Quantcast

EDUCACIÓN

Aprobada la rebaja de un 20% de las tasas universitarias en primera matrícula en Castilla y León

El Consejo de Gobierno de la Junta da luz verde a la reducción de las tasas universitarias en primera matrícula un 20,2% lo que supondrá un descenso de 269 euros.

Rubén Cacho / ICAL La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Castilla y León
Rubén Cacho / ICAL La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Castilla y León
Ical | 24/01/2019 - 16:45h.

Los alumnos de las universidades públicas de Castilla y León se ahorrarán 269 euros en su primera matrícula de grado en el curso 2019-2020 respecto del actual, con la reducción de un 20,2 por ciento de los precios públicos recogida en el decreto aprobado este jueves por el Consejo de Gobierno. La Junta suma el 5 por ciento aplicado en 2018-2019, lo que supone una caída acumulada del 24,2 por ciento y 335 euros menos sobre 2017-2018.

Marcos resaltó que la reducción en un 20,2 por ciento de los precios públicos para el curso académico 2019-2020 correspondientes a la primera matrícula de las enseñanzas de Grado, sumado a la disminución del cinco por ciento de este curso 2018-2019, supone una bajada total del 24,2 por ciento respecto al curso 2017-2018, que supone un ahorro medio de 335 euros por alumno y curso en el próximo curso 2019-2020 respecto al curso 2017-2018.

Con esta reducción, en Castilla y León el precio medio por crédito, y en primera matrícula, será de 17,38 euros y se sitúa por debajo de la media española, cifrada actualmente en 17,55 euros, tal y como indica la 'Estadística de precios públicos universitarios del curso académico 2018-2019', publicada el 11 de enero de 2019 por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, según la referencia de la Junta.

De esta manera, la Junta de Castilla y León afirma que se cumple con el acuerdo adoptado por el Pleno de las Cortes de Castilla y León el 12 de septiembre de 2018 encaminado a conseguir que los precios de las primeras matrículas de las enseñanzas de Grado para el curso 2019-2020 se situarán en la media española.

En la actualidad, los ingresos que perciben las universidades por precios públicos cubren entre el 15 y el 25 por ciento del coste real de las enseñanzas en primera matrícula de modo que la mayor parte de la financiación universitaria se realiza con cargo a los Presupuestos Generales de la Comunidad.

La bajada en los precios de las matrículas que ahora se propone, de la que se beneficiará la totalidad de alumnos de Grado de las universidades públicas de Castilla y León –en torno a 57.000 estudiantes– supondrá de media, para una primera matrícula de 60 créditos, 269 euros menos que en el actual curso académico 2018-2019 y unos 335 euros menos si se compara con los precios aplicados en el curso 2017-2018.

De esta manera, la media de los precios de las matrículas de Grado en Castilla y León, que en el curso 2017-2018 se encontraba por encima del promedio nacional, quedará por debajo del mismo: 17,38 euros por crédito en Castilla y León frente a 17,55 euros por crédito en la media del conjunto del país.

En el curso 2011-2012 antes de la subida de precios públicos, según los datos del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, el precio medio en España era de 15,34 euros por crédito y, en Castilla y León, de 16,07 euros/crédito: estábamos por encima de la media nacional. A partir del próximo curso 2019-2020, con la bajada del decreto aprobado hoy por la Junta de Castilla y León, los precios públicos se situarán por debajo de la media nacional en las enseñanzas de grado y en primera matrícula.

Por lo que se refiere al decreto propiamente dicho, este se estructura en una parte expositiva, cinco capítulos que comprenden 17 artículos, tres disposiciones finales y cuatro anexos. La norma mantiene la posibilidad de pagar la matrícula de una sola vez, a principios de curso, o fraccionarlo en tres plazos: el primer pago, al formalizar la matrícula; el segundo entre el 3 y el 17 de diciembre; y el tercero, entre el 1 y el 28 de febrero. Además, se mantiene la posibilidad de que las propias universidades públicas establezcan, si así lo desean, su propia fórmula de pago fraccionado aplicándose el previsto en el decreto en su defecto.

Igualmente, se mantiene la exención total de los precios por servicios académicos, por una sola vez, en el primer curso de enseñanzas de Grado al alumnado que inicie estudios universitarios y acredite matrícula de honor global en 2º de Bachillerato o ciclo formativo de FP de Grado Superior; que sea premio extraordinario de Bachillerato o de FP de Grado Superior; o que haya obtenido medalla en las olimpiadas de Matemáticas, Física, Química, Biología o Economía de ámbito nacional.

También se mantiene el derecho a la exención total de los precios para los alumnos que hayan obtenido el Premio Extraordinario de Bachillerato de Investigación/Excelencia (BIE) y para quienes acrediten ser una persona con discapacidad, víctima de actos terroristas, miembro de familia numerosa o hijos de mujeres fallecidas por violencia de género. Además, este año se ha introducido, como novedad, la exención de precios públicos para las propias víctimas de violencia de género.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad