PROBLEMAS EN LA ALIMENTACIÓN ESCOLAR

Los gusanos llegaron a menús de 5 colegios de León y en 3 se sirvieron a los niños

Los comedores afectados fueron los del Antonio de Valbuena en León, Trepalio en Trobajo del Camino y el CRA de Riaño, mientras que en La Palomera y Antonio González de Lama se detectaron en la cocina. Hay otro caso en la provincia de Segovia. La empresa afirma que ningún niño comió la sopa, que no era peligroso para su salud y que el origen fue una partida de pasta envasada. Mientras, la Junta contrata a una empresa de control de calidad que revise las cocinas de los colegios y de la concesionaria Serunión y abre una investigación que culminará al final de esta semana.

imagen
Aspecto del aula que sirve de comedor en el CRA de Riaño, donde también aparecieron larvas de gusano en la sopa.
C.J.D. | 14/10/2014 - 16:28h.

Cinco colegios de la provincia de León, tres de ellos de la capital (Antonio Valbuena, La Palomera y Antonio González de Lama), el colegio de Trepalio en Trobajo del Camino y el CRA de Riaño, recibieron una partida de pasta de sopa con larvas de gorgojo en el menú escolar del pasado jueves 9 de octubre, y en tres de ellos (Valbuena, Trepalio y Riaño) se llegaron a servir a los escolares en el comedor, al igual que ocurrió en otro centro escolar de la provincia de Segovia, mientras que en los dos restantes de la capital leonesa se detectó su presencia en la cocina antes de su emplatado.

Así lo reconoce un informe oficial elaborado por la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León tras mantener esta mañana una reunión con la empresa adjudicataria del servicio de comedor escolar en todos ellos, la catalana Serunión. Un informe en el que se asegura que ningún niño llegó a ingerir los gusanos e incluso que aunque así hubiera sido "no hubiese producido daño alguno a la salud", según ha aducido la empresa en su descargo.

Ante esta circunstancia, la Junta de Castilla y león ha adoptado las primeras medidas. La más urgente, la contratación a una empresa de control de calidad que realizará una exhaustiva revisisión de las cocinas de los colegios afectados y de la propia concesionaria Serunión, y abre una investigación que culminará al final de esta semana con la adopción de medidas que aún no se han avanzado.

Según el mencionado informe, con los datos ofrecidos por la empresa, el origen hay que buscarlo en una partida de pasta envasada en un paquete de 5 kilogramos "cuya fecha de caducidad era de 30 de noviembre de 2016". "Se ha confirmado que la empresa concesionaria, dado el volumen de materia prima que emplea habitualmente en la elaboración de menús, no almacena materia prima sino que se realizan pedidos semanales incluso de productos secos como es el caso de la pasta". Con esa pasta se hizo la sopa de cocido que provocó la alarma y sobre todo la indignación de los escolares y sus familias, aunque hasta ayer sólo había trascendido el caso del Antonio Valbuena e iLeon.com había confirmado esta misma mañana el del colegio rural agrupado de Riaño.

También con "carácter inmediato", se contratará una auditoría externa en la cocina central de la empresa gestora de los comedores afectados por la presencia de gorgojo para determinar el nivel de cumplimiento de las normas higiénico sanitarias y dietético-nutricionales exigidas para la adecuada prestación del servicio de comedor a escolares.

Serunión es la adjudicataria del cátering de la mitad de los colegios públicos que ofrecen comedor en la provincia de León, correspondiendo la otra mitad a la empresa leonesa De Celis. El reparto del contrato de más de 9 millones de euros entre ambas para tres años, a partes iguales exactas, ha había provocado a principios de este curso el problema de que existía una diferencia de 0,74 euros de diferencia en el precio diario del menú para las familias, siendo la de Serunión la más cara, tal y como ya publicó iLeon entonces.

Análisis microbiológico

Respecto a la presente 'crisis de los gusanos', la empresa conserva muestras termoselladas de las partidas con las larvas de gusano para que se pueda realizar un análisis microbiológico que permita comprobar si hay presencia de cualquier otro tipo de agente contaminante.

También se está analizando el protocolo de actuación desde que la partida de pasta de sopa fue adquirida por Serunión hasta su emplatado "para identificar los posibles puntos críticos" que se hayan producido y "se verificará, asimismo, que la empresa fabricante del producto y la distribuidora cumplen con toda la normativa higiénico sanitaria, habiendo sido ya requerida la empresa fabricante para que acredite la efectiva aplicación del plan preventivo de plagas".

Teniendo en cuenta esta posible origen del problema que tanto ha alarmado a la comunidad escolar de la provincia leonesa, tanto Serunión como la Junta realizarán por último una monitorización y seguimiento de los procesos de las empresas fabricantes y de los proveedores de alimentos, así como se intensificará esta tarea en todas las empresas concesionarias de los menús de comedores escolares que prestan servicio en Castilla y León.

Ya ocurrió con Serunión en Elche y Alicante

Cabe recordar, por último, que no es la primera vez que la empresa Serunión se ve envuelta en este mismo tipo de problema: ya se denunciaron gusanos en la sopa de menús servidos por ella al menos en otras dos ocasiones: una a principios de este mismo mes en el Colegio Clara Campoamor de Elche, con un foco localizado en unos sacos de arroz, y otra hace dos años en Alicante.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad