Quantcast

tribunales

Juzgan en León a los acusados de captar a mujeres paraguayas para obligarlas a prostituirse en un club de alterne

El Ministerio Público pide una pena de 23 años de prisión para el principal acusado por de cuatro delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y por de favorecimiento de la inmigración ilegal. El juicio se celebrará los próximos días 12, 13 y 14 de noviembre en la Audiencia Provincial de León.

Trata de mujeres, explotación sexual, club alterne, prostitución.
Foto de archivo.
ileon.com  | 07/11/2018 - 19:31h.

La Audiencia Provincial de León acoge los próximos días 12, 13 y 14 de noviembre un procedimiento que sentará en el banquillo a un hombre acusado de cuatro delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y de otro de favorecimiento de la inmigración ilegal.

Según las calificaciones provisionales de la Fiscalía a las que ha tenido acceso este periódico, el acusado, que explotaba un club de alterne en la provincia de León, se aprovechaba de la situación de precariedad económica de mujeres de nacionalidad paraguaya y les facilitaba la entrada a España haciéndose pasar por turistas para después hacerles trabajar en su club y lucrarse con ello. En una de las ocasiones contó con el apoyo de una mujer, también acusada en este procedimiento de un delito de trata.

Los hechos se remontan a los años 2015 y 2016 cuando el acusado, según el Ministerio Público, trajo a cuatro mujeres paraguayas desde el país americano a España con el fin de explotarlas en su local de León.

El procesado siguió en las cuatro ocasiones el mismo procedimiento. Les ofrecía trabajo y una vez que ya se encontraban en España les retiraba el dinero que portaban y les comunicaba que habían adquirido una deuda de 3.000 euros que tenían que abonar ejerciendo la prostitución y no percibiendo cantidad alguna hasta que no fuese saldada.

Además, las mujeres no tenían contrato de trabajo ni seguro médico y tenían que hacer jornadas de 12 horas con descanso una vez a la semana. Del mismo modo, debían abonar 50 euros al día en concepto de alojamiento trabajasen o no.

El Ministerio Fiscal considera que estos hechos están calificados como cuatro delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual en concurso con cuatro delitos de determinación coactiva a la prostitución  además de un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal.

El fiscal pide para el acusado una pena de un año de cárcel por un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal y cinco años y seis meses de prisión por cada uno de los cuatro delitos de trata de seres humanos en concurso medial con cuatro delitos de determinación coactiva a la prostitución. En total 23 años de cárcel. Además, le prohíbe acercarse a las mujeres a menos de 100 metros o comunicarse con ellas por cualquier medio durante ocho años.

Así, para la otra procesada pide cinco años y tres meses de cárcel por un delito de trata de seres humanos en concurso medial con cuatro delitos de determinación coactiva a la prostitución.

La Fiscalía también les reclama 27.000 euros en total a repartir entre las cuatro mujeres víctimas de la explotación.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad