histórica y anunció que las calles que cambien de nombre recuperarán su denominación tradicional anterior a las impuestas por el franquismo.

"Legitimidad" del grupo de expertos

Por su parte, el grupo municipal León en Común (LeC) aseguró que el grupo de expertos que debate la retirada de la nomenclatura franquista en las calles de la ciudad carece de "legitimidad", ya que no hay representación del Área de Historia Contemporánea de la Universidad de León (ULE), ni de las asociaciones memorísticas impulsoras de la Ley y a las que la misma reconoce como defensoras de la dignidad de las víctimas, denunciaron.

"Atreverse a decir que personajes como Carlos Pinilla no merecen ser retirados del callejero es un insulto a la memoria y a la dignidad de las más de 100.000 personas que aún están en las cunetas de este país", lamentaron. En ese sentido, recordaron que Pinilla fue Gobernador Civil de León en el año 1940, voluntario de la División Azul y, hasta su muerte, miembro de la dirección de la Junta Nacional de Excombatientes de la misma.

Además, en sus archivos figuraron listados de personas asesinadas y acciones para la represión de las conductas sexuales. En los años 40, comenzó la ordenación urbana de lo que sería el barrio de Pinilla, de la mano de Ramón Cañas del Rio, arquitecto de la Obra Sindical del Hogar. Fue su condición de jefe de la obra la que permitió a Pinilla acudir a la inauguración del barrio.

Al respecto, LeC anunció que presentará al equipo de Gobierno una propuesta de callejero propia, resultado de una votación popular y en la que participaron asociaciones feministas de la provincia así como el Foro por la Memoria de León. La formación también presentará alegaciones a distintos nombres que la comisión pretende no incluir.

En ese sentido, LeC reivindicó una nueva Ley de Memoria Histórica que corrija los errores de la actual y tipifique los delitos del franquismo como crímenes de lesa humanidad, así como la obligatoriedad de que las administraciones eliminen la simbología fascista y la aplicación de sanciones en caso de incumplir la ley.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad