Quantcast

POLÍTICA

Dos exministros leoneses piden un pacto constitucionalista para proteger la unidad de España

Medio centenar de parlamentarios de 1977, entre los que están Rodolfo Martín Villa y Manuel Núñez Pérez, piden un pacto que permita no depender del independentismo.

Los exministro Rodolfo Martín Villa (i) y Manuel Núñez Pérez
ICAL. Los exministro Rodolfo Martín Villa (i) y Manuel Núñez Pérez
Servimedia / ICAL | 28/11/2019 - 19:50h.

Más de medio centenar de diputados y senadores de las Cortes Generales que aprobaron la Constitución de 1978 difundieron este jueves un manifiesto en el que expresan su "honda preocupación" por las negociaciones de investidura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con Unidas Podemos y partidos independentistas, frente al que reclaman un gran pacto entre PSOE y PP que proteja la unidad de España.

El escrito, al que ha tenido acceso Servimedia, cuenta con la rúbrica de 52 históricos políticos de PSOE, PP y UCD que han sido ministros, presidentes de comunidades autónomas, alcaldes y que han ostentado altos cargos en las principales instituciones del país.

Entre ellos destacan Alfonso Guerra, Elena Moreno, Enrique Múgica, Francisco Vázquez, José Antonio Escudero, Javier Saenz Cosculluela, José Manuel García-Margallo, Juan Antonio Barranco, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Juan José Laborda, Marcelino Oreja, Nicolás Redondo Urbieta, Ramón Tamames, Soledad Becerrill y Virgilio Zapatero. También figuran los exministros y exparlamentarios conservadores leoneses Rodolfo Martín Villa y Manuel Núñez Pérez, el primero senador real en las Cortes de 1977 y el segundo diputado por UCD.

Los firmates se sienten "en la obligación" de expresar públicamente su temor por la "inquietante bipolarización ideológica" que atraviesa el país y ante la "hora difícil de la vida nacional, en la que el interés superior de España debe estar por encima de cualquiera otra consideración".

"Creemos que lo que más conviene a España y a los españoles es un nuevo acuerdo para fortalecer la unidad de la nación y la convivencia democrática dentro de la Constitución, con los valores sobre los que ésta se asienta: la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. No debemos poner en peligro los grandes beneficios que el pacto constitucional nos ha proporcionado en estos cuarenta años", proclaman.

Consideran que "sólo será posible ese gran acuerdo mediante la formación de un gobierno con amplio respaldo parlamentario y firmemente fundamentado en la Constitución". "Deberíamos dejar de lado nuestras legítimas discrepancias e intereses electorales, con la convicción de que es más lo que nos une y mucho lo que nos jugamos los españoles", insisten.

A su juicio, resulta "indispensable" que el nuevo gobierno que se forme tras la repetición de las elecciones generales el 10 de noviembre promueva "un gran pacto con los agentes sociales, de la misma manera que, con tan positivos resultados, se hizo la Transición" tras la muerte de Francisco Franco en 1975 y que dio lugar al pacto constitucional de 1978.

Sin independentistas

"La resolución de los conflictos que hoy amenazan la convivencia en algunos territorios de España sólo se puede lograr mediante el pacto de los partidos que aceptan el marco constitucional y el respecto al imperio de la ley y del derecho, que alcanza su máxima expresión en nuestra Constitución", aseveran en alusión indirecta a Cataluña.

Subrayan que el nuevo Ejecutivo debería "ejercer plenamente sus funciones dentro de la Constitución, sin depender de grupos políticos que no la aceptan o quieren abolirla por procedimientos ilegales e ilegítimos".

Para ello, hacen un llamamiento a los diputados y senadores de la XIV Legislatura, que tomarán posesión de sus escaños el próximo martes 3 de diciembre en la sesión constitutiva de las Cortes Generales, con el propósito de que alcancen un pacto entre constitucionalistas al que puedan sumarse "los grupos políticos que tuvieran la sincera voluntad de cooperar".

Todos ellos deberían ponerse de acuerdo para elaborar un programa de gobierno "centrado en fortalecer el Estado Social y Democrático de Derecho para garantizar mejor la unidad de España y nuestra convivencia".

Creen que así sería posible "afrontar debidamente el horizonte económico que tenemos ante nosotros, cooperar activamente en el impulso que necesita la UE, y adoptar medidas de carácter social que la sociedad española reclama".

Los 52 diputados y senadores de las Cortes Constituyentes que suscriben este manifiesto, abierto a nuevas incorporaciones, son Alberto Estella Goytre, Alejandro Royo-Villanova, Alfonso Guerra González, Alfonso Soriano Benítez de Lugo, Alonso Puerta Gutiérrez, Antonio Vázquez Guillén, Cándido Sánchez Castiñeiras, Ciriaco de Vicente Martín, Donato Fuejo Lago, Elena Moreno González, Emilio Alonso Sarmiento, Enrique Múgica Herzog, Esther Tellado Alfonso, Francisco de Vicente Domínguez, Francisco Ruiz Risueño, Francisco Soler Valero, Francisco Vázquez Vázquez, Isaías Zarazaga Burillo, Jaime Blanco García, Jaime Ignacio del Burgo, Javier Saenz Cosculluela, Jerónimo Saavedra Acevedo, Jesús Sancho Rof, Joaquín Farnós Gauchía, Joaquín García-Romanillos, José Antonio Escudero López, Jose Antonio Maturana, Jose Manuel García-Margallo, José Manuel Pedregosa Garrido, José Miguel Bravo de Laguna Bermudez, Juan Antonio Barranco Gallardo, Juan Carlos Guerra Zunzunegui, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Juan Colino Salamanca, Juan José Laborda Martín, Juana Arce Molina, Justo de las Cuevas González, Landelino Lavilla Alsina, Leopoldo Torres Boursault, Luis del Val Velilla, Luis Fajardo Spínola, Luis González Vázquez, Manuel Delgado Sánchez Arjona, Manuel Núñez Pérez, Marcelino Oreja Aguirre, Mariano Alierta Izuel, Nicolás Redondo Urbieta, Ramón Tamames Gómez, Rodolfo Martín Villa, Salvador Sánchez-Terán Hernández, Soledad Becerril y Bustamante, y Virgilio Zapatero Gómez.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad