Quantcast

REFORMA UNIVERSITARIA DE LOS GRADOS

La comunidad educativa de León denuncia la reforma universitaria por "privatizadora" y "sin consenso"

Denuncian que reducirá la calidad de los estudios universitarios además de que encarecerá los precios, dificultando el acceso a los grados de muchas familias.

imagen
Carlos S. Campillo / ICAL Concentración en el Campus Universitario de Vegazana en contra de la reforma universitaria del Gobierno
S. Gallo/Ical | 30/01/2015 - 16:47h.

Un grupo de estudiantes y miembros de la representación sindical y la comunidad educativa de León se concentró hoy en el Campus de Vegazana de la capital leonesa para rechazar la nueva reforma educativa del Gobierno que, a su juicio, pretende únicamente sentar las bases para la privatización de las universidades, una reforma que lamentaron que nuevamente se ha llevado a cabo "sin consenso" del sistema universitario.

Los manifestantes leyeron un comunicado en el que recordaron los numerosos cambios del sistema educativo acometidos por el Gobierno en los últimos años que se han rechazado por entender que tienen como objetivo final "convertir las universidades en empresas de servicios educativos" y que, lejos de facilitar la internacionalización de los estudiantes, generará "nuevas disfunciones" e incrementará aún más las "desigualdades" entre comunidades e incluso entre universidades de la misma comunidad.

Desde el sindicato Stele, José Santamarta denunció que el Gobierno no haya consensuado esta nueva reforma con los implicados en materia educativa, con una iniciativa que consideró que va a generar "una gran desorganización y una mayor privatización" universitaria. A esto hay que sumar la subida de las tasas "de forma alarmante" con la implantación del proyecto '3+2' que pretende el Ejecutivo central dado que "el gran negocio son los másteres" y esta propuesta supone "una vuelta de tuerca más en la mercantilización del derecho a la educación" que hace unos año se consideraba "ejemplar" y que poco a poco se está convirtiendo "en un privilegio".

Los estudiantes también rechazaron esta reforma del Gobierno, y el coordinador de Alternativa Estudiantil Universitaria, Pedro Gómez, insistió en que aún no se ha normalizado la implantación del Plan Bolonia y analizando "las deficiencias que tiene" con la subida de tasas, la reducción de las materias y la obligatoriedad de cursar un máster obligatorio. "Es un claro ataque a los derechos de los estudiantes", alerta Gómez, que advierte de una posible "expulsión masiva" de la universidad y de la creación de unas universidades "de segunda categoría".

A la concentración se sumó el decano de la Facultad de Económicas de León, José Miguel Fernández, que explicó que el desenlace del sistema educativo universitario "parece claro" porque salvo que la comunidad autónoma "imponga otra cosa", el sistema final que se implante será el '3+2' que ahora propone el Gobierno para evitar una competencia desleal entre diferentes territorios. Esto perjudicará a los alumnos con menos recursos.

Fernández manifestó que una educación de tres años resulta "manifiestamente escasa" para poder asumir un trabajo en el mercado laboral, lo que obligará a cursar un postgrado, algo que estimó que supone un coste adicional y elevado que consideró que "no es razonable" que se produzca en estos momentos.  El decano de Económicas de la ULE alertó también de los daños que provocan los continuos cambios en el sistema educativo, que insistió en la necesidad de que mantenga "una estabilidad en el tiempo para que funcione" dados los efectos negativos que tiene en la formación de los alumnos, concluyó.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad