Quantcast

POLÉMICA: CIERRE VESTAS EN LEÓN

Las Cortes piden “con una sola voz” la retirada del ERE en Vestas y la conservación del empleo

Todos los grupos evidencian la "unidad de acción" para frenar la "tragedia" en una provincia que "se muere".

Miriam Chacón / ICAL Trabajadores de Vestas en la tribuna de invitados durante el debate de la PNL referente al ere de la empresa en el Pleno de las Cortes
Miriam Chacón / ICAL Trabajadores de Vestas en la tribuna de invitados durante el debate de la PNL referente al ere de la empresa en el Pleno de las Cortes
Ical | 12/09/2018 - 14:44h.

La totalidad de grupos parlamentarios en las Cortes de Castilla y León hicieron gala de "unidad" y pidieron hoy "con una sola voz" la retirada del ERE extintivo en la planta de Vestas en Villadangos del Páramo (León) así como la conservación del empleo en la factoría leonesa. Aunque fue el Grupo Parlamentario Podemos el que presentó la Proposición No de Ley (PNL) para pedir estos términos, su portavoz Pablo Fernández aclaró que se trata de una petición "conjunta" porque todos los grupos han puesto "su trabajo y su empeño en que la PNL pueda salir adelante", aclaró.

Fernández lamentó los "tiempos de incertidumbre" que se están viviendo y se felicitó en que en cuestiones como el cierre de Vestas "el color político quede al margen" para luchar conjuntamente ante la "codicia y avaricia" de la multinacional danesa. El objetivo último tiene que ser, según recalcó Fernández, el mantenimiento de los puestos de trabajo de las miles de personas que directa o indirectamente dependen de esta multinacional.

En la PNL se insta a la Junta a dirigirse al Gobierno de España para que "de manera coordinada" se requiera a Vestas la retirada "inmediata" del ERE de extincion anunciado, así como que se requiera la elaboración de un plan de viabilidad con carga de trabajo suficiente para la conservación del empleo. De la misma manera, se pidió la elaboración, por parte de la Junta, de un plan específico de reindustralización para, en el caso de materializarse el cierre, procure a los trabajadores un empleo que no les obligue a abandonar la provincia.

También se instó al Gobierno a requerir a la multinacional la devolución de las subvenciones recibidas desde las administraciones públicas si no se mantiene el empleo previsto en la concesión de esas subvenciones, un punto que se votó de forma separada y que contó con el respaldo de los Grupos Parlamentarios Podemos y Mixto y la abstención del resto; y a construir un grupo de trabajo con la participación "activa" del comité de empresa de la factoría leonesa para el seguimiento del contenido de la PNL tras su aprobación.

Fernández garantizó que se seguirá dando "batalla" para la "supervivencia de la castigada provincia de León y de toda Castilla y León" y lamentó que se haya venido poniendo "una alfombra roja" para que las multinacionales "arrasen" la Comunidad. Fernández comprometió el respaldo de todas las fuerzas políticas y auguró que de forma conjunta se conseguir "que germine un futuro de empelo y estabilidad para vosotros y para toda esta tierra", dijo.

El procurador del Grupo Mixto (UPL), Luis Mariano Santos, trasladó también su apoyo "sin fisuras" y recordó que Vestas ha recibido alrededor de 13 millones de euros en 12 años en los que ha "esquilmado" las arcas públicas y se ha servido del trabajador "para especular y no para producir". De la misma manera, hizo un llamamiento a la necesidad de impulso industrializador que requiere la provincia de León, y consideró que es "un buen momento" para que tanto el Gobierno como la Junta demuestren que las políticas que han llevado a Castilla y León a los "escalones más infames" han cambiado. "Tienen la posibilidad de cumplir las promesas que han lanzado al aire en los últimos 35 años", pidió.

También desde el Grupo Mixto, el procurador José Sarrión (IU) lamentó que Vestas haya decidido "de manera caprichosa" llevarse la actividad de la Comunidad a pesar de que la fábrica tiene "una plantilla cualificada y trabajadora" que ha favorecido la obtención de beneficios. Aunque instó a luchar contra la multinacional tras su anuncio de cierre, Sarrión también hizo una llamada a la reflexión en un sistema donde "las multinacionales tienen el poder", ante lo que abogó por una sociedad "dirigida por el movimiento obrero" que está dando "una lección de dignidad".

El Grupo Parlamentario Ciudadanos calificó como "tragedia" la desaparición de Vestas en la provincia de León que "se muere" porque sus grandes empresas "se reducen a la mínima expresión" en una provincia especialmente marcada por el envejecimiento. Ante esta situación, el procurador Manuel Mitadiel pidió "unidad" y dejar a un lado el electoralismo porque la reversión del anuncio de ERE requiere de "gran presión". Mitadiel también criticó la "prepotencia inadmisible" de la multinacional danesa y reclamó la modificación de las obligaciones para determinadas subvenciones, con el fin de que su aportación suponga la generación de un tejido industrial "estable", porque esa devolución de las ayudas no es algo sencillo.

Desde el Grupo Parlamentario Socialista, el procurador Pedro Luis González compartió que es tiemo de estar al lado de los trabajadores "sin intentar sacar rédito político" y lamentó el cierre en una planta "rentable" y que se ha situado "entre las mejores del mundo", porque lo que pretende es "abaratar costes" y dejar a más de 2.000 familias en la calle. González puso de relieve el trabajo "coordinado" de las dos administraciones -Gobierno y Junta de Castilla y León- en colaboración con los eurodiputados, para pedir la retirada del ERE o, en su defecto, un plan de industrialización porque la salida de Vestas de León sería "un duro golpe" para la provincia de León.

Por último, el procurador del Grupo Parlamentario Popular y alcalde de León, Antonio Silván, también evidenció la "unidad de acción" que ha marcado el proceso desde el anuncio de cierre de la factoría, lo que se ha reflejado en el "rechazo unánime" a una decisión que Silván calificó como "desleal e irresponsable" de la Dirección de la compañía, que se ha producido de manera "injusta y sin transparencia". Silván insistió en que la provincia "no puede perder más puestos de trabajo" y aunque reconoció "deficiencias" en el modelo actual, pidió trasladar esta problemática a Europa para buscar soluciones "puntuales" para Vestas y la aplicación de criterios "más exigentes" en un futuro.

El comité de empresa aboga por la venta de la factoría

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Vestas, Juan Francisco García, se preguntó "quiénes son" los dirigentes de la compañía danesa para intentar "imponer condiciones" a una posible compra de la factoría de Villadangos del Páramo (León) en medio del proceso de negociacion del ERE extintivo anunciado por la compañía. A juicio de los trabajadores, ese aspecto será "competencia" del Gobierno central o autonómico.

Así lo declaró ante la posibilidad de aceptar la venta de la factoría siempre y cuando se dedique a una actividad diferente a la desarrollada hasta el momento. El comité de empresa recordó que la compañía danesa adeuda 90 millones de euros a Hacienda, además de que recibió 17 millones de euros en subvenciones, por lo que García estimó que "tienen poco que pedir aquí o condicionar".

Dado que parece que Vestas no tiene intención de continuar con la actividad en su planta de León, el comité de empresa insistió en que "la palabra la tiene el Gobierno y la Junta" porque tanto la empresa como las instalaciones y el capital humano se encuentran "muy bien preparados" para continuar desarrollando su actividad en ese sector. "Tienen miedo a que llegue una empresa que se dedique a fabricar generadores eólicos y sea competencia para ellos", estimó el representante de los trabajadores. Sin embargo, la empresa "no tiene nada que decir" y pidió que, si no quieren seguir con la actividad "que dejen a los demás que sigan".

Así lo transmitió el comité de empresa a los medios de comunicación después del encuentro mantenido con los portavoces de los diferentes grupos parlamentarios en las Cortes, donde recibieron nuevamente su respaldo y el deseo de unidad de acción en este conflicto laboral. "Es importante lo que estamos consiguiendo, con la unidad de los grupos parlamentarios de todos los colores políticos a nivel autonómico, nacional y europeo", se congratuló García.

Reunión del viernes

En estos momentos "no hay ninguna novedad" en el proceso negociador del ERE extintivo, a la espera de la reunión prevista para el próximo viernes para seguir hablando y conocer las pretensiones de la compañía. "Seguimos un proceso al que nos obliga la ley, es el proceso normal, y no podemos negarnos a este proceso de negociacion", aclaró el presidente del comité de empresa, quien avanzó que se seguirá luchando en lo que se pretende que sea "un ejemplo" a la hora de "reclamar lo nuestro".

Por último, el comité de empresa pidió la modificación de la norma, tanto a nivel autonómico como nacional o europeo si así es necesario, porque "no se puede permitir que venga una multinacional que quiera llevarse las fábrica a otros países y desde allí pretenda instalar parques eólicos en España o en Europa", una actitud que pidió que se "blinde" para que no suceda de nuevo.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad