Quantcast

minería

Carolina López: "La Junta debería invertir los fondos mineros en yacimientos como la resina en vez de en cursos de windows para prejubilados"

El municipio de Villagatón-Brañuelas trabaja por los aprovechamientos de los pinares y el monte. Al frente de esta 'revolución silenciosa' se encuentra la joven alcaldesa, Carolina López (PSOE), que no deja pasar una sola oportunidad para detener la despoblación.

imagen
Carolina López, alcaldesa de Brañuelas.
astorgaredaccion.com | 15/01/2018 - 15:16h.

En nuestras comarcas no deberíamos perder de vista el trabajo que se está desarrollando en el municipio de Villagatón-Brañuelas con los aprovechamientos de los pinares y el monte. Al frente de esta 'revolución silenciosa' se encuentra la joven alcaldesa, Carolina López (PSOE), que como una hormiga no deja pasar una sola oportunidad para detener la despoblación, ese enorme desafío al que se enfrentan nuestros pueblos y que a muy pocos ayuntamientos y políticos parece, de verdad, importar.

Usted accedió a la Alcaldía del Ayuntamiento de Villagatón-Brañuelas en mayo de 2015 tras la muerte de Benjamín Geijo. Usted mantiene del alcalde que estuvo al frente del Consistorio casi cuatro décadas, la lucha contra el fantasma de la despoblación. El último pozo minero, el de Santa Bárbara de Antracitas de Brañuelas, se cerró en 2011, pero desde que en la década de 1990 comenzaron los cierres de las minas, su antecesor apostó por que la actividad económica del municipio no corriera la misma suerte que la minería. Lo intentó con la construcción del polígono industrial.

El municipio tuvo siempre un monocultivo que fue el carbón, aquí la gente trabajaba en la mina. Sí es cierto que la zona de Requejo, Corús, Culebros, era más agrícola, no tiene un clima tan escabroso como el que tenemos aquí en el puerto, en este municipio, la gente compaginó siempre la agricultura y la ganadería con el trabajo en la mina. Benjamín quiso construir el polígono donde hoy están las gasolineras pero tuvo que llegar a un consenso entre todos los concejales y se levantó dónde está hoy en Brañuelas. Hoy está en funcionamiento el vivero de empresas que tiene dos bloques, uno son naves y otro oficinas, las naves sí están ocupadas, hay una empresa de miel y otra que se creó hace apenas tres años de setas. El resto de las parcelas están vacías.

Aquella apuesta de Benjamín hay que entenderla en el contexto del auge de los fondos mineros destinados a la reindustrialización de las zonas mineras y al boom de polígonos industriales que generó la política de la Diputación con la creación del área de Promoción Industrial. Hoy esa vía de desarrollo parece agotada y su equipo de gobierno está apostando por nuevos yacimientos de empleo.

Nosotros tenemos muchas hectáreas de monte, el segundo monte más grande de la provincia lo tenemos aquí, en los Barrios de Nistoso. Nosotros aprovechábamos de él las piñas para encender las cocinas de carbón y la madera de unos montes que gestionan las juntas vecinales y que son todos de utilidad pública menos el de Culebros que es de libre disposición. Aquí nunca aprovechábamos el monte ni para las setas ni para nada. En 2015, cuando yo entré, cambiaron muchas juntas vecinales y se empezó a estudiar la posibilidad de resinar pinos, como ocurre en Tabuyo, con quien tenemos una relación casi de hermanamiento a través de la cooperativa Pinaster. Llegamos a un acuerdo con las juntas vecinales de hacer un estudio para saber qué viabilidad y qué rendimiento tenían los pinos y se vio que era rentable. Aquí la media de producción está entre los 3 y los 3,300 kilos de resina, es decir que nosotros estamos en los mismos niveles en los que puede estar Tabuyo.

Cuando propusieron la idea de resinar ¿lo entendieron en los pueblos?

Aquí cuando dijimos que íbamos a resinar había gente que nos dijo que estábamos locos. Nos dio igual, convocamos a la gente  una vez que tuvimos los números y vimos que era rentable cerramos el círculo, como hacemos con todos los proyectos, con la comercialización, hablamos con la resinera que nos dio un precio de entre 1 y 1,5 euros.

Después hizo falta formación. En Castilla y León no había ningún ciclo formativo ni cursos del Ecyl a pesar de estar Segovia y tener zonas resineras. Finalmente acudimos a la cooperativa Pinaster que creó un ciclo formativo de tres meses y estuvo haciendo el seguimiento a los resineros sobre el terreno durante el primer año porque hacer la pica de una manera diferente puede suponer recoger medio kilo menos. La formación que nos costó unos 7000 euros.

La gente está muy contenta, hemos asentado población, ahora mismo hay resineros en Ucedo, en Manzanal, Montealegre y La Silva que tienen el monte mancomunado, también en Valbuena y en Villagatón y Brañuelas que también lo tienen mancomunado. La gente que se tenía que marchar ya se ha quedado. En Ucedo ahora en invierno están viviendo unas 25 personas, cuatro jóvenes, en  Manzanal hay tres chicos que están  resinando, en Brañuelas ha venido gente, entre ellos un joven de 29 años que se ha venido para acá con su novia, es resinero y está empezando con la ganadería, esto para nosotros es una casa abierta. Ahora son entre 14 y 16 resineros, hay matrimonios que han cogido pinos, este año empieza otro nuevo. Los que empezaron en 2017 han renovado con más pinos y hay otros dos resineros más. Algunos resinan 5.000 pinos, otros tienen como apoyo a otro trabajo 2.000, de media vienen teniendo unos 3.500 que lo apoyan con otras actividades.

El problema es que no tenemos más masa forestal de pino pinaster, ya se nos agota, pero para nosotros esos 16 puestos de trabajo son muy importantes, es gente que vuelve al pueblo o que no marcha.

Es decir, que si no fuera por haber sido un poco locos se seguiría destinando a madera el pino pinaster y desaprovechando un importante recurso como es la resina. ¿Qué otras vías se están explorando?

Tenemos otra iniciativa privada para la extracción de brezo. Nosotros lo único que utilizábamos del brezo era el tuérgano pero hemos descubierto que también sirve para hacer el mallazo de los cierres de sombrillas. Tiene un buen rendimiento, se corta el brazo la típica escoba o la urz, y ya hay dos empresas que lo están arrancando que están empezando a contratar gente. La Junta Vecinal de Villagatón y Brañuelas les ha dejado un local de las antiguas minas para poner unas máquinas porque quieren hacer aquí las gavillas. Yo tengo fe en que puede salir adelante es una actividad te puede dar trabajo.

El aprovechamiento del brezo genera ingresos a las juntas vecinales, pero a su vez se está creando puestos de trabajo y un beneficio para el municipio porque los que vienen a cortar el brezo toman un café o se tienen que quedar a comer. Lo que ingresan las juntas vecinales al ser Monte de Utilidad Pública el 15 por ciento se destina al fondo de mejoras de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, que después revierte en inversiones para el monte. En 2016 lo que hizo la Junta Vecinal de Villagatón y Brañuelas fue la ruta nueva de senderismo que se inauguró el 5 de agosto.

Los resineros y los que cortan el brezo hacen una labor de limpieza en el monte muy importante. Nosotros este año no hemos tenido incendios. Pero la limpieza también es importante porque los resineros tienen que andar con carretillos y si no está completamente limpio no son capaces de recoger.

Brañuelas forma parte de los municipios beneficiados por los planes de dinamización de las cuencas mineras. ¿Es posible vincular esas inversiones al desarrollo de nuevos proyectos relacionados con los recursos que ofrece el monte?

Estamos intentando a través de la Agrupación de Municipios Mineros y del Plan de Dinamización de las Cuencas Mineras sacar adelante el proyecto en Incuba, que no es otra cosa que una incubadora de empresas. Se lo hemos planteado a la Junta de Castilla y León para que de verdad dinamice las cuencas mineras porque no entendemos que se hayan abierto las Oficinas de las Tierras Mineras orientadas a todos los desempleados de la minería y a los 'ninis', ni que planteen un plan de mejora de empresas a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) si no hay empresas.

Con el proyecto Incuba le estoy diciendo a la Junta de Castilla y León que en vez de gastar el dinero en cosas sin sentido como darle a unos prejubilados un curso de Windows, invierta, tomando como modelo lo que hemos hecho aquí con la resina, en nuevos yacimientos que podemos encontrar y que los hay. Tenemos que saber qué cultivos son viables, de acuerdo que tenemos un clima muy escabroso pero aquí el pistacho se puede dar, la genciana,  la lavanda, pero necesitamos que nos hagan los estudio de viabilidad,  tenemos que saber dónde lo podemos sembrar o plantar,  cómo hay que cultivarlo, si son viables, hay que formar a la gente, lo mismo que hicimos con la resina,  y proponemos que la Junta de Castilla y León en vez de destinar el dinero a cosas que no tienen sentido lo destinen a una oficina comercializadora ya que siempre fallan las cosas porque no tenemos una buena comercialización de los productos,  y no me vale lo de Tierra de Sabor porque ahí cabe todo y no te  abre las puertas. Aquí no tenemos capacidad para contratar a un broker, ni a un comercial y estamos en unas zonas que tampoco tenemos formación a nivel de las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC), de ese avance de decir controlo todo desde aquí. Estamos en la transición de la mentalidad de que hace poco todavía salíamos de una mina para trabajar en otra. Si queremos que la gente emprenda hay que darle una seguridad, a mí no me vale un plan de mejora de empresa, lo que me vale es la gente pueda trabajar y vender su producto.

¿Cuál será el contenido concreto del proyecto de la incubadora de empresas?

Se trata es de generar riqueza en las zonas y nosotros proponemos incubar a empresas, a los autónomos, siempre con la idea clara de que serán proyectos de economía social o cooperativas. La Junta de Castilla y León a través de Incuba puede ayudar con el papeleo de la empresa firmando convenios con asesorías y gestorías que hay en la zona, también tiene competencias y herramientas suficientes para contactar con brockers que muevan la cartera de productos porque, insisto, siempre falla la comercialización. Si no ponemos todas estas bases, no se le puede decir a la gente que emprenda porque la gente no tiene dinero.

Eso es lo que le he propuesto a la Junta de Castilla y León y ya estamos dando los primeros pasos. Se ha creado una mesa donde se van a llevar las propuestas. Para dinamizar las zonas mineras lo que se necesitan son proyectos de abajo a arriba. La Junta tiene mucha voluntad, tiene la Fundación de Santa María la Real, el ICE, gente muy preparada, pero tienen que pisar el terreno, no se pueden hacer proyectos desde Valladolid para las cuencas y no queremos más estudios,  ya estamos estudiadísimos.

A través de la Asociación Cooperactiv@s -de la que es socio el Ayuntamiento-, de la Universidad y de la Fundación hemos desarrollado la idea de la incubadora de empresas, se lo hemos planteado a la Junta y va muy bien la negociación. Le llamaremos Incuba- Banco de Proyectos.

¿De qué manera se puede beneficiar de este proyecto el resto de la comarca de La Cepeda?

Nosotros desde la Agrupación de Municipios Mineros defendemos los 31 municipios pero si se está resinando aquí en Brañuelas se puede resinar en Brazuelo, en Magaz, Porqueros. Lo que nos vale a nosotros vale para todos los que están alrededor.

El mejor plan de mejora que podríamos hacer sería el de la patata de La Cepeda, la mejor patata del mundo es la de secano y se está dejando de sembrar porque no tiene rendimiento, es mucho más bajo que la de regadío. Para sembrar una patata que deja un margen de un céntimo con todo lo que se tiene que invertir es imposible, la gente entonces siembra la de regadío que les deja mayores márgenes.

Otro problema es la agricultura subvencionada. El día que dejen de subvencionar la colza o el maíz ¿a qué nos vamos a dedicar? Está muy bien que La Cepeda esté llena de colza y de maíz,  pero tenemos que tener una economía sostenible, la gente que vivió en las zonas rurales basaba su riqueza en una economía social  y sostenible. Estoy convencida que no es para hacerte millonario pero sí para vivir.

En Requejo, un joven se está dedicando al cultivo del pistacho, un producto demandado que estamos viendo el rendimiento que puede tener aquí, yo creo que es uno de los cultivos que se puede dar en nuestro municipio.

Decía usted hace un instante que gracias al monte, más concretamente a las aportaciones del 15 por ciento para los fondos de mejora, han podido poner en marcha rutas de senderismo. El turismo es la otra gran apuesta para el desarrollo del municipio.

Estamos trabajando mucho y todo no da tiempo a ponerlo en marcha en cuatro años, hace falta mucha voluntad. Nos parecía mentira que llegáramos a recuperar el monasterio de San Juan de Montealegre, y ahí está, también hemos logrado abrir la ruta de la Retuerta y mantenemos la del Górgora que viene gente de todos los puntos de España para hacerla, ahora se han hecho unos trípticos y se le está empezando a dar publicidad a esta joya que tenemos aquí.

Ahora queremos centrarnos en la recuperación de una cueva de minería romana estudiada por el ingeniero Roberto Matías, que está catalogada como la mina de oro subterránea más grande de España. Hemos pedido una subvención a la Diputación para nuevos yacimientos arqueológicos para poder limpiarla. Son 148 metros transitables en una galería subterránea de oro de los romanos que están aquí y no se le ha dado ninguna importancia. La vamos a señalizar y a poner en valor para convertirla en otro punto de atracción turístico.

Tenemos médulas en Montealegre, 28 yacimientos arqueológicos catalogados en la carta provincial arqueológica, castros en Villagatón que los hemos dado a conocer con la ruta de la Retuerta. Tenemos patrimonio etnográfico, como los molinos de la Ruta de Muelas que se inauguró en 2017, en Manzanal tenemos las casas de majar con maquinaria que funciona. Está todo el patrimonio industrial de las nueve minas.

Hemos inaugurado ya dos rutas, los dos paseos por nuestro municipio, y este año va a ser la de Valbuena-Ucedo, donde hay unos molinos impresionantes.

Pero la gran apuesta turística de la legislatura es el Museo de Ferrocarril de Brañuelas.

Es un proyecto por el que ha apostado fuertemente la Junta Vecinal de Brañuelas, la localidad que ha sido una revolución industrial en sí misma, porque Brañuelas era la braña de ganado de Villagatón y Valbuena. La estación de ferrocarril la conocen en todas las partes de España porque aquí hubo muchos emigrantes. En Brañuelas como mucho hay 10 familias nativas de aquí, la mayoría proceden de matrimonios con gallegos, extremeños, andaluces, aquí vinieron a trabajar muchos condenados de Huelva.

El museo ha salido adelante y la junta vecinal ha creado un puesto de trabajo. Se abre todos los días menos los lunes, de martes a viernes por las mañanas de 10 a 14 horas y sábados y domingos de mañana y tarde de 12 a 14 y de 16 a 18 horas. Ya llevamos más de 1000 visitas.

Lo que vamos a hacer ahora es convertir la zona del muelle en un centro de mantenimiento y restauración de material ferroviario móvil tanto histórico como normal y un aula de formación. El edificio para el aula de formación lo tenemos, sí construiríamos el centro de mantenimiento, un servicio que no hay en toda Castilla y León donde se pueda restaurar el material ferroviario, podemos hacer una concesión a alguna empresa que lo quiera hacer, por lo tanto esa parte es amortizable. Tenemos la memoria técnica hecha ya, hemos presentado el proyecto en la Junta de Castilla  y León para ver si en el plan de  dinamización de municipios mineros nos lo conceden.

En cuanto al aula de formación serviría para rescatar todos aquellos oficios que se olvidan porque ahora estamos todos con la tecnología pero si hay que soldar, utilizar la fragua o recuperar muchas piezas de material ferroviario no sabemos hacerlo. Alemania está haciendo una puesta muy grande por esto, se está volviendo a enseñar a la gente oficios que les hizo falta algún día como por ejemplo hacer gasolina del carbón. A nosotros todos esos oficios se nos están olvidando porque ahora todo lo hacemos con el dedo, por eso hacer es necesario un proyecto como un aula de formación donde enseñen a conducir las máquinas de vapor,  porque cuando ya se nos hayan ido personas como Durruti nadie va a saber conducir la Mikado. Si otros países apuestan por eso por qué no lo vamos a hacer aquí.

Me gustaría que ubicaran aquí el Museo Ferroviario de Castilla y León, es un buen punto, no estamos lejos de ningún sitio en plena cuenca minera, y hay que tener en cuenta que la importancia histórica de la estación de Brañuelas.

El próximo día 20 de enero tendrá lugar en Valladolid la manifestación por la sánidad pública. Usted es una alcaldesa muy reivindicativa en este aspecto a la vista de las deficiencias que presenta la atención sanitaria en nuestros pueblos.

La Gerencia debería crear una mesa de trabajo en la que estén los municipios, los profesionales de la sanidad. En la vista al centro de especialidades de Astorga, al gerente se le llenó la boca diciendo que va a defender a las zonas rurales, pero nunca viene a los pueblos a ver cómo estamos. En mi municipio los vecinos de Requejo y Corus pueden ponerse enfermos una vez al mes. Aquí tenemos 10 consultorios y nuestro médico de cabecera está pasando consulta a nueve de los pueblos, a Montalegre y La Silva va un médico de Bembibre y ese médico tiene que ir a Combarros y toda esa zona, ¿es esto una buena estructura y una buena organización? Tenemos siete médicos de los 10 que tiene que haber en el equipo de la zona de Astorga II, todos están haciendo las bajas, hay ATS que trabajan con cuatro médicos. Todo esto es una locura.

El consejero dice que no hay médicos y en Aragón los que salen de las facultades tienen dos años de un contrato decente, ¿por qué no lo tienen los de Castilla y León? pues porque ofrecen contratos de 50 horas al mes. No pueden decir que no hay médicos porque sí los hay, lo que pasa es que hay que pagarlos. He propuesto una reestructuración y si lo ven muy mal dejan que nos lo dejen gestionar a los municipios, que nos traspasen esa competencia con dotación económica.

En los pueblos no podemos llevar a nuestros hijos al médico de cabecera,  pero si mi hija se pone mala el sábado voy a Urgencias al centro de salud y me atiende mi médico de cabecera, ¿no sería más fácil que atendiera a nuestros hijos el médico de cabecera?, estamos de acuerdo que los médicos de familia si ven algo que no controlen recomienden ir al pediatra.

Dicen que se gasta mucho en Sanidad, gastarán en los sueldos porque todos los consultorios médicos los mantienen los ayuntamientos y las juntas vecinales, ayuntamientos que dotan a los consultorios de los aparatos y los utensilios necesarios.

Para finalizar, usted acaba de ser nombrada secretaria provincial de Desarrollo Rural de la ejecutiva del PSOE, un área capital para el mantenimiento de nuestros pueblos. ¿Cuáles serán sus líneas de actuación?

Estoy contenta y tengo ganas, hay ámbitos que se pueden tocar, por ejemplo el ámbito forestal es muy importante,  como decía el secretario provincial, Javier Cendón, habría que tener un Incibe forestal, un espacio donde poner en valor todos los montes de la provincia, todos los aprovechamientos forestales que se pueden utilizar, incluso hacer I+D+i no solamente de biomasa e intentar siempre una economía sostenible de las zonas rurales. La defensa de las zonas rurales pasa siempre por la economía sostenible que es lo que ha logrado hasta ahora que perduren los municipios y las zonas rurales.

En el área de Desarrollo Rural somos siete u ocho personas que vamos a hacer un buen equipo con los responsables de agroalimentación, agricultura, ganadería, ordenación del territorio, turismo rura. La provincia de León con todos los recursos que tiene hay que saberlos aprovechar. Ya el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en el 2007 aprobó la Ley de Economía Sostenible en el Medio Rural y por ahí es por donde tenemos que ir. Tenemos que luchar para que las zonas rurales vivan con unos servicios de calidad, hace falta transporte, sanidad y educación.

Más información

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad