Quantcast

PLENO DIPUTACIÓN DE LEÓN

El miedo a una prevaricación masiva paraliza 14,85 millones de la Diputación para obras en los pueblos

El Partido Popular aparta un punto del orden del día del Pleno de la Diputación al cuestionarse los diputados si es legal aprobar el Plan con su voto cuando algunos de ellos son alcaldes de municipios que se ven beneficiados de las obras.

imagen
Carlos J. Domínguez | 30/04/2015 - 13:00h.

Sorpresa mayúscula en el Pleno de la Diputación de León este jueves al dejar el punto 3, que preveía aprobar el reparto de 14,85 millones de euros del Plan Provincial de Cooperación para financiar 214 proyectos de obras en los municipios, encima de la mesa.

La causa, el miedo de los diputados provinciales a una prevaricación masiva si votaban a favor del punto cuando los municipios donde son regidores algunos de ellos son beneficiarios de este mismo plan de obras.

El diputado no adscrito Matías Llorente elevó una pregunta al presidente de la Diputación, Emilio Orejas, sobre si existía algún informe oficial que avalara que aunque los diputados votaran a favor del plan de obras, y a la vez, los municipios donde son alcaldes sean beneficiarios del mismo no supondría algún tipo de prevaricación. En todo caso, censuró el tradicional sistema de reparto por partidos políticos y no por necesidades reales de los municipios.

El PSOE, por boca de su portavoz, Luis Rodríguez Aller, anunció entonces su abstención en el punto, a pesar de que ayer en la comisión informativa habia sido favorable, y aunque la secretaria aseguró que no veía indicios de ilegalidad posible y que en virtud de su "competencia genuína" los diputados "no cometen ningún delito de prevaricación", el PP anunció su decisión de dejarlo sobre la mesa, no sin criticar Jaime González el cambio de opinión de los socialistas y achacarse mutuamente el retraso de meses que ese millonario plan de obras ya acumulaba.

El propio presidente Orejas se comprometió a recabar todos los informes necesarios para dejar por escrito la limpieza de la aprobación del Plan y "aprobarlo antes de que termine este mandato". Su portavoz, González, garantizó que de este modo se aprobará de forma "impoluta" y consideró "una temeridad sacar esto adelante con su abstención después de surgir dudas de ilegalidad".

A pesar de haber originado las dudas, insistió en aprobarlo el no adscrito Matías Llorente, además de Cristina López y Marcos Martínez, así como Lázaro García Bayón (UPL), que fue el más duro contra el "muy triste espectáculo" que la sesión daba de cara a los ciudadanos, por el simple hecho a su juicio de que "hay elecciones y se dedican a jugar a otra cosa". "Nos toca dar un suspenso a todos los que estamos aquí", concluyó su valoración ante una sesión plenaria que resultó surrealista.

Al final, el efecto es que unas obras para mejorar infraestructuras básicas de todos los ayuntamientos de la provincia de menos de 20.000 habitantes, que se echarían a andar a partir de hoy, tendrán que esperar semanas o incluso puede que meses.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad