SOCIEDAD

Ponferrada pone en marcha un taller de ‘Educación de calle’ para reducir el absentismo y el abandono escolar

Hasta final de año se analizará la realidad socioeducativo de los jóvenes de la ciudad, a la vez que se lleva a cabo la fase de reclutamiento de participantes.

César Sánchez / ICAL . Presentación en Ponferrada del programa ‘Educación de calle’ del Consejo de la Juventud.
César Sánchez / ICAL . Presentación en Ponferrada del programa ‘Educación de calle’ del Consejo de la Juventud.
D. Álvarez / ICAL | 04/11/2020 - 15:57h.

La concejala de Juventud de Ponferrada, Lorena Valle, presentó este miércoles el programa 'Educación de calle', con el que el Consejo de la Juventud de la capital berciana pretende combatir el absentismo escolar y el abandono temprano de la educación reglada. Enfocado a adolescentes en riesgo potencial de fracaso escolar y a aquellos que han dejado sus estudios, el programa busca detectar con la mayor brevedad posible estos casos y concienciar a los jóvenes de la importancia de la educación para la mejora de sus condiciones de vida.

Al respecto, Valle valoró la puesta en marcha de una iniciativa que ya se ha llevado a cabo en ciudades como Zamora, Zaragoza o Guadalajara, en las que es ampliamente reconocido. Para su desarrollo, el programa cuenta con una subvención anual de 35.000 euros, que este año se ha visto reducida a causa de la pandemia de Covid-19. Con este dinero, el Consejo de la Juventud puede asumir la contratación de dos educadoras sociales a media jornada, así como de una coordinadora.

Precisamente la coordinadora del programa, Claudia González, valoró la rentabilidad social de esta intervención socioeducativa cuya primera fase se llevará a cabo hasta el 31 de diciembre. En este periodo, los responsables del programa esperan recabar información a través de 250 encuestas que buscan conocer en profundidad la realidad socioeducativo de los jóvenes de la ciudad. Más de 130 jóvenes han contestado estos cuestionarios, distribuidos por las redes sociales. Además, los impulsores de esta iniciativa también mantuvieron reuniones con entidades y equipos de orientación de los centros educativos, así como con otras instituciones como la Policía Local o los Servicios Sociales.

A la vez que se lleva a cabo la fase de reclutamiento, el programa ya trabaja con ocho jóvenes en una de sus iniciativas estrella, los talleres de deberes que permiten a jóvenes de familias sin recursos completar sus tareas escolares sin que medien problemas asociados a la brecha digital. En estos talleres, en los que participan jóvenes de entre 12 y 17 años, los alumnos pueden planificar sus tareas y aprender nuevas técnicas de estudio.

Además, el trabajo de campo de las educadoras sociales para encontrar a los alumnos absentistas completa esta primera fase del trabajo, que se lleva a cabo de manera paralela al programa Agente Tutor de la Policía Local. "Los jóvenes empiezan a reconocer sus caras", valoró González, que celebró que las responsables del programa ya ejerzan como "figuras de referencia" para estos jóvenes.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad