Quantcast

CONSEJO DE GOBIERNO

La Universidad de León recibe 15,1 millones de euros para su funcionamiento ordinario

Las universidades públicas de Castilla y León recibirán 90,8 millones para financiar gastos de funcionamiento y personal en el tercer trimestre.

Campus de Vegazana de la Universidad de León
ICAL | 30/05/2019 - 17:21h.

ICALEl Consejo de Gobierno aprobó hoy la concesión de una aportación de 90,8 millones de euros a las universidades públicas de Burgos, León, Salamanca y Valladolid para financiar sus gastos de funcionamiento y de personal durante los meses de julio, agosto y septiembre de 2019. La Consejería de Educación destinó el año pasado a estas instituciones académicas más de 342 millones de euros.

La Consejería de Educación considera "necesario" que las universidades públicas de la Comunidad cuenten con una financiación adecuada que permita una mayor calidad de enseñanza y una investigación científica excelente. Asimismo, la aportación aprobada hoy permitirá incrementar la colaboración entre universidad y empresa, como "factor de progreso" en Castilla y León. De esta cantidad, 10,3 millones de euros corresponden a la Universidad de Burgos (UBU); 15,1 millones de euros a la Universidad de León (ULE); 32 millones de euros a la Universidad de Salamanca (Usal) y 33,1 millones de euros a la Universidad de Valladolid (UVa).

Estas aportaciones, según un comunicado de la Junta, garantizan la continuidad en la financiación global de las universidades públicas de Castilla y León. Un compromiso que el Gobierno autonómico ha adquirido con el sistema universitario público como "fuente de modernización" de la sociedad y de la economía.

La nota precisa que la enseñanza superior tiene planteados tres grandes retos en torno a las funciones básicas de la universidad- transmitir el conocimiento existente, generar nuevo conocimiento y transferirlo a la sociedad-. Estas funciones básicas, a su vez, se vinculan a los tres grandes objetivos sobre los que debe insistir una administración "responsable" para lograr un sistema universitario cada vez "más especializado, más fuerte y competitivo".

En primer lugar, la Junta quiere reforzar la excelencia en la formación de los estudiantes universitarios mediante una enseñanza más personalizada que permita avanzar en la mejora de su rendimiento académico y en la adquisición de conocimientos.

En segundo lugar, la profundización y afianzamiento de una investigación científica de calidad. El compromiso de la Consejería de Educación se concreta, por una parte, en la financiación aprobada de los gastos del personal docente e investigador de las universidades públicas y, por otra, en las diferentes actuaciones que nacen de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente de Castilla y León 2014-2020 -RIS3, según sus siglas en inglés-.

Finalmente, el tercer objetivo supone un mayor esfuerzo en la innovación, para aumentar la transferencia de conocimientos desde las universidades hacia la sociedad y las empresas, lo que contribuirá al crecimiento económico y la creación de empleo de calidad en Castilla y León.

Títulos académicos

Además, el Consejo de Gobierno aprobó la contratación del suministro de 90.000 títulos académicos y profesionales de las enseñanzas regladas no universitarias, 7.000 certificados de nivel de idiomas y 600 suplementos europeos al título (SET) de las enseñanzas artísticas superiores, en soporte papel, su impresión y personalización, así como el transporte y entrega de los mismos a las direcciones provinciales de Educación. El importe de la licitación del contrato es de 275.347 euros y tendrá una vigencia de dos años, hasta 2021, con la posibilidad de un año más de prórroga.

La Junta creó en el año 2000 el Registro de Títulos Académicos y Profesionales no universitarios y, desde entonces, realiza la expedición de los citados títulos acreditativos de la superación de las enseñanzas reguladas en la normativa básica de Educación.

Según lo establecido en la normativa básica estatal, los títulos se expiden en nombre del Rey, por el consejero de Educación. Su impresión se realiza en un único tamaño de papel y modelo en el que el escudo de España se sitúa en el ángulo superior izquierdo y el de la Comunidad de Castilla y León, en el derecho.

Para evitar su falsificación, tanto en el papel soporte como en el proceso de impresión de atributos y en la personalización, los títulos incorporan determinadas marcas de seguridad. Con este fin, están numerados mediante series alfanuméricas cuyo control corresponde a las unidades responsables del proceso de expedición y contienen las características que los identifican como título español con validez en todo el territorio nacional.

En el anverso de los títulos debe figurar una referencia expresa a que el título se expide en nombre del Rey por el Consejero de Educación, con arreglo a la siguiente fórmula: "Felipe VI, Rey de España, y en su nombre el Consejero de Educación de la Junta de Castilla y León"; la expresión de que el título se expide para acreditar la superación de los estudios conducentes a la obtención del título español que proceda; el nombre y apellidos, lugar y fecha de nacimiento y nacionalidad del interesado/a; la denominación y localización del centro en el que finalizaron los estudios conducentes a la obtención de la titulación correspondiente, mes y año en que el alumno finalizó dichos estudios; el lugar y fecha de expedición del título; y las claves identificativa del carácter oficial del título (número de inscripción en los Registros de Títulos no universitarios estatal y autonómico). Además, figuran las firmas del Consejero de Educación, la del Director General de Política Educativa Escolar -impresas- y la del interesado.

Igualmente, la expedición de certificados de nivel de idiomas y de los suplementos europeos al título (SET) de las enseñanzas artísticas superiores, se realiza en el marco de su normativa reguladora específica.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad