Quantcast

energía

Gobierno y sindicatos acuerdan más reuniones para intentar resolver el enquistado problema del carbón

El Ejecutivo afirma que en este momento no se pueden denegar las solicitudes de cierre de las centrales de producción eléctrica, como las de Lada en Asturias y Velilla en Palencia, "sin un desarrollo normativo adicional".

imagen
Central térmica de Velilla del Río Carrión, en Palencia. / Ical
Ical | 30/01/2018 - 18:15h.

El secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, cree que en este momento no se pueden denegar las solicitudes de cierre de las centrales de producción eléctrica, como las de Lada en Asturias y Velilla en Palencia, "sin un desarrollo normativo adicional".

Así lo puso de manifiesto tras la reunión que mantuvo en la sede del Ministerio en Madrid con los sindicatos UGT y CCOO, para hacer un seguimiento del sector del carbón. Navia estimó que es necesario "un apoyo más fuerte en la ley del que teníamos hasta ahora" por lo que sin el Real Decreto que planteó el Ejecutivo ante la petición de cierre de estas dos centrales de Iberdrola el pasado mes de noviembre, no se podrían denegar.

"La excepción sería que Red Eléctrica nos dijera que el cierre de una central afectaría a la seguridad del suministro y no se podría aceptar ese cierre, pero a día de hoy las centrales planteadas no están en esa situación", matizó, por lo que el Ministerio trabajará en "encajar las cuestiones técnicas que nos han planteado" desde la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC), porque "mantenemos que hay que regular los cierres". "Vamos a hacer ajustes porque algunas de las recomendaciones de la CNMC nos parecen razonables", subrayó.

Distinta opinión manifestaron los sindicatos que mantuvieron la idea de que el Ejecutivo tiene soporte legal suficiente, sin el Real Decreto, para rechazar la petición de cierre de la eléctrica. "La ley actual permite no darles cierre" pronunció Víctor Fernández, secretario de Minería FICA-UGT.

Para Jesús Crespo, el carbón está formando parte del mix eléctrico casi a diario", por lo que "actúa en estos momentos como moderador de los precios y como energía de respaldo. Si las cerramos la energía será más cara para los ciudadanos".

Intensificar encuentros

En este encuentro el Gobierno y ambos sindicatos acordaron intensificar el calendario de reuniones para abordar un año clave para el sector. "Este año es muy importante para el sector y hemos acordado mantener un calendario de reuniones más intensivo porque estamos llegando a las fechas críticas" reconoció el secretario de Estado de Energía, ya que el 31 de diciembre de 2018 las explotaciones mineras que hayan recibido ayudas de la UE deberán devolverlas en caso de seguir con la actividad, o echar el cierre.

Nieva admitió que el acuerdo "está firmado" por lo que "las empresas que quieran continuar tendrán que devolverlas", se resignó, aunque los márgenes de aplicación de ese acuerdo "lo tendremos que analizar con la Comisión Europea", por loque estas reuniones se centrarán en analizar la evoluvión y "vigilar el sector".

"Nos espera un año muy complicado en el que tenemos que hacer que se cumpla el Marco de Actuación de la Minería 2013-2018, porque si se cumple tenemos hueco térmico, tenemos inversiones medioambientales, investigación y desarrollo, y plan social", avanzó Crespo.

Para Víctor Fernández, estas reuniones deberán dibujar el marco de trabajo "que nos permita entrar en todos los temas que nos permite la Unión Europea como un plan social, un plan alternativo de las comarcas mineras o un plan reactivador, y un plan que nos marque las producciones que puedan dar continuidad a las térmicas".

En cuanto al cierre y devolución de las ayudas al sector, Fernández optó por hablar con Bruselas "con tranquilidad y sosiego" para ver cómo quedaría la minería a partir de 2019. Muestra de la intensificación de estos encuentros es que la próxima reunión se celebrará a finales de febrero o a principios de marzo, en el plazo de un mes.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad