Moción de censura CyL

PP y Ciudadanos dependerán de UPL, Por Ávila y Vox si superan la moción de censura

El PSOE necesita los votos de Podemos, la tránsfuga de Ciudadanos y al menos tres diputados más que podría buscar en la formación naranja o en los grupos regionalistas sin haberse reunido formalmente con la Unión del Pueblo Leonés.

presidente Junta Alfonso Fernández Mañueco procurador UPL Cortes Luis Mariano Santos 1
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, se reúne con el procurador de la UPL en las Cortes, Luis Mariano Santos.
Ángel Villascusa / Antonio Vega / elDiariocyl | 21/03/2021 - 10:45h.

Independientemente del resultado de la moción de censura de este lunes en Castilla y León, lo que queda de legislatura sí o sí será diferente. La marcha de la procuradora de Ciudadanos María Montero al Grupo Mixto por desavenencias con la dirección de su partido ha provocado un cambio en la correlación de fuerzas de la cámara y deja al Gobierno de coalición entre PP y Ciudadanos, entre Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea, sin mayoría absoluta, si logran sobrevivir a la moción, según informa elDiariocyl.

Hasta ahora la coalición de centroderecha disfrutaba de una mayoría absoluta de 41 escaños, lo que ha permitido al Gobierno autonómico aprobar sus primeros presupuestos en tres ejercicios o evitar una comisión de investigación sobre la gestión de las residencias durante la pandemia. Si el PSOE no logra apoyos para sacar su moción adelante, PP y Ciudadanos necesitarán el apoyo de dos partidos regionalistas, Por Ávila y la Unión Del Pueblo Leonés, o de la extrema derecha de Vox, para poder aprobar sus leyes. Las otras opciones viables matemáticamente no tienen sentido en clave política: un acuerdo con los dos diputados de Podemos o con la tránsfuga de Ciudadanos.

Composición de las Cortes de Castilla y León

Todo puede pasar este lunes

En 2019, el PSOE fue la fuerza más votada del parlamento autonómico, con 35 escaños de los 81 en juego. La victoria de Luis Tudanca, ahora candidato a presidir la Junta si prospera la moción de censura, fue histórica. Los socialistas en Castilla y León consiguieron ganar unas autonómicas en esta comunidad por primera vez desde las elecciones de 1983. Si Tudanca consigue sumar más síes que noes el lunes, se hará con las llaves del Colegio de la Asunción de Valladolid, la sede de la Junta, que lleva sin presidir un socialista desde hace 38 años.

De momento, Tudanca cuenta con 37 apoyos, los de la bancada socialista y los procuradores de Podemos Pablo Fernández y Laura Domínguez. Estos dos votos son los únicos garantizados fuera del Grupo Socialista, ya que ni siquiera la diputada díscola de Ciudadanos, María Montero, manifestó claramente su posición en la moción de censura. Si bien la procuradora salmantina abandonó el grupo asegurando que defendería los intereses de Castilla y León y de aquellos que la votaron "pensando en que el cambio y la regeneración por fin llegaría".

Con el voto a favor de la ex de Ciudadanos, la moción del PSOE necesitaría todavía tres apoyos más, que los socialistas podrían buscar en el grupo naranja o en las dos formaciones regionalistas Por Ávila y Unión del Pueblo Leonés, los dos partidos que no solo tienen la llave para aprobar su moción, sino que serán claves para la gobernabilidad en los dos años que quedan de legislatura, tanto si Tudanca accede al poder como si Mañueco logra mantenerse. Mañueco e Igea también podrían intentar llegar a un acuerdo con Vox, aunque su procuradora ha pedido la dimisión de ambos.

El PSOE se ha reunido con Por Ávila en las últimas semanas para buscar su apoyo a la moción de censura. Esta formación ha mostrado su disposición al diálogo con todos los partidos, pero sin revelar cuál será el sentido de su voto en la moción de censura de este lunes.

Posición con respecto a la moción de censura del PSOE

Escaños totales 81 | Mayoría absoluta 41

Por Ávila: la escisión abulense del PP

Por Ávila es un partido creado en 2019 como una escisión del Partido Popular abulense tras una turbulenta legislatura con fuertes enfrentamientos internos en la formación conservadora. La disputa por la presidencia de la Diputación de Ávila en el año 2015 se saldó con un insólito caso de transfuguismo interno, ya que 9 diputados decidieron votar como presidente a Jesús Manuel Sánchez Cabrera frente al candidato oficial del partido, Pablo Luis Gómez. La trifulca finalizó con una moción de censura a Sánchez Cabrera apoyada por casi todos los diputados provinciales del PP, tras presentarse este como cabeza de lista de Por Ávila al ayuntamiento de la ciudad en 2019.

La formación abulense logró en esas elecciones municipales ser la fuerza más votada en Ávila capital, con 11 de los 25 concejales, además de entrar con 4 actas en la Diputación provincial y un procurador en las Cortes de Castilla y León, Pedro Pascual. Tras las elecciones, Por Ávila se hizo con la alcaldía de Ávila con Sánchez Cabrera y el PP retiene la Diputación gracias a un acuerdo con Ciudadanos. Este viernes, la Junta de Castilla y León anunció a bombo y platillo la adjudicación de las obras para construir una unidad de radioterapia, mientras que los ciudadanos de Palencia, Soria o El Bierzo continuarán sin poder recibir tratamiento en su territorio.

Escaños necesarios para lograr que la moción salga adelante

Sin negociaciones con los leonesistas de UPL

Por su parte Unión del Pueblo Leonés (UPL) es un partido de corte regionalista con un amplio bagaje desde su fundación en los años 80. Su ideario principal pasa por la escisión de la comunidad autónoma de la Región Leonesa (las provincias de León, Zamora y Salamanca) para conformar la autonomía número 18 de España.

Tras la aprobación de mociones a favor de romper con Castilla aprobadas en medio centenar de ayuntamientos de la provincia de León, el movimiento leonesista vive un momento dulce social y mediáticamente, cuyo principal reflejo político es la UPL. Los leonesistas son el tercer partido con más representación en la provincia leonesa y han gobernado municipios indistintamente con Partido Popular y PSOE. En la actualidad una coalición de PSOE y UPL gobierna la Diputación de León, mientras que en el Ayuntamiento de León son el principal apoyo al alcalde socialista José Antonio Diez, muy enfrentado a su partido precisamente por su leonesismo.

En las Cortes de Castilla y León tienen representación desde el año 1995 y actualmente su líder, Luis Mariano Santos, es quien ejerce como procurador por la provincia de León. Al contrario que con Por Ávila, el PSOE no ha mantenido reuniones formales con UPL para negociar su apoyo a la moción de censura, al menos hasta este viernes, aseguran fuentes leonesistas.

La advenediza de Vox pide la dimisión de Mañueco e Igea

La única procuradora de Vox en las Cortes de Castilla y León, Fátima Pinacho, sustituyó a Jesús García-Conde en las Cortes hace apenas un mes tras la marcha del procurador, cuya presencia en las Cortes ha pasado sin demasiada gloria para su partido. Pinacho aseguró este viernes que los ciudadanos de la Comunidad pueden estar "muy tranquilos" porque "en ningún caso" apoyará "una moción de censura promovida por la izquierda". Si bien las afirmaciones de la procuradora tampoco suponen un respaldo rotundo al 'no'. Desde la dirección de Vox a nivel nacional reclaman la dimisión de Mañueco y una convocatoria de elecciones que les permita sumar más apoyos en las Cortes, como han reclamado en Madrid y en Murcia.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad