Castilla y León

La Fundación Villalar ha muerto... y renacido como Fundación Castilla y León

Los miembros de esta entidad de las Cortes autonómicas, cuya disolución pretendió en vano su presidente de Ciudadanos, acordaron hoy sólo con críticas del alcalde de Villalar y ausencia de los más críticos que uno de sus fines sea promover el sentimiento de pertenencia a la Comunidad.

presidente Cortes Luis Fuentes ciudadanos Patronato Fundación Villalar Castilla y León alcalde Villalar Comuneros Luis Alonso
El presidente de las Cortes, Luis Fuentes, preside la reunión del Patronato de la rebautizada Fundación Castilla y León. En la imagen, junto al alcalde de Villalar de los Comuneros, Luis Alonso. / Miriam Chacón / ICAL
ileon.com  | 03/02/2020 - 14:52h.

La Fundación Villalar-Castilla y León pasará a denominarse Fundación Castilla y León si así se ratifica en la próxima reunión de su patronato, que tendrá lugar "en brevísimo espacio de tiempo", según avanzó hoy el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes (Ciudadanos), el mismo que había anunciado su disolución entre críticas hace meses.

"Estamos convencidos de que el nuevo nombre concita muchos más apoyos que el de uno solo de los 2.248 municipios de la autonomía. Había algunos ciudadanos que no se sentían partícipes o representados por la anterior denominación, y la nueva consideramos que engloba el sentimiento de todos los castellanos y leoneses", explicó ahora Fuentes.

Para el presidente, el encuentro resultó "fluido" y "muy positivo", ya que "todos" los participantes buscaban "una fundación que mire al futuro ante los nuevos retos que afronta la Comunidad". Con ese objetivo se han redefinido los fines de la institución, para marcar una serie de funciones "amplias y no constreñidas, como eran anteriormente".

Importantes ausencias leonesas

A la reunión celebrada hoy no asistieron los representantes de Unidas Podemos, de Unión del Pueblo Leonés (UPL), la patronal Cecale y el Consejo de Universidades -el leonés Javier Cepedano-, y entre los puntos abordados en el orden del día se acordó la conveniencia de incorporar al patronato a los dos principales representantes de las organizaciones profesionales agrarias y a un representante del tercer sector.

Entre los nuevos fines, Fuentes señaló que el principal será "contribuir a la consolidación y el desarrollo de la convivencia democrática y el progreso social en Castilla y León mediante la promoción, la defensa, el conocimiento y la difusión de los valores en los que se asienta". Según apuntó, la Fundación "contribuirá a la difusión, fomento, protección y apoyo de aquellos valores que la Constitución Española propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico: la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político".

La Fundación defenderá también "los valores reconocidos como sociales para Castilla y León en el artículo cuarto de su Estatuto de Autonomía; la lengua castellana y el patrimonio histórico artístico y natural, así como las aportaciones de esta Comunidad al presente del conocimiento y de la ciencia; la institución parlamentaria como modelo de encuentro, debate, consenso y acuerdo entre las ideas diferentes al servicio de los ciudadanos; y el modelo del diálogo como un marco permanente de encuentro entre los agentes sociales y los poderes políticos".

Queda de esa manera fuera de los fines de la Fundación Castilla y León uno de los considerados como prioritarios en la actual Fundación Villalar: promover el sentimiento de pertenencia a la Comunidad. Cuestionado por ello, Fuentes señaló que "todos los castellanos y leoneses tenemos en nuestro interior ese sentimiento de pertenencia, y no tenemos que tener una fundación para acrecentar esos sentimientos". "Si somos capaces entre todos de pensar que unidos estamos mucho mejor que divididos, no es necesario que alguien nos lo esté recordando permanentemente", valoró antes de asegurar que sobre ello solo disiente "una pequeñísima parte de alguna institución de León".

Según adelantó Fuentes, la Fundación Castilla y León desarrollará "preferentemente" actividades en el ámbito de "la promoción del talento y la creatividad, en áreas como la educación y el deporte, y sobre el bienestar social y el reto demográfico favoreciendo la acogida y la integración y la igualdad de oportunidades para las personas y colectivos más vulnerables".

La fiesta, en Villalar

Además, la Fundación Castilla y León seguirá siendo la responsable de organizar el Día de la Comunidad, el 23 de abril, que seguirá celebrándose en Villalar de los Comuneros en años sucesivos. Al respecto, aseguró que la conmemoración en 2021 del quinto centenario de la batalla de los comuneros que puso fin a la Guerra de las Comunidades "probablemente sea el evento más importante que tendrá lugar en Castilla y León en los dos próximos años", y por ello están en contacto con los representantes del poder ejecutivo y legislativo "para avanzar lo más rápidamente posible en la organización".

Además, se acordó que la presidencia de esa Fundación siga en manos del presidente de las Cortes, y se limite a una el número de vicepresidencias, que queda en manos del vicepresidente de las Cortes, de modo que el alcalde de Villalar de los Comuneros seguirá dentro del patronato pero ya no como vicepresidente.

Fuentes aseguró que en la reunión celebrada hoy hubo un "absoluto consenso entre los participantes", para lograr una institución "que mire al futuro de la Comunidad", aunque el propio alcalde de Vilallar de los Comuneros, Luis Alonso Laguna, se encargó de mostrar su desacuerdo con el cambio en la nueva denominación, "por lo que es la historia y lo que entraña el nombre de Villalar desde 1975". A su juicio, esta medida supondrá "quitarle el nombre de modernidad de la Comunidad" a la Fundación, ya que "la nueva historia de Castilla y León empezó en 1975, antes de que hubiera democracia, preautonomía y autonomía, en Villalar se estaba hablando de la Comunidad".

Para él, la localidad vallisoletana es quien va a a "pagar los platos rotos de algo que no se debió decir nunca en el sitio que se dijo". "Quitar el nombre es un argumento que perjudica más que beneficia", afirmó antes de reconocer que él había propuesto otra denominación como 'Vilallar, lugar de encuentro de Castilla y León', que a su juicio "cumpliría la función que debería tener esta institución, unirnos a todos". Además, Alonso Laguna reconoció que se están produciendo "movimientos" para crear "una institución paralela", que podría suponer "más o menos" una vuelta al Instituto Regional de Castilla y León.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario