Quantcast

Semana Santa

La receta nada secreta de la Limonada

La Semana Santa se acerca y la tradición manda dejar de lado el vino y tomar limonadas como si se acabara el mundo. Si la prefieres tomar casera apunta esta receta de limonada auténtica que no te dejará indiferente.

imagen
Antonio Vega García | 12/04/2011 - 09:08h.

La anécdota es real. Un joven ejecutivo leonés acude a una entrevista de trabajo para una puntera empresa israelí. La entrevista la realiza el jefe de operaciones del sur de Europa. Al cuestionar al aspirante sobre su lugar de origen y responder León el entrevistador le suelta: "León, el sitio donde "matan judíos". El joven leonés se queda helado y no puede responder mientras le explica su futuro jefe que una vez estuvo en León y tras una reunión le propusieron ir a "matar judíos", a él que es judío e israelí, pero menos mal que rápidamente le explicaron en qué consistía de verdad: tomar un vino con sabor a canela y limón que con pocos vasos puede dejar KO a cualquiera.

Para aquellos que añoren tomar una buena limonada casera, que como siempre las hay aunque haya que probar muchos bares hasta encontrar una decente, les traemos la receta nada secreta de la limonada. La que aquí aportamos es la tradicional y se sigue una receta que ya se servía en los años 60 en el bar de La Carrera de Berlanga del Bierzo.

Para hacer una buena limonada casera es conveniente hacerla con mínimo 8 días de antelación, cuanto más días mejor porque coge más sabor. Lo ideal es hacerla en un garrafón de cristal, a falta de cubas de madera añejas que también pueden usarse.

Ingredientes para un garrafón de limonada (16 litros):

Vino tinto, a poder ser de cosecha propia y del año. Hasta rellenar el garrafón.
Azúcar. 1 kg. para un garrafón.
Naranjas. 1 kg. exprimida y 1 kg. a trozos.
Limón. 1 kg. exprimido y 1 kg. a trozos.
Canela. Varias ramas, según el gusto.
Plátano. 1 Kg. cortados a trozos.
Manzana. 1 Kg. Cortada a trozos. Si es Reineta mucho mejor.
Uvas Pasas. 0,5 Kg.
Higos secos. 0,5 Kg. Cortados a trozos.

Se introduce todo en el garrafón y se deja macerar un mínimo de 8 días. Se mueve un par de veces al día para que fermente y se mezclen los sabores. Dejar reposar en la bodega o en un lugar fresco y oscuro. Pasado ese tiempo se procede a retirar impurezas y se corrigen defectos de sabor: se puede añadir azúcar, naranja o lo que necesite para tener un sabor dulzón suave. En algunos pueblos del Bierzo hay tradición de añadir diferentes alcoholes para que sepa más fuerte como rones, ginebras o destilados de hierbas, esto ya es una cuestión de gusto.

Lo ideal es servír fría y en dosis pequeñas, por lo que pueda pasar.

Concurso de Limonadas

Como ya es tradición por estas fechas, el Restaurante Formela organiza el "Concurso de Limonadas Ciudad de León", en el que sólo pueden participar establecimientos hosteleros. Hay tiempo para presentar las muestras hasta el 14 de abril.

Ver más detalles en este vídeo.

 

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad