Quantcast

miércoles 9 enero

El Russian Classical Ballet regresa al Auditorio de León con ‘El lago de los cisnes’

La bailarina Evgeniya Bespalova lidera el elenco, con música de Pyotr Tchaikovsky y coreografía de Marius Petipa y Lev Ivanov

El Lago de los Cisnes.
Ical | 07/01/2019 - 18:21h.

La compañía Russian Classical Ballet regresa este miércoles 9 de enero, a las 20.30 horas, al Auditorio Ciudad de León con una producción clásica de 'El lago de los cisnes', con elementos escenográficos de gran realismo, creados en el famoso 'atelier' de San Petersburgo donde se producen los escenarios para el Teatro Bolshoy, el Teatro Mariinsky, Ópera de París o Teatro La Scala. Las entradas, con un coste de 25 a 30 euros, están a la venta en taquilla y en la página web http://auditorio.aytoleon.es/espectaculos.php.

Bailarines que lucen vestidos hechos a mano con detalles suntuosos y un conjunto de melodías conocidas por el público que componen esta obra del ballet clásico serán los ingredientes principales de la representación. Evgeniya Bespalova liderará el elenco de las estrellas del ballet ruso, que dirige la propia Bespalova y que afrontarán una coreografía que exige de los bailarines una gran técnica y destreza en su ejecución.

Con música de Pyotr Ilyich Tchaikovsky y coreografía de Marius Petipa, 'El lago de los cisnes' es una obra llena de romanticismo y belleza, donde el bien triunfa sobre el mal, que ha alcanzado un prestigio y una notoriedad intemporal. La representación de sus personajes, particularmente la duplicidad de carácter presente en la pureza de la figura del Cisne Blanco y la intriga del Cisne Negro, exigen un elevado grado de dramatismo y virtuosidad en la interpretación de la bailarina principal, lo que se pone especialmente de relieve en los dos 'Grand Pas de Deux', en los actos dos y tres. Otro momento clímax de la obra es la célebre 'Danza de los pequeños cisnes'.

El prestigio y la notoriedad intemporal alcanzada por 'El lago de los cisnes' están motivados por lamúsica inspiradora de Pyotr Tchaikovsky, pero también por la coreografía inventiva y expresiva de Marius Petipa, que relaciona el cuerpo humano con los movimientos de un cisne y revela así la genialidad de su potencial coreográfico y de su creatividad artística.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario