sucesos

Imputan por falsa denuncia a la mujer que podría haber simulado un intento de rapto en Navatejera

La Guardia Civil de León sospecha que podría ser falsa la denuncia que interpuso la presunta víctima, con otra mujer como testigo, y remite las diligencias al Juzgado para que actúe en consecuencia.

imagen
Imagen genérica de la Avenida de la Libertad de Navatejera (Villaquilambre). / Google Maps
ileon.com  | 29/03/2018 - 10:32h.

La Guardia Civil de León ha iniciado los trámites pertinentes y la correspondiente investigación para esclarecer la veracidad de un intento de secuestro, que podría haber sido simulado por la mujer denunciante, tras las sospechas e indicios firmes que apuntan a una posible invención de tal hecho. Este hecho ha sido confirmado por la Subdelegación del Gobierno en León, con lo que el trámite ahora pasa por considerar investigada judicialmente (la figura de 'imputada', como se la conocía anteriormente) a la propia mujer.

El suceso, que fue denunciado formalmente ante el cuartel de la Guardia Civil en Armunia por la propia presunta víctima, tal y como informó este medio de comunicación tras confirmarlo de fuentes oficiales del Instituto Armado, fue denunciado como ocurrido el pasado día 7 de marzo en la avenida de la Libertad de Navatejera (municipio de Villaquilambre).

Interpuso la denuncia la propia mujer a la que supuestamente podría haber sufrido el intento de rapto, el cual se encuentra en entredicho en estos momentos, según fuentes de Subdelegación. La denunciante de tal hecho está siendo investigada como sospechosa de un delito de simulación de delito, por el que la Guardia Civil de León ha remitido las diligencias al Juzgado de Instrucción de turno de León, al considerar que los hechos podrían ser constitutivos de un ilícito penal.

La versión de la mujer que denunció el intento de secuestro

Según el relato de los hechos que se incorporó a la denuncia de la propia mujer, cuando ésta se encontraba en un punto de la travesía de la Avenida de la Libertad, en la carretera LE-311, en torno a las diez de la mañana un vehículo de color azul se le acercó, conducido por un hombre de mediana edad y apariencia normal, con el pelo canoso.

Tras una brusca apertura de la puerta del vehículo, siempre según ese relato, el hombre la asió con firmeza de un brazo haciendo fuerza para introducirla en el interior del coche, algo a lo que ella se resistió con no menos fuerza, golpeándole a él en la medida de lo posible en el brazo.

Consta además que otra mujer viandante que pasó por las inmediaciones se sumó a prestar ayuda a la denunciante, redoblando los golpes en la extremidad del varón hasta que éste abogó por cejar en su empeño y, cerrando la puerta, abandonó el lugar de los hechos. La cuestión es que, en las pesquisas realizadas por la Guardia Civil para desentrañar estos hechos, se observó que las versiones de ambas mujeres no sólo no concordaban en exceso sino que incluso en algunos detalles se contradecían abiertamente.

La Guardia Civil, obligada a desmentir bulos

Durante un clima de lógica preocupación de sucesos que se estaban investigando en Asturias a principios de este mes de marzo, algunos bulos comenzaron a circular por las redes sociales y grupos de whatsapp de muchos leoneses, con mentiras y alarmas que Subdelegación, Policía y Guardia Civil de León se vieron obligados a desmentir, ciñendo los hechos exclusivamente a la veracidad, o no, de el único intento de rapto que se había denunciado.

Algunas de estas mentiras que se expandían y compartían por mensajería, vía internet y teléfonos móviles fueron la existencia intentos de secuestro de mujeres y niños en el barrio de Eras de Renueva de León, bandas o ladrones robando a personas mayores en la zona de Pinilla de la capital leonesa haciéndoles perder el conocimiento con éter, o la presencia de un posible secuestrador en las inmediaciones del colegio de Puente Castro. Todas ellas demostradamente sin fundamento policial o judicial alguno.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad