Quantcast

SECTOR BIOFARMACEÚTICO

De Luxemburgo a pérdidas y sueldos millonarios, los llamativos 'secretos' de la vieja y nueva Antibióticos

ADL Bionatur Solutions, el nombre de la nueva Antibióticos, está controlada por empresas domiciliadas en Luxemburgo. El año pasado perdió tanto dinero como facturó, más de 12 millones de euros, y la sociedad retribuye con un millón de euros a su alta dirección y su consejo. Invertirá este año 20 millones, la mayoría en León, para afianzar su capacidad industrial.

antibióticos industria farmacia farmacéutica león ADL Biopharma empresas León 2
A. Vega | 25/06/2018 - 10:20h.

La nueva Antibióticos, formalmente ADL Bionatur Solutions, es ya una realidad con la próxima ampliación de capital en 15 millones de euros, destinada a inversores cualificados, para dotar a la sociedad farmaceútica de fondos para invertir y de paso consolidar la cotización en bolsa, en el mercado de empresas emergentes (MAB).

La operación financiera de ampliación de capital se produce para garantizar la actividad de la compañía biofarmaceútica, ya que según sus auditores "el nuevo Grupo que resulta de la adquisición de Antibióticos por Bionaturis no dispone del capital circulante suficiente para llevar a cabo su actividad durante los 12 meses siguientes a la fecha de incorporación de las nuevas acciones a negociación en el MAB". No obstante el fondo Black Toro, el accionista de control, ha garantizado su apoyo financiero a la nueva sociedad, que confía en multiplicar sus ventas y llegar a beneficios en 2019.

La compleja operación empresarial que transforma Antibióticos es en realidad una compra inversa y una salvación financiera de la otra empresa implicada. Todo de la mano del accionista Black Toro, que diseñó la operación para integrar la firma investigadora Bionaturis y la industrial ADL (vieja Antibióticos) para conformar un grupo biofarmaceútico líder en fermentación y rentable. El grupo conjunto facturó en 2017 más de 14 millones de euros y cuenta con una plantilla de casi 300 trabajadores, la mayoría de ellos en León.

Con su cotización en bolsa y la ampliación de capital, la nueva compañía ha tenido que realizar el consiguiente 'desnudo' de sus cuentas y de su actividad, para que los futuros inversores conozcan a fondo dónde van a invertir su dinero. Y de esa información pública hemos extraído algunos de los datos más llamativos y claves de la sociedad.

Pérdidas millonarias y número de trabajadores

La 'vieja' Antibióticos cerró el 2017 con unas ventas de 12,2 millones de euros, prácticamente duplicando su cifra de negocio del año 2016. Cabe recordar que la nueva empresa inició su trayectoria en noviembre de 2014 con la compra por parte de Black Toro, por un total de 9 millones de euros, de la unidad productiva de la histórica farmaceútica quebrada. Además se asumía el compromiso de contratar a 170 trabajadores de la antigua sociedad.

Pero además de subir sus ventas Antibióticos perdió casi tanto como facturó, con 12,1 millones de euros de pérdidas contables, multiplicando casi por cuatro los 3,4 millones que ya perdió en el 2016. Las cuentas de Antibióticos muestran la dificultad de volver a echar a andar la fábrica y la sociedad sigue en funcionamiento gracias a la garantía de inyección de fondos que Black Toro ha mostrado hasta que sea viable, según desvelan los auditores de la firma. Según la empresa, este 2018 podría cerrar con EBIDTA positivo, es decir generar más ingresos que gastos, y ya incluso en 2019 podría tener beneficios operativos.

La empresa Bionaturis perdió, por su parte en 2017, 111.773 euros reduciendo en más de un millón las del año 2016. Facturó en 2017 un total de 2,4 millones de euros, casi duplicaso su cifra de negocio del año anterior. Las pérdidas acumuladas y la necesidad de liquidez han motivado su fusión con Antibióticos para dar lugar a la nueva compañía.

La antigua Antibióticos tenía al finalizar el primer trimestres del 2018 un total de 248 trabajadores -50 en los departamentos de I+D+i, regulatorio y calidad- y excluyendo 15 que se traspasaron a Wacker tras la venta de una unidad de fermentación. Bionaturis tenía 40 trabajadores. La empresa no ha anunciado ninguna reducción de personal debido a la operación corporativa.

Inversiones 2018

La nueva farmaceútica combinada ha planificado para el 2018 unas inversiones de 20,2 millones de euros, de los cuáles más de la mitad ya están comprometidas. Gran parte de las inversiones van destinadas a mejorar las instalaciones de Antibióticos en León; la nave III de fermentación recibirá 4,9 millones y la planta piloto otros 2,3 millones. Además se comprarán maquinaria por 4,1 millones y el resto de la inversión será para investigación, desarrollo y creación de un sistema de control de gestión GMP.

Las instalaciones de ADL que constituyen la fábrica ubicada en la Avenida de Antibióticos de León tienen un valor contable de 173,9 millones de euros, según un informe independiente incluido en la memoria de la compañía.

La alta dirección y el consejo cobran un millón de euros al año

La documentación de cotización señala que el importe que cobran los miembros de la la alta dirección y el consejo de administración de Antibióticos sumó en el 2017 un total 916.000 euros. La empresa no desvela el número de personas que lo recibieron de forma individual, aunque indica que destinó de esa cantidad 434.000 euros a pagar de forma conjunta a los consejeros que actúan como 'alta dirección', entre los que se encuentra su consejera delegada, Pilar de la Huerta.

Los ejecutivos de la empresa han sido contribuidos además en el 2017 con un 'bonus' de 300.000 euros y "ciertos miembros de la alta dirección son beneficiarios de determinados porcentajes de capital de la sociedad y otros complementos salariales, como seguros de vida, vehículos de empresa, y complementos sociales como parte de su desempeño". También en el 2017 Antibióticos realizó operaciones con partes vinculadas con miembros del consejo de administración, en concepto de servicios profesionales, por importe de 140.000 euros.

El consejo de la nueva ADL Bionatur Solutions está compuesto por nueve personas y cuenta entre sus miembros con nombres llamativos como el del director del periódico conservador ABC, Bieito Rubido, o miembros de familias de la burguesía catalana como Juan Molins (Cementos Molins) o Carlos Javier Tusquets Trias de Bes. También el pediatra asturiano, y exdirector del servicio público de salud del Principado, Juan Azcona de Arriba, forma parte del máximo órgano de gobierno de la nueva farmaceútica.

Negocio clásico

El negocio original de Antiobióticos era la venta de derivados de penicilina al sector farmaceútico, aunque actualmente sólo supone la mitad de su negocio. La apuesta de la compañía es, en cambio, reforzar otra línea de negocio, la fabricación de subproductos mediante fermentación, bien propios o de terceros, una línea con mayores márgenes que el mercado tradicional farmaceútico. Así, se espera que, a lo largo de los próximos ejercicios, "el 25% de la actividad provenga del negocio tradicional de principios activos derivados de la penicilina (APIs), mientras que el 75% corresponderá a otros procesos de fermentación de mayor valor añadido".

No obstante, según la documentación de la compañía, "Antibióticos cuenta con un amplio porfolio de APIs betalactámicos (derivados de la penicilina) estériles y orales de gran valor añadido que actualmente se encuentran en fase de validación" y que supondrían seguir manteniendo el negocio básico de la empresa desde los 50, reforzándolo con nuevos productos a la venta entre los años 2019 y 2020.

Como apertura a nuevos mercados, Antibióticos destaca el haber superado, en el mes de enero de 2017, la inspección de la FDA, que autoriza la entrada de productos químico-farmacéuticos en Estados Unidos.

Un 'cacho' de la fábrica leonesa, en manos americanas

En diciembre de 2016, Antibióticos firmó una operación de venta de parte de sus instalaciones leonesas. El comprador fue la compañía Wacker Biosolutions, que se hizo con la propiedad de una de las cuatro unidades de fermentación, con todas las instalaciones incluidas pero no los edificios, que se alquilan por un plazo de 9 años prorrogables hasta los 20.

La venta de este trozo de la fábrica supuso una inyección de ingresos para la empresa de 6,8 millones de euros en 2016 y desde el 2018 unos ingresos anuales estimados de 500.000 euros, derivados del alquiler de los edificios y la prestación de otro tipo de servicios. Ambas empresas mantienen un contrato para el uso de las instalaciones en caso de ser necesario, como hace hasta el momento en que termine de poner en marcha algunas instalaciones en renovación, por lo que abona un alquiler a Wacker. Curiosamente la compañía alemana Wacker Chemie es, precisamente, uno de los grandes rivales de Antibióticos en el sector de la fermentación.

Además de la fábrica, Antibióticos tiene como uno de sus grandes activos la depuradora, de la que aseguran "está actualmente poniendo a punto con el objetivo de tenerla totalmente operativa para finales de 2018". La empresa quiere entonces ofrecer servicios de depuración de residuos a compañías del entorno para generar ingresos, varias de las cuáles ya fueron clientes suyos en el pasado.

20.000 peces cebra para experimentos

Una de las filiales más llamativas de la nueva ADL Bionatur es Biobide, una empresa que es "líder mundial en el uso del modelo animal de pez cebra para la ejecución de ensayos de eficacia y toxicidad aplicando las últimas tecnologías como el análisis de imagen y la automatización". Ubicada en San Sebastián, cuenta con un animalario de pez cebra que puede albergar hasta 20.000 peces adultos "que permiten el desarrollo de ensayos de toxicidad general y específica, así como ensayos de eficacia".

Tratamiento estrella contra la Leishmaniasis canina

Uno de los productos estrella de la nueva compañía es la comercialización de la vacuna BNT005, de la que la compañía tiene concedidos los derechos por parte del CSIC para la explotación comercial de esta familia de patentes para el tratamiento y prevención de la leishmanisis visceral canina.

Este producto se obtiene por fermentación, una de las especialidades de la parte industrial de la nueva farmaceútica, y ya tiene licencias de venta en varios países y es producto de una investigación de la mano de la antigua Bionaturis.

Dueños desde Luxemburgo

El socio mayoritario de la nueva Antibióticos es la compañía BTC Uno, uno de los fondos de Black Toro Capital, que posee hasta la fecha el 85% del capital social de la sociedad, aunque con la ampliación de capital en marcha podría diluirse ese porcentaje. Esta sociedad tiene su sede social en Luxemburgo, un país con una singular política empresarial y habitual sede de este tipo de fondos gracias a su legislación.

A su vez, BTC Uno está participada al 100% por la sociedad BTC Tres, igualmente domiciliada en Luxemburgo. BTC Tres es propiedad de varios inversores, según la documentación facilitada por ADL Bionaturis, siendo a su vez otra sociedad radicada en Luxemburgo, BTC Investments 2014, el único socio con una participación superior al 25% en BTC Tres.

BTC Tres es además la empresa que ha usado Black Toro para prestar dinero para el funcionamiento de Antibiótiocos. Sólo en 2016 se formalizaron préstamos por importe de 12,5 millones de euros. Además en 2015 se había concedido otro de 1,5 millones. Todos estos préstamos fueron convertidos a capital en 2017. En febrero de 2018 BTC Tres realizó un nuevo préstamo por un importe de otros 4 millones de euros.

Según Black Toro, cada vez que realizan una inversión, "la canaliza a través de una sociedad específica que se constituye a estos efectos", asegurando que "dichas sociedades están reguladas y supervisadas por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (CSSF) en Luxemburgo".

La nueva Antibióticos hereda una participación empresarial del 1,99 % del capital de IGEN Group (domiciliada en Suiza), unas acciones que recayeron en la empresa tras un acuerdo por impagos de una deuda de 149.900 euros. La sociedad suiza también está controlada por otro fondo vinculado a Black Toro.

Domicilio en Jerez

ADL Bionatur Solutions, S.A. sigue manteniendo su sede en Jerez (Cádiz), lugar donde se fundó la empresa Bionaturis Gruop y que ha dado paso a la actual sociedad en una operación de compra inversa para seguir cotizando en bolsa.

La consejera delegada de ADL Bionatur, Pilar de la Huerta, dejó en el aire el pasado mes de mayo en un encuentro con periodistas la ubicación final de la sede del grupo, aunque insistió en que en León seguiría estando la sede de la división industrial heredada de la vieja Antibióticos.

La estructura de capital diseñada supone que la cotizada ADL Bionatur Solutions será la empresa cabecera de un holding del que cuelguen todas las filiales, entre ellas la parte leonesa.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad