Quantcast

DATOS DEL INFORME AUTONÓMICO DE LA FUNDACIÓN CYD

El sistema universitario de Castilla y León: caro, enjevecido e ineficiente

Un informe de la Fundación Conocimiento y Desarrollo reitera los altos precios de matrícula en Castilla y León, siendo la tercera autonomía donde es más caro estudiar. Además apunta a un elevado 'envejecimiento' del alumnado y el gran recorte de fondos efectuado por el Gobierno de Herrera.

imagen
Antonio Vega García | 04/02/2016 - 09:35h.

Este miércoles la Fundación CYD (Conocimiento y Desarrollo), un lobby empresarial que preside Ana Botín para influir en el sector universitario, ha hecho público su informe 2015 'Las Universidades Españolas. Una perspectiva autonómica', que analiza con datos de las propias universidades su estado.

El informe repasa la situación del sistema universitario español y es uno de los habituales junto al elaborado por el Ministerio de Educación y el de la Conferencia de Rectores, que analizan las debilidades y fortalezas del conjunto y por separado de las universidades españolas, incluída la de León.

En las 20 páginas que el informe dedica Castilla y León, se abunda en datos ya conocidos como que Castilla y León es la tercera comunidad con las tasas más caras de todo el Estado o un dato que evidencia el envejecimiento de la autonomía ya que de este estudio se desprende que, sobre al perfil de los matriculados en grado, es la que cuenta con menos presencia de los alumnos en la edad típica universitaria (18-21 años).

Castilla y León, de las más caras para estudiar

Desde el curso 2011-2012 hasta el 2014-2015 los precios públicos aumentaron algo más del 45% en Castilla y León, por el 20% español. 

El informe de la Fundación CYD destaca de nuevo las cifras ya conocidas de que la Comunidad es la tercera autonomía donde es más caro estudiar, por detrás de Cataluña y Madrid. Esto se reflejan en el coste de estudiar un grado tipo, de 240 créditos, todo en primera matrícula, que costaría con los precios del curso 2014/2015 unos 5.600 euros, en promedio de niveles de experimentalidad (más de 1.100 euros por encima del coste promedio español). Desde el curso 2011-2012 hasta el 2014-2015 los precios públicos aumentaron algo más del 45% en Castilla y León, por el 20% español.

Otro dato preocupante sobre el sistema universitario autonómico es la tasa de ocupación de las universidades públicas, es decir, la ratio entre la matrícula de nuevo ingreso por preinscripción y el número de plazas ofertadas. Según el informe era la segunda más reducida de España (77,2%), solo por detrás de Extremadura. Esto es, en 2014/2015, de cada 100 plazas ofertadas quedaron sin cubrir con los matriculados de nuevo ingreso por prescripción casi 23. Un dato que apunta una enorme ineficiencia en la oferta universitaria de Castilla y León.

Desde el punto de vista de la financiación, Castilla y León fue una de las cinco autonomías cuyas universidades públicas sufrieron un mayor descenso de los gastos corrientes entre 2009 y 2013, pese a ser la tercera comunidad con menor descenso de los ingresos corrientes. En 2013, el balance de los gastos e ingresos corrientes era positivo, con una tasa de ahorro bruto del 12%, la cuarta más elevada de España.

Rendimiento y mercado de trabajo para los alumnos

Entre los escasos datos positivos sobre el sistema universitario autonómico es que Castilla y León está entre las cinco autonomías con mayor tasa de rendimiento de su alumnado tanto en grado como en máster oficial (mayor porcentaje de créditos superados respecto a los matriculados) y con menor tasa de abandono.

Respecto al mercado de trabajo de los graduados superiores en Castilla y León, 2014 fue un año positivo, en el sentido que la tasa de paro de dichos titulados disminuyó 2,8 puntos (detrás de Madrid fue la de mayor mejora), quedando la tasa de paro en el 13,6%, siete décimas por debajo de la media española, cuando el año anterior estaba por encima. Aunque, en el aspecto negativo, un año más fue la Comunidad donde más sobreeducación se experimentó en el sentido de registrar en el año 2014 una elevada proporción de contratos de trabajo firmados con graduados universitarios para desempeñar tareas que no eran de alta cualificación.

Cabe recordar que según datos recientes del INE y su encuesta de Encuesta de Inserción Laboral de Titulados Universitarios (EILU) Castilla y León es la segunda autonomía española donde un menor porcentaje de titulados en la Comunidad han encontrado trabajo sin tener que desplazarse a otros territorios.

Investigación

El conjunto de universidades de Castilla y León se encuentra entre las cinco autonomías con menos publicaciones científicas por personal docente e investigador en equivalencia a tiempo completo, y con menos solicitudes de patentes. Asimismo, el gasto en I+D por investigador en el sector de la enseñanza superior es inferior a la media española (cuarto ratio más reducido en el contexto español).

Entre los escasos datos positivos sobre el sistema universitario autonómico es que Castilla y León está entre las cinco autonomías con mayor tasa de rendimiento de su alumnado tanto en grado como en máster oficial (mayor porcentaje de créditos superados respecto a los matriculados) y con menor tasa de abandono.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad