sangría poblacional

León pierde otros 5.000 habitantes en 2017 y se sitúa como la tercera provincia española con mayor descenso

Desde el inicio de la crisis, en 2008, la provincia leonesa ha perdido el 7,36% de su población total, 36.881 habitantes. La Región de León pierde 10.258 personas y las seis provincias castellanas 7.893.

imagen
ileon.com  | 24/04/2018 - 13:14h.

La sangría poblacional no cesa en la provincia de León, que fue la que más población perdió el pasado año, 2017, cuando se contabilizaron cerca de 5.000 habitantes menos, concretamente perdió 4.997 habitantes entre el 1 de enero de 2017 y el 1 de enero de 2018, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, la provincia leonesa sólo se ve superada en términos de pérdida de población por Asturias, con 6.825 habitantes menos, y Jaén, con una pérdida de 5.802 personas.

Unos datos que mantienen la misma tendencia que años anteriores, ya que la provincia sigue perdiendo una media de 5.000 habitantes al año, lo que ha sucedido en los últimos cinco años. Además, desde el inicio de la crisis económica, en 2008, han abandonado León la friolera de 36.881 habitantes, lo que supone el 7,36% de su población total.

Uno de cada tres habitantes que pierde Castilla y León residía en León

En el caso de Castilla y León, la comunidad perdió el año pasado 18.151 habitantes. Además, casi uno de cada tres habitantes que se pierden en toda Castilla y León  corresponden a la provincia leonesa.

En términos relativos, dentro de Castilla y León el mayor descenso se produce en Zamora (-1,6 por ciento) y Ávila (-1,5 por ciento); sigue León (-1,1 por ciento), Palencia (-0,9 por ciento), Salamanca (-0,7 por ciento) Segovia (-0,6 por ciento), Burgos y Soria (-0,4 por ciento) y Valladolid (-0,3 por ciento).

Y la Región Leonesa pierde más de diez mil habitantes

En términos absolutos, la mayor caída se registra en León (-4.997 habitantes menos), Zamora (-2.860), Ávila (-2.435), Salamanca (-2.401), Valladolid (-1.456), Palencia (-1.423), Burgos (-1.266), Segovia (-981) y Soria (-332 habitantes menos).

Esto significa que la Región Leonesa pierde 10.258 habitantes sumando sus tres provincias: León, Zamora y Salamanca. Mientras que las seis provincias castellanas de la autonomía se dejan 7.893 habitantes, un 23% menos.

Así a 1 de enero de 2018, la población en Ávila era de 158.265 habitantes, Burgos 356.905, León 463.319, Palencia 161.967, Salamanca 331.202, Segovia 153.203, Soria 88.571, Valladolid 519.674 y Zamora 174.544 vecinos.

Con lo cual, la Región de León tiene, según esos datos 969.065 habitantes (mientras las otras seis provincias restantes de Castilla 1.438.585). En 1983, antes de la unión forzosa con seis de las ocho provincias de Castilla La Vieja, el País Leonés tenía 1.120.467 habitantes. Por provincias, en aquellas fechas la población de León era de 528.178 habitantes, la de Zamora de 226.549, Salamanca de 365.740 habitantes y la de Valladolid en ese mismo año de 481.121 habitantes.

León ha perdido 64.859 habitantes, Salamanca 34.538 y Zamora 52.005. Lo que indica que en los 35 años desde que se las incluyó en la autonomía se han dejado 151.402 habitantes en el proceso.

Por contra, la provincia vallisoletana (la única que gana habitantes desde la creación de la Comunidad Autónoma de Castilla y León), aumenta en 38.553 personas.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad