BIERZO

El equipo de Gobierno en Ponferrada trata a Manuel de la Fuente de tránsfuga por quedarse como no adscrito

Le permitirán usar un ordenador y una impresora del Consistorio pero sin despacho, mientras insisten en pedirle que "recapacite" y entregue el acta de concejal.

El concejal del Ayuntamiento de Ponferrada, Manuel de la Fuente
César Sánchez / ICAL. El concejal del Ayuntamiento de Ponferrada, Manuel de la Fuente, durante el pleno extraordinario de esta mañana para aprobar la nueva organización municipal, después de su abandono del grupo socialista y su paso al grupo de no adscritos
ILEÓN / ICAL | 15/04/2021 - 13:37h.

El Ayuntamiento de Ponferrada celebró este jueves un pleno extraordinario para aprobar la nueva organización municipal que regirá en el Consistorio tras el abandono del grupo socialista por parte del edil Manuel de la Fuente, que hoy estrenó su condición de concejal no adscrito y de "tránsfuga" para el equipo de Gobierno.

En una dura intervención, la portavoz del PSOE, Carmen Doel, calificó a su excompañero de filas de "desertor" y le reclamó que devuelva el acta de concejal al partido "si le queda algo de dignidad". Doel reprochó a De la Fuente que deje al equipo de Gobierno en minoría y le acusó de "traicionar a las siglas y al proyecto socialista" con su "prepotencia y falta de honestidad".

Al respecto, el acuerdo aprobado hoy establece que el edil no adscrito será el primero en intervenir en los turnos de palabra y pasará a integrarse en todas las comisiones, con una representación equivalente al cuatro por ciento del plenario. De la Fuente también podrá utilizar un ordenador y una impresora municipal pero no contará con despacho propio ni personal de confianza. "No entiendo muy bien que se me dé un ordenador y una impresora pero que se me diga que me busque la vida para ubicarme", aseguró De la Fuente, que ironizó con la posibilidad de "montar una 'haima' en el hall del Ayuntamiento".

En la misma línea, el edil criticó que se le intenté colgar la etiqueta de "tránsfuga" y subrayó que su actividad no se encaminará a "echar un gobierno abajo". Tras recordar que el Consistorio ya cuenta en este mandato con una sentencia que lo condena por vulnerar derechos fundamentales de los concejales de la oposición, el edil no adscrito confió en que esta situación no se repita en este caso, aunque avanzó que, con toda probabilidad, "será un juez el que decida".

Las críticas de De la Fuente fueron secundadas por el portavoz del PP, Marco Morala, quien también aludió a la "sombra" de una nueva vulneración de derechos en este caso. Del mismo modo, la portavoz de Ciudadanos (Cs), Ruth Morales, señaló que se trata de la tercera organización municipal en menos de dos años de mandato y recalcó que esta muestra de "inestabilidad y desgobierno" es fruto de unos responsables municipales "más preocupados por sus guerras internas que por los problemas de los vecinos". Por su parte, el portavoz de USE Bierzo, Samuel Folgueral, lamentó que el pleno se vea obligado a debatir sobre una nueva "crisis de gobierno". "Otra más", señaló.

En nombre de Podemos, la portavoz, Lorena González, pidió "altura de miras, responsabilidad y respeto" en esta cuestión y confió en que los concejales sean capaces de "anteponer los intereses de la ciudadanía a sus guerras y conflictos personales". "Queda mucho trabajo por delante", señaló González, que recordó que el mandato aún no ha alcanzado su ecuador. Por parte de Coalición por el Bierzo (CB), Iván Alonso, aludió al pasado de De la Fuente en el mundo del arbitraje y le reprochó que esté "empeñado en pitar cuando no hay ningún penalti".

Antes de las votaciones, el alcalde, Olegario Ramón, lamentó "profundamente" la situación causada por el abandono de De la Fuente y recomendó al edil que se deje aconsejar para evitar "creerse su realidad paralela". La aprobación del acuerdo contó con 12 votos a favor de PSOE, Podemos y CB y con 11 en contra, de PP, USE, Cs y del propio De la Fuente. Los dos ediles del Partido Regionalista del Bierzo (PRB) se abstuvieron.

Reestructuración de áreas

El pleno también aprobó la reestructuración de áreas dentro del equipo de Gobierno, donde De la Fuente se ocupaba del área de Mantenimiento de Espacios y Edificios Públicos. La delegación que ostentaba el ahora edil no adscrito se suprime y sus competencias se reparten, de manera que Mantenimiento queda en manos de la concejala de Infraestructuras, Carmen Doel, la Plaza de Abastos pasa a ser responsabilidad de la concejala de Comercio, Lorena Valle, y las terrazas son competencia del concejal de Seguridad, José Antonio Cartón.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad