Quantcast

política

Sánchez critica a un gobierno “vacío de ideas” y dice que seguirá denunciando “la corrupción del PP en Castilla y León”

El secretario general del PSOE defiende que el impuesto a la banca para hacer frente a las pensiones es un asunto "de justicia fiscal y social".

imagen
Ical | 03/02/2018 - 17:30h.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, lamentó hoy que España tenga un Gobierno "vacío de ideas pero lleno de corrupción" y que además se encuentra "agotado", y que ha puesto de manifiesto que "la Gürtel era al PP lo que el PP era a la Gürtel". Según Pedro Sánchez, que este sábado participó en Valladolid en una asamblea abierta para hablar fundamentalmente de las pensiones, garantizó que los socialistas continuarán denunciando "la corrupción del PP en Castilla y León y en todo el país".

Sánchez abogó por que la izquierda "gane la confianza de todos los españoles" independientemente de que decidan votarles o no para poder atender los problemas de España que "crecen y crecen". En este sentido, Sánchez expresó su preocupación especial por los índices de la desigualdad que están creciendo en los últimos años de Gobierno del PP, tal y como recogía un informe conocido recientemente por Intermón Oxfam.

El secretario general del PSOE se preguntó "dónde está la recuperación económica justa" y denunció que el Gobierno ha utilizado la crisis "como excusa" para devaluar el estado del bienestar y reducir las condiciones laborales en el país. Igualmente, criticó el inmovilismo del Gobierno y aseguró que "un Gobierno que no hace nada, es un Gobierno que no es nada".

Ante esto, Sánchez aseguró que los socialistas propondrán "muchas soluciones a los problemas de la ciudadanía" con propuestas "audaces" pero también con la responsabilidad de ser un partido que ha gobernado durante más de 20 años del periodo democrático en España y que ha decidido "liderar la oposición y las grandes transformaciones del país desde los gobiernos municipales y autonómicos".

Como ya hizo anteriormente y en relación a las pensiones, Pedro Sánchez insistió en la petición del PSOE al sector financiero para que "arrime el hombro" para rescatar al sistema público de pensiones "como en su día hicieron los ciudadanos para rescatar a la banca", algo que consideró que es "de justicia fiscal y social". Además, incidió en la importancia no solo de garantizar que las pensiones no pierdan poder adquisitivo, sino que las prestaciones mínimas crezcan más que las máximas, con el fin de continuar sacando a la gente de la pobreza, como hizo el PSOE durante sus últimos mandatos.

Sistema de pensiones

Sánchez recalcó la intención de la derecha de "socavar el sistema público de pensiones" con el fin de favorecer las inversiones en planes privados y así "convertir un derecho en una mercancía". El colectivo de los jubilados tiene por delante, según Pedro Sánchez, una serie de "desafíos y riesgos". En lo que a desafíos se refiere, consideró que "es evidente" con la inversión de la pirámide poblacional, y en relación a los riesgos se refirió al hecho de que continúe gobernando "el que está dando la sostenibilidad a nuestro sistema público de pensiones", añadió.

"El Gobierno está debilitando los ingresos de la Seguridad Social, la hucha de las pensiones llegó a los 66.000 millones de euros y cuando llegó el PP ha sido un déficit sistemático de la Seguridad Social que supone al año 18.000 millones de euros que pide de crédito para poder pagar las pensiones", incidió Sánchez, quien atribuyó muchas de estas actuaciones a la reforma laboral, que hace que España cuente con el mismo número de cotizantes que antes de la crisis pero los ingresos son menores "porque el 24 por ciento de los contratos que se firmaron el año pasado duraban menos de una semana", denunció.

Por ello, destacó que el PSOE propuso que el sueldo de los trabajadores aumente en torno a un tres por ciento hasta el año 2021 y que el Salario Mínimo Interprofesional alcance los 1.100 euros en el año 2020. "Esa es la propuesta del PSOE, no solo porque es una cuestión de justicia, sino porque así ayudaremos a que la Seguridad Social mejore en sus ingresos", explicó.

Frente al camino de la derecha de "seguir igual que hasta ahora" viviendo del crédito "hasta que el sistema reviente", Pedro Sánchez planteó la reconstrucción del pacto de Toledo a partir del crecimiento de las pensiones "conforme al incremento del IPC" y un mayor crecimiento de las pensiones mínimas respecto a las máximas. "Para ello hay que racionalizar gastos, mejorar los sueldos" y abrir un debate sobe la financiación del sistema público de pensiones más allá de las cotizaciones a la seguridad social. De ahí el impuesto extraordinario a la banca propuesto por los socialistas, para que suponga "rescate por rescate", concluyó.

Pedro Sánchez intervino en la Sala Blanca del LAVA de Valladolid. Junto a Sánchez, tomaron la palabra el secretario general del Partido Socialista de Castilla y León, Luis Tudanca; el alcalde de Valladolid y portavoz de la Ejecutiva Federal, Óscar Puente, y la secretaria provincial del PSOE de Valladolid, Teresa López.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad