Quantcast

TRIBUNALES

Al banquillo de los acusados por una protesta contra "los chorizos" de la Diputación

El activista social Ramiro Pinto censura que su protesta contra la corrupción del 14 de noviembre en la institución provincial acabe con un juicio de faltas por presunta desobediencia a la autoridad, que niega.

imagen
ileon.com | 05/03/2015 - 13:37h.

El conocido activista social Ramiro Pinto y otra persona que le acompañaba el pasado 14 de noviembre durante una protesta realizada por ambos frente a la sede de la Diputación de León en plena efervescencia del caso de corrupción destapado por la Operación Púnica se sentarán en el banquillo de los acusados en un inminente juicio de faltas por una presunta falta de desobediencia a la autoridad, segun consta en la denuncia que presentaron en su día los agentes de policía que intentaron evitar su protesta contra los "chorizos" de la política, con una ristra de este embutido en la mano.

Pinto y Natalia Argüello comparecieron hoy ante la sede judicial de Saez de Miera para criticar el hecho de que una protesta que, a su juicio, fue en todo momento pacífica, acabe con ellos dos acusados por una presunta desobediencia que aseguran que no se produjo en ningún momento.

Ambos habían acudido ese día a una convocatoria de Ganemos León para protestar contra la corrupción política en la misma plaza de Botines que se sitúa frente al Palacio de los Guzmanes, sede de la institución. Y al margen de aquella convocatoria se dedicaron a proferir gritos contra los políticos de la Diputación, en referencia directa al caso Púnica que acabó con el hoy ex presidente Marcos Martínez Barazón en prisión por orden de la Audiencia Nacional, así como la imputación del interventor general de la institución. Tamién repartieron embutido entre algunos viandantes, si bien la versión policial en la denuncia habla de su negativa a identificarse y a abandonar el acceso principal del Palacio, impidiendo el paso de numerosas personas, algo que niegan los implicados de manera tajante.

La convocatoria de hoy sirvió para que Pinto retomara sus críticas a la llamada Ley Mordaza que "criminaliza" a quien protesta legítimamente contra la corrupción y confía en ser absuelto tras la vista oral que se ha fijado para el próximo 18 de marzo. "Quieren que nos callemos, no nos dejan hablar, porque de esta manera dejaremos de pensar. Sin hablar y sin pensar haremos lo que ellos quieran. Dejaremos de actuar críticamente. Nos harán sus esclavos", lamenta Pinto.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad