Quantcast
INDUSTRIA

La reactivación de Ciuden y el esclarecimiento del futuro de las térmicas, deberes de las cuencas mineras para la nueva ministra

Exigen a Teresa Ribera que defina los plazos de la transición energética y defienden el carbón como "reserva estratégica" del país y "garantía de suministro" para el sector eléctrico.

La sede de Ciuden en Ponferrada, actualmente cerrada
César Sánchez / Ical. La sede de Ciuden en Ponferrada, actualmente cerrada.
D. Álvarez / Ical | 10/06/2018 - 11:12h.

La llegada a La Moncloa del nuevo Ejecutivo comandado por Pedro Sánchez ha alterado las negras perspectivas de futuro que se presentan en el horizonte del sector de la minería de carbón, un actividad que afronta este año retos claves como el fin del Plan del Carbón vigente desde 2013, la amenaza de cierre de las centrales térmicas de interior, el cierre de las explotaciones deficitarias o la devolución de las ayudas europeas. Tras su nombramiento como ministra para la Transición Ecológica, los representantes del sector piden a la nueva responsable del ramo, Teresa Ribera, que financie las investigaciones en las instalaciones de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden), tenga un gesto de cara a las centrales térmicas amenazadas y sitúe a España a la cabeza de la Plataforma del Carbón creada por la Comisión Europea.

La presidenta de la Asociación de Comarcas Mineras de Europa (Euracom), la leonesa Ana Luisa Durán, considera que Ribera tiene "mucho que decir" en el impulso a esta plataforma comunitaria en defensa de las cuencas mineras, ya que, "es el Estado miembro, a través del Ministerio el que decide cómo se participa". Al respecto, Durán pide a la ministra y al secretario de Estado que nombre que "tengan la agilidad suficiente para que España se sitúe en cabeza y abandone la posición de cola que ha ocupado los últimos años". "Tenemos una buena oportunidad de hacer cosas", recalca la exalcaldesa socialista de Villablino.

Con respecto al nombramiento de Ribera como ministra del ramo, Durán subraya a Ical que "lo normal es dar un voto de confianza y tomar un tiempo para ver qué va haciendo". "Conocemos un poco cuáles son sus ideas, pero todo cambia cuando tienes una responsabilidad", recalca la presidenta de Euracom, que pide a la responsable del Ejecutivo central que luche por "hacer compatible, igual que se hace en otros países, el cuidado medioambiental y la búsqueda de energías limpias con el mantenimiento de los productos autóctonos, en este caso el carbón".

Para conseguirlo, la exregidora lacianega destaca el papel de la investigación en materia de captura de CO2 llevada a cabo en las instalaciones de Ciuden, en el municipio berciano de Cubillos del Sil. "Hay que impulsar de nuevo Ciuden y trasladar esas innovaciones a las térmicas. La investigación está hecha, sabemos que es posible y que se puede trasladar a una térmica convencional, es una decisión política. Si eso se hace así, podemos quemar de forma limpia el poco carbón que nos quede", recalca Durán.

Plazos para la transición

En clave nacional, el presidente de la Asociación Española de Comarcas Mineras (Acom), Alider Presa, duda de las "pretensiones" de Ribera al frente del antiguo Ministerio de Energía. "Parece ser que vamos hacia un cambio rápido de modelo energético y yo creo que, de un día para otro, ni se puede ni se debe hacer eso", recalca el también alcalde del municipio minero de Igüeña por las filas socialistas.

En esa línea, Presa subraya que "el país aún no está preparado para una producción eléctrica totalmente con renovables". "Que avanzamos hacia un modelo distinto lo tenemos claro todos, pero hay que conocer dos variables: qué período de tiempo abarcará esa transición energética y qué se ofrece a las comarcas mineras en materia de creación de empleo para que no pasen a la nada, porque hasta ahora no se han conseguido los resultados que se esperaban", explica el regidor berciano, que recuerda que "hay un sector de trabajadores que todavía depende directamente de la minería del carbón".

Al respecto, el presidente de Acom avanza que la Ejecutiva de la asociación se reunirá en fechas próximas para valorar los cambios en el Gobierno y consensuar una postura común para "mantener la reivindicación" por el futuro de las cuencas, aunque valora que "Pedro Sánchez es conocedor de la situación de las comarcas mineras de Asturias y León". "Vamos a ir despacio pero a seguir siendo vigilantes, llevamos varias legislaturas sin arreglar este problema y no vamos a exigir que un Gobierno que acaba de aterrizar solucione este problema en un mes", afirma Presa, que apela a su doble condición de "alcalde minero y socialista" para reivindicarse como "el primero que se va a preocupar porque esta transición sea lo más justa para los territorios y para el empleo".

El futuro de las térmicas

Desde las filas del PP, el alcalde del municipio minero de Páramo del Sil y secretario general de los 'populares' leoneses, Ángel Calvo, pide a la nueva ministra del ramo que "continúe con la política de que el Gobierno pueda decidir" en lo respectivo al cierre de las centrales térmicas. Calvo, que critica "sin pelos en la lengua" la etapa "de nefasto recuerdo" de José Manuel Soria al frente del Ministerio, recuerda que su sucesor en el cargo, Álvaro Nadal, impulsó un documento que pretendía que este asunto "no quedara en manos de las eléctricas" aunque la minoría del PP en el Congreso no le permitió sacarlo adelante.

En ese sentido, el regidor, en cuyo municipio se encuentra la central térmica de Anllares, reclama a Ribera que, "si quiere y puede, y las dos cosas están en su mano", tenga con las instalaciones "el gesto de alargar su vida útil hasta las 17.500 horas de funcionamiento y llegar al 1 de enero de 2023". Calvo considera que ese gesto aliviaría "la espada de Damocles que pende sobre las chimeneas de otras centrales". "Siempre dije y sigo afirmando, que el carbón tiene que estar ahí durante un tiempo y espero que la nueva ministra piense igual", sentencia.

En la mima línea, insiste en que "el carbón tendrá que tener su final cuando sea pero no tiene que ser drástico, tiene que ser ordenado, paulatino y transitorio". "El horizonte no tiene por qué ser el 31 de diciembre de 2018, se puede llegar hasta 2030 rebajando las toneladas que se queman", asegura Calvo, que alude a la doble condición de "reserva estratégica" y de "garantía de suministro" del mineral autóctono. "Es una materia prima que es nuestra, no la tenemos que comprar y además se puede almacenar", recalca.

Respecto al perfil de Ribera y al papel que pueda jugar a favor o en contra de las cuencas, Calvo compara su nombramiento con el de la titular de Economía, Nadia Calviño, considerado como "un guiño a Europa". "Si esto es un guiño a Bruselas, es un mal augurio para las cuencas", afirmó el secretario general del PP de León, que considera que "cada vez que Ribera, en su pasado, ha intervenido en cualquier asunto que ha tenido que ver con el carbón, ha sido negativo para las cuencas mineras". En cualquier caso, Calvo remarca que "siendo justos, hay que darle un tiempo a cualquier persona, sea del color político que sea, y en función de sus primeras decisiones podremos dedicar críticas o alabanzas". "Por sus obras les conoceréis", zanja.

Nuevo plan social para el sector

Por parte de los sindicatos del sector, el responsable de la Federación de Industria de CCOO en Castilla y León, Omar Garal, también reclama que se retomen las inversiones en materia de captura de CO2 en las instalaciones de la "paralizada" Ciuden, así como una solución al anunciado cierre de las centrales térmicas de interior. "Esperamos que la nueva ministra sea sensible con las comarcas mineras y haga todo lo posible por revertir esta situación y aclarar el futuro de las térmicas", explica Garal, quien recuerda que "si no existen térmicas, la minería no tiene sentido".

Al respecto, insistió en la defensa del carbón como "reserva estratégica" y consideró que la solución a este asunto "depende de la voluntad política" del nuevo Ejecutivo. "Las peticiones están encima de la mesa para que se pongan a trabajar en ellas", remarcó el líder sindical, que lamentó que el cambio de Gobierno haya dado al traste con la agenda de reuniones que las centrales sindicales mantenían con el anterior Ejecutivo para la negociación del nuevo plan social para los trabajadores del sector, que expira el 31 de diciembre. "Estamos pendientes de nuevas convocatorias para retomar las negociaciones, pero el tiempo apremia y hay poco margen para llegar a un acuerdo", recalcó.

publicidad
publicidad
publicidad