Quantcast

POLÉMICO PROYECTO

La central de biomasa de Navatejera vuelve a exposición pública para lograr las licencias que se le resisten

El Ayuntamiento de Villaquilambre ha abierto este mes de enero un nuevo periodo de alegaciones para las licencias ambiental y de obras de la polémica planta de generación térmica de biomasa, cuyos primeros pasos ya están judicializados. Hay un nuevo plazo de 10 días para reclamaciones.

imagen
A. Vega | 02/01/2019 - 09:45h.

Casi un año después de pedir las licencias para su construcción, la polémica planta de generación térmica a partir de biomasa prevista en Navatejera afronta el paso de la información pública en el Ayuntamiento de Villaquilambre. El último Boletín Oficial de la Provincia del año (28 de diciembre) publicaba el plazo, de 10 días, para que cualquier interesado en el expediente pueda formular sus alegaciones sobre este proyecto.

Los expedientes de las diferentes licencias solicitadas por la empresa pública autonómica Somacyl están a disposición de los interesados para su consulta en el Negociado de urbanismo del Ayuntamiento de Villaquilambre de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 horas.

Se trata de la segunda vez que sale a información pública el proyecto, ya que el consistorio del alfoz de León lo hace de nuevo al incorporar en el expediente nueva documentación que puede ser de interés para los afectados e interesados. Hace justo un año tuvo lugar la primera exposición del proyecto, que ahora repite por la nueva información. Las aclaraciones solicitadas por los técnicos del Ayuntamiento de Villaquilambre sobre el proyecto, ante las dudas generadas por la información inicial, son las que han reabierto el procedimiento público previo a la concesión, o denegación, de las licencias ambiental y de obras solicitadas.

El proyecto inicial consta de 2 calderas de 12 MW, ampliables a otras dos de 10 MW cada una, y la inversión prevista supera los ocho millones de euros.

El proyecto de central de biomasa está rodeado de polémica y sus primeros pasos ya están judicializados por parte de la asociación Afubiona, que agrupa a vecinos de la localidad contrarios a su instalación. En concreto lo han hecho por la venta de las parcelas de la Junta Vecinal de Navatejera a la empresa Somacyl a un precio que consideran irregular.

La central de biomasa de Navatejera se ubicará entre el Hospital de León y la Clínica Altollano, en un paraje de la localidad próximo a la Ronda Este de León. Esta es la tercera, y parece que definitiva, ubicación del proyecto, tras intentar Somacyl primero situarlo en el barrio de Eras de Renueva y luego en el barrio de Cantamilanos del término municipal de León. La oposición vecinal en ambos casos hizo que se moviera a Navatejera, donde también ha encontrado un fuerte rechazo.

El proyecto de la central térmica de biomasa está promovido por la Junta de Castilla y León a través de la empresa pública Somacyl. La de Navatejera es sólo una de las centrales que promueve esta entidad, que también hace lo mismo con otra de características similares en la ciudad de Ponferrada.

La red de calor diseñada por Somacyl en León abarca buena parte de la ciudad y servirá para abastecer a edificios públicos como el Campus de Vegazana o el Centro del Fuego, el Musac o el Ente Regional de la Energía, además de los edificios privados que deseen adherirse. El proyecto inicial sólo aborda una primera red de calor de las cinco previstas, fragmentando el proyecto total, un aspecto también criticado por el movimiento opositor a la central.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad