Quantcast

Elecciones europeas 26M

Nart (Cs): “Pretender mantener con respiración asistida las minas de carbón, que sabíamos que morirían, no es realista”

Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo, sigue fiel a su bandera de defensa por Europa, explicando por qué es tan importante y cómo influyen las decisiones de Parlamento y Comisión en el desarrollo de nuestras vidas. Además, asegura que la única solución para España es "el trabajo verdadero de una educación competitiva que dé respuesta al reto de la revolución tecnológica". Nart también analiza el peso del Brexit, de nacionalistas y populistas.

Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo
Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo. Foto: Aclamv Photographer.
Marta Cuervo | 17/05/2019 - 13:13h.

Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo, sigue fiel a su bandera por Europa, a la importancia de dar a conocer a los españoles el gran papel que Europa tiene en el desarrollo de nuestras vidas.

Abogado, político, antiguo corresponsal de guerra y escritor español, durante su visita a León nos concede unos minutos que dedica especialmente a tratar de concretizar la única solución para que España no pierda su importancia como país estratégico, que es "el trabajo verdadero de una educación competitiva que dé respuesta al reto de la revolución tecnológica"

Muy crítico con nuestro actual sistema de Educación, el diputado del Parlamento Europeo dentro del Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, asegura que entre los partidos en el Parlamento Europeo "sigue habiendo diferencias", pero "con un objetivo común" que es "trabajar para lanzar hacia adelante los intereses españoles", lejos de las "tensiones que sólo buscan espectáculo".

En cuanto al Brexit, a los populismos y a las fuerzas extremistas, Nart responde tajante que no son el problema, sino la consecuencia del problema: "El populismo nacionalista es el síntoma de la patología social, que es consecuencia de una patología económica".

Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo. Foto: Aclamv Photographer.
Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo. Foto: Aclamv Photographer.

¿Qué puede aportar al Parlamento Europeo una mayor presencia de Ciudadanos en Europa?

En el próximo Parlamento Europeo aparecerá en fuerza un grupo que son los 'euronegadores', euroescépticos, los que quieren frenar Europa. En  ese grupo estará Le Pen -líder de la ultraderechista Reagrupación Nacional (RN) francesa-, Salvini –vicepresidente de Italia, ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga-, y el partido de cuyo nombre no quiero acordarme español. También estará Urban -candidato de Unidas Podemos al Parlamento Europeo-. En cualquier caso va a ser un grupo de una cierta importancia. Eso va a dar como consecuencia que los que creemos en Europa, los tres grandes grupos que tienen los tres grandes partidos españoles, PSOE, PP y Ciudadanos, tengamos una muy importante y estratégica actuación, a través de los grupos respectivos: el grupo popular, el socialista y el grupo liberal más la presencia de los franceses, de Macron –presidente francés-.

Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo. Foto: Aclamv Photographer.
Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo. Foto: Aclamv Photographer.

Esto significa que vamos a ser segundo o tercer grupo del Parlamento Europeo pero, sobre todo, tiene una importancia grande, en primer lugar porque se va a configurar una actuación estratégica conjunta de los grupos para conseguir mayorías que impulsen la profundización de Europa frente a los que la niegan, y en segundo lugar porque en nuestro grupo va a estar presente el partido hegemónico francés, que es el partido del presidente. En ese grupo, además, en el componente liberal, el partido más importante va a ser Ciudadanos, con lo cual la importancia de Ciudadanos es acrecentada ante el reto de la negación de Europa. Necesitamos una Europa fuerte porque si Europa se debilita o se fractura, o el separatismo o el populismo de extrema izquierda o de extrema derecha la va progresivamente erosionando, el proyecto inevitable que es en un mundo global, con los tres ejes que existen, EEUU, China y Europa, seremos un bello destino turístico y gastronómico, pero absolutamente irrelevante.

"Si Europa se fragmenta, seremos un bello destino turístico y gastronómico, pero absolutamente irrelevante"

Existe una crisis sistemática en la Unión Europea, acrecentada por el Brexit, los populismos de algunos países y las fuerzas extremistas, ¿cómo se puede salvar el sistema?

"Cuando la  robotización, la informatización, la globalización va poniendo en crisis la seguridad de un progreso continuo estamos ante lo yo llamo 'la transformación tecnológica', (...) una amenaza directa y pérdida de trabajo del 20%"

No hay nada más inútil que denunciar lo negativo. Lo que está ocurriendo en Europa es la consecuencia del estrujamiento de la amenaza que ya está recibiendo de forma intensa la clase media. La clase media constituye entre el 65 y el 70% de la sociedad. Cuando la  robotización, la informatización, la globalización va poniendo en crisis la seguridad de un progreso continuo, que se produjo tras la II Guerra Mundial y que concluye en 1990-2000 como consecuencia de la gran crisis económica, que no solo es económica sino del propio sistema, estamos ante lo que unos llaman la 4ª Revolución Industrial y lo que yo llamo 'la transformación tecnológica' que da como consecuencia, y el un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos  -OCDE- que se llama 'Estrujando la clase media' lo pone de manifiesto, que en lugares como España el trabajo de los que trabajan va a experimentar una amenaza directa y pérdida en un 20% como consecuencia de este proceso de transformación tecnológica.

"La enfermedad que tiene en este momento la sociedad es que no hay una respuesta eficaz a este gran reto de la transformación tecnológica"

Los gestores de la cosa pública, que son los políticos, en lugar de dar una contestación efectiva se dedican a condenar a los separatistas y a los populistas, que yo también condeno. Pero los populistas y los separatistas no son el problema, son la consecuencia del problema; es como la fiebre, es la consecuencia de la enfermedad, y la enfermedad que tiene en este momento la sociedad es que no hay una respuesta eficaz a este gran reto de la transformación tecnológica que afecta de manera decisiva. Además, en un país frágil donde la educación, y donde el trabajo altamente especializado no es precisamente mayoritario. El trabajo ritual, el repetitivo, va a estar mucho más afectado porque será sustituido por la máquina. A esas personas nadie da una respuesta. Este informe tiene una frase que es definitoria: 'la sociedad actual tiene la conciencia de que sus hijos vivirán peor que ellos', cuando los hijos siempre han vivido mejor que los padres. Y este es el problema, no es filosófico ni metafísico, de condena de unos o de otros, sino de dar una solución a los problemas verdaderos.

"La segmentación de la sociedad como un tablero de ajedrez, primero me produce rechazo intelectual y después un aburrimiento absoluto"

El populismo nacionalista es el síntoma de la patología social que es consecuencia de una patología económica. De esto en la campaña yo no he oído hablar a nadie; todos hablan de que 'nosotros propocionamos un futuro mejor', 'el otro es malísimo'. Los que son pseudoprogresistas descalifican a la derecha reaccionaria, la derecha dice  'yo soy la patria, los otros son el diablo', a mí todo esto me aburre. Lo que me importa no es la ridícula explicación, que además es mentirosa, pero que queda bien para movilizar a los tuyos  e ir fracturando la sociedad entre una 'supuesta izquierda' y una 'verdadera derecha'. Esa segmentación de la sociedad como un tablero de ajedrez, primero me produce rechazo intelectual y después un aburrimiento absoluto.

Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo. Foto: Aclamv Photographer.
Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo. Foto: Aclamv Photographer.

¿Cuáles son las nuevas políticas económicas que debería adoptar la Unión Europea para evitar las desigualdades?

España no tiene grandes yacimientos petroleros, tampoco minas de oro ni de diamantes, ni yacimientos de gas. Lo que tenemos es un poso cultural muy importante y, sobre eso, una sociedad que debería impulsar la única medida que significa educación.

En este país cada uno es dios. El PP cuando llega monta una reforma de educación espectacular, que cuando aparece el PSOE borra para montar otra magnífica, para que cuando llegue el PP de nuevo la 'reborre' y haga la suya. En lugar de tener una educación estratégica que signifique una exigencia, un respeto al esfuerzo y unos ejes estratégicos que no se tocan, tenemos una educación que va a saltos de rana, a la derecha y a la izquierda, para adelante y para atrás. Eso da como consecuencia nuestra realidad: el tercer índice de fracaso escolar más importante de Europa, un índice de 'ninis' que ni estudian ni trabajan, un índice de repetición altísimo y una educación de muy bajo nivel. Tenemos una Universidad que no está integrada en el proceso productivo, que investigue y que tenga una investigación de excelencia, de las 200 principales universidades del mundo -el Índice Shanghai- no aparece una sola española y no nos importa.

"La universidad es una fábrica de titulaos dirigidos al paro, cuyo futuro es la emigración en lugar de tener una adaptación de la educación al mercado de trabajo"

Si no respetamos algo fundamental que es la formación profesional superior que es decisiva y si tenemos una producción de centenares de miles de titulados; si no hacemos nada por modificar el sistema educativo, ni superior, ni básico, ni profesional, truncamos nuestra única alternativa a la condena ideológica, la solución es el trabajo verdadero para tener una educación competitiva y que dé una respuesta al reto que tenemos de la revolución tecnológica.

Y en cuanto a las comarcas mineras, ¿qué plantea Ciudadanos? ¿Hay solución?

Las minas de carbón se han acabado. Y eso lo sabemos desde 2010 cuando se acordó que en diciembre de 2018, se acabaría el carbón.  Pretender mantener con respiración asistida lo que sabíamos que moría no es realista. Lo primero que hay que preguntar a nuestros ilustres políticos de 'izquierda de pandereta' y de 'derecha de lo suyo', es 'óigame, ¿y los miles de millones de euros que recibió la cuenca minera para la transformación?'. Han sido convertidos en el mejor de los casos en polideportivos, aceras cojonudas iluminación fastuosa, fastos y gastos, que no eran más que la voluntad del señor acalde para perpetuarse a través de las inversiones de futuro en inversiones no productivas estratégicas de presente.

"Pretender mantener con respiración asistida las minas de carbón, que sabíamos que morirían, no es realista"

Eso tiene un alcance que se puede llamar de dos maneras: ceguera o indecencia. Ceguera por no contemplar que eso era para el futuro; indecencia porque si sabían que eso era para el futuro, y lo empleaban en el presente, lo único que les preocupaba a los poderes locales, era perpetuarse. '¿Qué hicieron con el dinero?, ¿Dónde invirtieron en el futuro? ¿Dónde están los proyectos de reindustrialización, de alternativas de educación, de cualquier tipo?' '¿Qué hicieron además de polideportivos y de piscinas olímpicas vacías?'

Que las personas tengan que emigrar porque no hay futuro a los alcaldes les importa un diablo porque ya tuvieron el éxito de ser reelegidos.

Si se cumplen las expectativas, si se cumplen las encuestas, los liberales tendrán más peso que nunca. En España, siendo un país muy europeísta, hay cada vez más voces que miran con recelo al concepto y actual modelo de Europa. ¿A qué se debe? ¿Tiene solución?

El 80% de lo que nos pasa son resoluciones directivas del Parlamento Europeo y Comisión, del gobierno de Europa. La diferencia es que aquí hay espectáculo, y por lo tanto la tensión personal que crea un espectáculo aparente, la tensión política entre unos y otros. En Europa, en cambio, lo que existe es un trabajo con resultados. En Europa se trabaja pero no hay tensión. Entre partidos sigue habiendo diferencias, las mismas que hay aquí, pero tenemos algo muy claro: hay un objetivo común, y en ese objetivo en común tenemos que trabajar en común para lanzar hacia adelante los intereses españoles.

Vamos a ser un grupo significativo, y Ciudadanos va a ser el partido con más peso dentro de ese grupo. Ahí está la cuestión esencial; seremos infinitamente más eficaces porque tendremos una delegación muy importante.

Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo y Gemma Villarrole, candidata de Cs a la Alcaldía de León. Foto: Aclamv Photographer.
Javier Nart, candidato por Ciudadanos al Parlamento Europeo y Gemma Villarrole, candidata de Cs a la Alcaldía de León. Foto: Aclamv Photographer.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad