Política

Astorga se marca la restauración de la muralla como una de las prioridades de la segunda mitad del mandato

El mandato que comenzó con el retraso de la toma posesión de la actual Corporación por los recursos judiciales a causa del voto nulo del PP, y que ha vivido la crisis de la pandemia de coronavirus, ha alcanzado el ecuador. Han pasado dos años de los que el alcalde, Juan José Alonso Perandones, ha hecho balance este lunes.

Juan José Alonso Perandones alcalde de Astorga
Juan José Alonso Perandones, alcalde de Astorga. / astorgaredaccion.com
astorgaredaccion.com | 06/07/2021 - 08:46h.

Cuando el mandato camina con el horizonte puesto en 2023, el equipo municipal PSOE-IU tiene por delante destacadas actuaciones en el patrimonio histórico que requerirán de importantes inversiones. Entre ellas la de mayor inversión son los dos millones de euros que el Gobierno de España destinará a obras urgentes en el tramo oriental (zona de la antigua harinera de La Brecha) de la muralla de Astorga. El alcalde ha asegurado que "es la aportación más importante conseguida para una obra fundamental en Astorga" desde que en 2010, también el Gobierno de la nación, concedió 4,5 millones de euros para la recuperación del Teatro Gullón.

En los dos años que restan de mandato, el alcalde, Juan José Alonso Perandones, ha indicado que la muralla será una de sus prioridades con la negociación que tiene por delante con los propietarios de los tramos del muro histórico en la parte de la calle de La Cruz para que pasen a ser propiedad municipal, además de seguir buscando financiación en las administraciones para la reconstrucción del cubo de la calle La Buraca y la restauración del último lienzo de El Melgar donde estuvo el edificio de la antigua compañía eléctrica ELSA.

En patrimonio, el equipo de Gobierno está a la espera de la concesión de 219.000 euros para la restauración del tejado y la carpintería de la Harinera La Rosario, "la más valiosa de su tiempo en el noroeste peninsular. Confiamos que para agosto este expediente esté dictaminado", ha afirmado el regidor.

La próxima actuación de calado es el traslado del mosaico romano extraído de la calle San José de Mayo, alojado ahora en el Teatro Gullón, al patio acristalado de la Biblioteca (224.526 euros) y que formará parte del patrimonio visitable de la Ruta Romana. Una obra con cargo a los Planes Provinciales de la Diputación para este año 2021 junto con la musealización de la Casa Panero (18.000 euros). Con inversiones de estos planes de la institución provincial, se han ejecutado durante estos dos años renovaciones de pavimento, de abastecimiento y alumbrado público. En estos momentos está a punto de finalizar la mejora del parque de El Melgar y la iluminación de la muralla de la parte baja de la zona del Palacio de Gaudí, así como la calle Correos ya finalizada y que se abrirá al tráfico cuando concluya la reforma de los tramos más deteriorados de la plaza San Bartolomé y la calle Padres Redentoristas.

De estas inversiones el alcalde ha destacado la importancia de que son obras con cargo a subvenciones de otras administraciones, como las que tuvo que rescatar en los momentos iniciales de la legislatura. "La paralización administrativa a la que llegó el Ayuntamiento en el primer trimestre de 2019 ocasionó el que no se cumplieran, en la mayoría de las subvenciones, los requisitos fijados en otras administraciones" y tuvieran que ser renegociadas por el actual equipo de Gobierno para no perderlas, ha explicado el alcalde.

Una paralización administrativa que fue una de las consecuencias de la intervención judicial del Ayuntamiento por la investigación de la trama 'Enredadera' para aclarar la presunta corrupción municipal. "No está en mi ánimo culpabilizar a nadie, pero no se puede orillar lo que tal hecho ha ocasionado en el funcionamiento administrativo y tampoco su resonancia" pública y mediática, ha aclarado Perandones.

El mandato comenzó con las primeras decisiones tomadas sobre la reducción de las retribuciones del Gobierno municipal, que "en estos dos años, en comparación con los dos precedentes del anterior equipo de Gobierno, hemos reducido hasta la fecha en 92.656 euros". Un ahorro que también se ha traducido en "prescindir de los gastos de prensa e imagen, contratados por primera vez en la legislatura precedente" que han supuesto 25.000 euros menos de gasto. El tercer compromiso que PSOE e IU habían adquirido durante la campaña electoral de 2019 fue la supresión del 'tarifazo' aplicado por PP y PAL en los precios por el uso de las instalaciones deportivas municipales, entre otros.

Durante la primera mitad de la legislatura, el Ejecutivo municipal ha invertido más de 250.000 euros en numerosas mejoras en el campo de fútbol, el cementerio, el Hogar del Jubilado, la Biblioteca, en colegios, la piscina, la depuradora, etc. Quedan pendientes obras de importancia como el abastecimiento de agua de Santa Catalina de Somoza, dotar de una red de aguas de lluvia en la depuradora, la mejora de la iluminación de la Avenida de Ponferrada, y otras de las que ya están contratadas las redacciones de los proyectos como la sala deportiva de Rectivía o el Mirador de la Vega.

En cuanto al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el regidor ha indicado que el expediente está ultimado con las últimas modificaciones sugeridas por otras administraciones como la Confederación Hidrográfica del Duero o Patrimonio "que serán llevadas a pleno" y enviarlo al Servicio Territorial de Urbanismo para la aprobación definitiva del PGOU.

En el balance de mitad de mandato, el alcalde ha pasado de puntillas por la municipalización del servicio de recogida de basura y limpieza viaria (liderado por sus socios de IU), y otros asuntos pendientes como la finalización de los edificios de la Policía Local y de Servicios Sociales, dos obras 'eternas' que heredan corporación tras corporación desde hace, al menos, dos legislaturas.

Pandemia de coronavirus

Perandones ha destacado sobremanera en estos dos años la gestión de la crisis sanitaria, económica y social de la pandemia de coronavirus, en la que el equipo de Gobierno se volcó para atender a las numerosas urgencias que surgieron en el municipio.

Entre las consecuencias puso de relieve la reducción de ingresos en la Hacienda municipal por el parón de la actividad económica, y la puesta en marcha de Astorga-Ón para gestionar las subvenciones directas a empresas (100.000 euros), los bonos de compra para activar el consumo (120.000 euros) o la información de ayudas a través de las redes sociales, correo electrónico, teléfono o de manera presencial.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad