ENTREVISTA EXCLUSIVA DE ILEON.COM

Paco, el de La Bicha: "Sólo intento organizar mi trabajo a mi manera, no como quieren algunos"

Paco, el de La Bicha, hace un hueco a iLeon.com mientras levanta con sus propias manos el mítico local que abrió hace 38 años en el Barrio Húmedo. Detrás del mono de obra está el 'tasquero' de siempre y nos desvela que volverá a la plancha, la morcilla y el chorizo en un par de meses. Y que no piensa cambiar el brusco estilo que le identifica: "En sus trabajos, algunos clientes atienden por ventanilla y en fila india; yo les dijo 'tranquilos, que no se va a acabar el mundo', y no voy a cambiar. Soy así, y punto".

imagen
C.J. Domínguez | 14/04/2014 - 11:30h.

Es Paco, el de La Bicha. No había mucho más que añadir. Pero entre que ha cambiado la morcilla en su famosísima plancha por hormigón y cemento para levantar con sus propias manos el mítico local que regenta en el corazón del Barrio Húmedo; y que con su fama de hostelero brusco y extravagante nunca ha sido entrevistado, antes de reproducir sus respuestas a nuestra entrevista hay que matizar algunas cosas. Por ejemplo, que detrás del mito hay un currante nato, pionero del Barrio Húmedo, natural de la Sobarriba, visionario de los productos autóctonos y sí, un 'tasquero' que hace las cosas a su manera, y al que no le guste, puerta.

A todo esto nos responde con enorme amabilidad, obligándonos a tratarle de 'tú', consciente de que el cierre de su local causó conmoción y de que las obras que él dirige enfundado en un mono para volver a levantar el edificio son estos días de Semana Santa tan visitadas como el Santo Grial en San Isidoro. Aquí está, auténtico como él solo: Paco el de La Bicha.

¿Cuál fue el motivo del cierre de La Bicha y el derribo de todo el edificio? Porque sabrás que causó bastante conmoción...

"El edificio necesitaba una reforma completa y decidimos cambiarlo todo"

En realidad fue simplemente porque necesitaba una reforma completa, sin más. Llegó el momento de cambiar y decidimos cambiarlo todo. El edificio de al lado llevaba mucho tiempo ya parado... unos diez años, y su dueño y yo pensamos que sería mejor para los dos reformar ambos edificios a la vez, nos ahorraríamos bastante, así que nos pusimos manos a la obra.

Literalmente. Porque ahora, y más en plena Semana Santa, que es cuando más gente de fuera viene a buscar tu morcilla y tu chorizo, verte en traje de faena levantando el edificio de nuevo se ha convertido en una nueva atracción turística.

Bueno. Cerramos en diciembre.

¿En diciembre?
Sí, aunque al principio la gente no se debió dar cuenta. Y desde hace algo más de dos meses estamos a destajo, sin parar. Yo me paso aquí todos los días trabajando desde las siete y media de la mañana hasta las ocho de la noche. A ver si nos da tiempo a poner el tejado en unos días y ya cambia mucho el cuento. La fachada quedará igual, con la misma altura el edificio y todo. Cambiaremos la carpintería pero el resto, incluso las piedras de la fachada, eso no se toca, tiene que quedar igual.

"Va a seguir el mismo 'chiringuito', dejaremos una parte atrás para expandinos pero no están las cosas para ampliar mucho"

¿El local por dentro va a cambiar mucho?

Va a seguir el mismo chiringuito. Para la parte de atrás estamos dejando una zona para expandirnos, pero de momento arrancaremos con lo mismo.

¿Pero esa parte de atrás será para comedor, quizá?

Uf, no sé, eso ya se irá viendo sobre la marcha. Que las cosas no están ahora para ampliar mucho más, la verdad.

El Húmedo parece una garantía. ¿O no ves el Barrio Húmedo tan bien como puede parecer?

Mira, en el Húmedo lo único que sé es que el año pasado hubo 15 desahucios. Y en este año no sé.

Pero sin embargo siguen abriendo locales nuevos...

Sí, pero habrá que ver cómo aguantan el tirón. Me parece que hay apuestas demasiado fuertes, precios muy baratos, mucha renta, muchos trabajadores... No sé. A lo mejor, ojalá, tienen suerte.

Y estando así el panorama, ¿te da miedo a tí? ¿O al ser alguien ya tan conocido tienes más seguridad de que todo irá tan bien como te iba hasta ahora?

Hombre, más garantía sí, la gente que viene por aquí mucha viene a lo mío. Gente que vienen (a mi establecimiento), toman algo y cogen y marchan.

"Empecé a trabajar en el Húmedo en 1973, llevo aquí más de 40 años y en el 77 abrí ya mi bar"

¿Cuántos años llevabas abierto aquí?

Para diciembre hacía 37... camino de 38 años. Desde el año 1977.

Serás entonces uno de los más veteranos del Húmedo.

Ahora mismo de aquí, quitando el del Valdesogo, que ya está jubilado, el resto ya vinieron después. Yo empecé a trabajar en el Húmedo en el año 73, entonces inauguré el Mesón San Martín, en esta misma plaza, con Luis. Llevo aquí más de 40 años seguidos. En el año 77 abrí ya mi bar.

¿Y de dónde viene el nombre de La Bicha?

Nada, un nombre artístico y ya está. Algo llamativo.

Y tus especialidades, la morcilla, el chorizo, estuvieron desde el principio.

"Desde el principio aposté por productos de aquí, de la tierra, es algo que siempre tuve claro"

Si, desde el primer día funcionó la plancha con cosas de aquí, de la tierra, es algo que siempre tuve claro.

Sé de gente que viene de fuera y no sólo pasa por La Bicha a consumir tus raciones, sino a comprar la morcilla fresca. Cerró Matachana y la morcilla de La Bicha tomó el relevo...

Es un producto muy bueno, la verdad. La morcilla que yo pongo viene de ahí, de Villamoros. Gastamos unas cantidades enormes, depende cómo venga el año, pero muchísima.

¿Tú eres de la zona de Villamoros, entonces?

No, yo nací en la Sobarriba, en Villaseca de la Sobarriba, y vivo en la ribera del Esla... aunque tengo la residencia aquí (se refiere a las obras en Plaza de San Martín, y se ríe), me paso aquí casi 24 horas. Yo desciendo de Moral del Condado.

"Nací en la Sobarriba y vivo en la ribera del Esla... aunque tengo mi residencia aquí, en la Plaza de San Martín..."

¿Viene de allí la fama de la mala hostia que tienes detrás de la barra? Porque serás consciente de esa fama que te acompaña, supongo.

No, hombre no, son las malas lenguas. Mira, todos no podemos ser iguales. En los trabajos, cada uno está a su bola, sabe lo que tiene que hacer y cómo lo tiene que hacer.

¿Puede ser que también este trabajo, la hostelería, quema lo suyo?

No, bueno. Yo creo que la gente piensa que ser tasquero es otra historia y en los trabajos de algunos clientes atienden por ventanilla y todos en fila india. Y aquí hay que decirles: "Tranquilo, que no se acaba el mundo". Lo único que intentas es organizar tu trabajo a tu manera, no como quieren algunos. Unos días lo piden de una manera, otros de otra. Y uno tiene clara su forma de trabajar.

Tú sabes que esa fama de borde forma parte del éxito de tu local, ¿no?...

Si, yo no voy a cambiar. Yo soy así y punto.

¿Cuándo podrá venir a comprobarlo de nuevo la gente? ¿Cuánto podría estar abierta La Bicha de nuevo?

"Yo creo que en junio ya estaré funcionando orra vez en La Bicha"

En junio yo creo que ya estoy funcionando. Ponle dos meses. Yo tengo la licencia de siempre, se trata sólo de tema de instalaciones. Carpintería y fontanería es lo que nos queda ya. El tema de estructura ya está casi, ha habido un problema con las chapas, que las han tenido que devolver, y por eso estamos parados en eso. Pero si no hay novedad, entre mayo y junio estaremos funcionando, me queda un mes o mes y medio. El problema es cuando te metes en fábricas, que si la cadena, que si esto... y que hoy nadie tiene nada en stock, hay que pedirlo. Es que ni una puerta, eso no había pasado nunca en España.

La crisis. Pasan cosas inauditas, supongo que en hostelería tampoco habéis conocido muchas épocas como ésta.

Es todo Europa. Yo lo tengo claro. De ahí viene el problema.

Bueno, dicen que todo va mejor y si es así llegarás para cuando dicen que levantaremos cabeza...

Ya, sí, alguno se encargará de ponerlo más difícil. Seguro.

Tengo entendido que el que mejor prepara los productos cárnicos más auténticos de León, en realidad tiene su pasión en el río...

Es verdad que me gusta mucho la pesca. Esta temporada he podido ir algún día, pero estando ésto como está... muy poco, la verdad. Menos de lo que me gustaría. Yo tengo un sitio en el Porma que es el sitio que dicen que están los dos cotos más trucheros de España, el intensivo y el normal, en el Condado, y lo estoy deseando.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad