Política

El PP tumba la moción de censura en Murcia metiendo en el Gobierno a los tránsfugas de Ciudadanos

El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha pilotado las negociaciones para hacer fracasar el acuerdo avanzado entre PSOE y la formación naranja.

Teodoro García Egea secretario general PP Partido Popular
Teodoro García Egea, secretario general del PP, en una imagen de archivo. / Nacho Valverde / ICAL
Iñigo Aduriz / Elisa Reche / Elisa M. Almagro / elDiario.es | 12/03/2021 - 14:24h.

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha confirmado el acuerdo entre el Partido Popular y tres de los seis diputados de Ciudadanos para tumbar la moción presentada por el PSOE y el partido naranja el pasado miércoles. Se tratan de Isabel Franco, vicepresidenta del Gobierno murciano; Valle Miguélez, diputada de Cs y miembro de su dirección regional; y el parlamentario Francisco Álvarez. López Miras ha anunciado que tanto Miguélez como Álvarez pasarán a formar parte de su Ejecutivo, del que Isabel Franco ya es vicepresidenta, según informa elDiario.es.

La dirección nacional del Partido Popular ha confirmado a este diario que ha logrado un acuerdo con tres diputados tránsfugas de Ciudadanos en la Región de Murcia para que fracase la moción de censura registrada el pasado miércoles por la formación de Arrimadas y el PSOE para romper el acuerdo de coalición que mantenían hasta ahora allí PP y Ciudadanos y desbancar a Fernando López Miras de la presidencia de la comunidad.

"Hemos cerrado un acuerdo por el que se da continuidad al pacto de Gobierno firmado hace dos años; es decir, la moción de censura no tiene apoyos. El Gobierno de López Miras tiene el apoyo de al menos tres de los seis diputados de Ciudadanos", han explicado fuentes de Génova 13, que tildan de "tremendo fracaso" el acuerdo entre Ciudadanos y PSOE.

Siempre según la dirección nacional del PP, las negociaciones para ese acuerdo que hará fracasar la moción de censura han sido pilotadas por el secretario general del partido a nivel estatal, el murciano Teodoro García Egea, que se ha desplazado a la Región este mismo viernes para conseguir el apoyo de esos tres tránsfugas. "El papel del secretario general ha sido muy importante. Ha sido clave para que la Región de Murcia siga manteniendo un Gobierno de Libertad. Su papel queda reforzado. Él fue también quien pilotó las negociaciones para que los gobiernos de Andalucía etc. salieran adelante", han explicado desde la dirección de Pablo Casado. La maniobra se produce en pleno intento del equipo de Pablo Casado de absorber a los restos de Ciudadanos en el PP.

En el pacto antitransfuguismo firmado por las principales fuerzas políticas, incluida el PP, en 1998, los partidos se comprometieron "a impedir la utilización de tránsfugas para constituir, mantener o cambiar las mayorías de Gobierno de las instituciones públicas, a no apoyar ninguna iniciativa que provenga de los mismos, y a desincentivar el transfuguismo político a través de la adopción de medidas disuasorias de carácter económico, reglamentario y protocolario". El PP, junto a PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos, entre otros partidos, no solo ha seguido suscribiendo ese pacto que se circunscribió entonces al ámbito municipal, sino que el pasado noviembre acordó extenderlo a todas las administraciones.

Una de las diputadas de Ciudadanos que han roto con la dirección de su partido es Valle Miguélez. Fuentes del partido de Arrimadas se muestran extrañados de la decisión de la diputada porque ha sido parte del comité negociador con el PSOE para presentar la moción. Asimismo, fuentes parlamentarias apuntan que Miguélez es la diputada de Ciudadanos con el perfil más liberal dentro del grupo parlamentario y siempre se ha manifestado radicalmente contraria a la subida de impuestos.

El 'clan de Alcantarilla'

Junto a ella, los otros dos diputados que han roto con la dirección de su partido son la todavía vicepresidenta del Gobierno murciano, Isabel Franco, y Paco Álvarez, el sector del partido conocido como el 'clan de Alcantarilla', fuertemente enemistados con la actual coordinadora y candidata a presidenta en la moción de censura, Ana Martínez Vidal. Miguélez fue responsable de Organización y quien había armado la lista electoral para el grupo parlamentario, pero vio cómo su poder decrecía frente a Martínez Vidal.

En un tuit, la propia Martínez Vidal ha reprochado a los diputados tránsfugas de su partido su actitud. "El Grupo Parlamentario de Ciudadanos decidió unánimemente presentar la moción de censura ante la corrupción del PP. Estamos asistiendo a un ataque e intento de compra y corrupción de un PP más viejo que nunca. Ánimo y confianza en nuestro equipo", aseguraba ella en un tuit.

El PSOE y Ciudadanos presentaron el miércoles en la Asamblea Regional de Murcia dos mociones de censura para para quitar del Gobierno al Partido Popular tanto en la Comunidad, como en el Ayuntamiento de Murcia. Ambas agrupaciones suman en el parlamento autonómico 23 escaños, el mínimo necesario para formar mayoría absoluta, por lo que la moción, en un principio, iba a salir adelante. El cambio de parecer de tres diputados de la formación de Inés Arrimadas anunciado por la dirección del PP frustraría esas pretensiones para desbancar a López Miras.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad