Quantcast

FAUNA EN PELIGRO

El urogallo entra en la UVI pero la Junta pide esperar para adoptar medidas de protección adicional

La Comisión Sectorial de Medio Ambiente entre Gobierno central y Comunidades Autónomas celebrada esta semana aprobó declarar en situación "crítica" al urogallo cantábrico por el grave peligro de extinción del ave. La Junta ni siquiera acudió a la reunión y pide 'esperar' para ver si aprueba medidas adicionales de protección de la especie.

imagen
Urogallo cantábrico ('Tetrao urogallus cantabricus').
A. Vega | 26/07/2017 - 10:32h.

Nadie duda de que las dos especies más emblemáticas de la fauna cantábrica son las dos que en más peligro se encuentran, el oso pardo y el urogallo cantábrico. Pero si bien el oso ha logrado mantener y recuperar su población según datos oficiales, la situación del urogallo ha entrado en alerta roja, tal y como ha reconocido el Gobierno central al aprobar esta semana en la reunión de la Comisión Sectorial de Medio Ambiente la declaración de "situación crítica" de este singular ave. Ésta se produce dada su situación de riesgo de extinción, según los criterios recogidos en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Esta Comisión es un órgano de coordinación entre el Gobierno central y las Comunidades Autónomas y tal y como han reconocido fuentes de la consejería de Fomento y Medio Ambiente, Castilla y León no asistió a la reunión delegando su representación en la ministra Isabel García Tejerina. La excusa alegada era una reunión ya prevista con Zamora para tratar diversos asuntos de interés en la que era necesaria la presencia del consejero leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Es precisamente la provincia de León el territorio clave para esta especie que tiene un plan de recuperación de la especie en vigor desde el año 2009, muy criticado por los colectivos ecologistas por los 'olvidos' que contenía sobre todo en zonas de proyectos eólicos. Precisamente varios parques eólicos ya construidos han visto anuladas sus autorizaciones por el Tribunal Supremo porque la Junta no revisó su afección al hábitat del urogallo.

La provincia de León es el territorio clave para la supervivencia de esta especie, tal y como muestra el plan de conservación de la Junta de 2009, un plan fracasado a tenor de la declaración de "situación crítica" de la especie que ha aprobado el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. No obstante fuentes de la consejería de Fomento y Medio Ambiente han pedido "esperar" para conocer si habrá modificaciones del plan actual o medidas adicionales de conservación para el urogallo cantábrico, reconociendo eso sí que la declaración supone más fondos para su protección. La aprobación en "situación crítica" debe materializarse en próximas fechas en una orden ministerial que hará oficial la grave situación por la que atraviesa el urogallo, a la que se han sumado otras especies como la jara de Cartagena, el alcaudón chico, la náyade auriculada, la cerceta pardilla, el visón europeo y la nacra común.

La grave situación del urogallo en los últimos años

El pasado mes de mayo ileon.com desveló que un ejemplar hembra de urogallo había fallecido en enero a los pies de un parque eólico de Folgoso de la Ribera, ubicado en el polémico 'nudo de Villameca'. Era la primera información sobre la aparición de la urogallina, negando la Junta que hubiera silenciado el suceso en plena polémica por las anulaciones de parques eólicos precisamente por su afección a la especie. Precisamente el ejemplar se localizó en una zona que la Junta no situó como crítica en su plan de conservación de 2009, pese a la existencia de informes científicos que sitúan en la zona cantaderos de urogallo (zonas de reproducción). Es el segundo caso conocido en Europa occidental de fallecimiento de urogallo afectado por un parque eólico tras otro caso producido en Suecia hace algunos años.

La afección al hábitat del urogallo han sido las bases de las sentencias del Tribunal Supremo que han anulado parques eólicos construidos como Peña del Gato y La Espina, aunque la Junta busca revertir las sentencias con subterfugios legales que reaprueben su licencia. El urogallo ha sufrido además otros problemas en sus hábitats de la provincia, como graves incendios como el ocurrido en las comarcas de Cepeda y Omaña en el año 2015, que afectó a la población más meridional del mundo de este ave.

En el otoño del 2016 las Cortes de Castilla y León aprobaron que se elabore un nuevo plan de recuperación para el oso pardo pero de momento el urogallo tendrá que esperar, pese a que su situación es cada días más "crítica" como reconoce el Gobierno central.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad