fomento

La nueva estación de autobuses de León será una realidad en 2021 tras una inversión de cinco millones

El consejero de Fomento y Medio Ambiente en León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presentado el proyecto en León, que prevé una gestión y explotación mixta durante un periodo de 15 años.

Un momento del vídeo de la Estación de Autobuses de León.
Recreación de la Estación de Autobuses de León.
E.F.G./ ICAL | 04/03/2019 - 19:32h.

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) oficializará este martes el inicio de la tramitación administrativa para llevar a cabo una reforma integral en la estación de autobuses de León, con una inversión prevista de cinco millones para que las nuevas instalaciones estén operativas en mayo de 2021, tras 18 meses de obras, según los datos ofrecidos este lunes por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que presentó el proyecto junto alcalde Antonio Silván.

La explotación y gestión del recinto, detalló, "se llevará a cabo mediante un modelo público-privado de colaboración, durante un periodo de 15 años y la Junta pagará una cuota mensual por disponibilidad" al concesionario, que será el encargado de ejecutar la obra. Entre el coste de la reforma y el canon que abonará la administración la inversión total rondará los nueve millones en esos tres lustros. El adjudicatario podrá incrementar sus ingresos mediante el alquiler de los locales comerciales y la venta de publicidad.

El proyecto presentado hoy establece tres objetivos básicos que deberán incorporarse en la nueva infraestructura: su adaptación total a las personas con discapacidad, la confortabilidad del viajero y la mejora de la eficiencia energética del conjunto. Plantea una renovación de todas las instalaciones del edificio y las dársenas, con mejoras en la accesibilidad, en la venta y expedición de billetes, en los espacios comerciales y administrativos y cambios en las zonas utilizadas por los trabajadores de la estación y en el acceso y salida de los autobuses. Además, el proyecto busca una renovación total en el aspecto exterior que presenta actualmente el conjunto de la estación, con una propuesta de arquitectura racional y organizativa del conjunto para un espacio que tiene más de tres décadas de antigüedad y por el que pasan cada año 1.588.628 viajeros.

Cambio total

El proyecto contempla un nuevo acceso, con puertas automáticas y un vestíbulo cortavientos, un ascensor adaptado, taquillas e información también con puestos adaptados, renovación de aseos con cabinas accesibles y cuatro plazas de aparcamiento reservadas para personas con discapacidad.

Igualmente, la reforma y modernización incluye cambios en la gestión de la venta de billetes, con la combinación de taquillas tradicionales y máquinas expendedoras situadas en el centro del vestíbulo, atendidas por personal de la estación para hacer más fluidas las ventas en las horas punta con alta afluencia de viajeros. Es importante destacar la instalación de soportes de gestión, control e información de usuarios y tráfico, basada en componentes TIDS (Traveler Information Display Systems), mejoras en los sistemas de audio y nuevos servicios al servicio de la ciudadanía (Red Wifi y zonas de carga por USB).

En la misma línea, se prevé una reordenación de los espacios comerciales y administrativos, situándolos en el perímetro del vestíbulo general, homogeneizando el aspecto formal de los locales, renovando la imagen exterior y haciéndola más funcional y moderna.

Accesos

El proyecto mantiene los puntos de acceso y salida de autobuses, pero evitará que sean lugares de fácil acceso para peatones y plantea propone la colocación de nuevas puertas correderas automatizadas telegestionadas desde la terminal que permitan realizar las maniobras de apertura y cierre de la estación fácilmente. Para disponer de más espacio en el patio de dársenas, se elimina el actual edificio de facturación que se encuentra en desuso, quedando así una mayor reserva de espacio libre para futuros usos y mejorando la visibilidad sobre el acceso rodado de autobuses desde la sala de operaciones de la terminal.

Eficiencia energética

La eficiencia energética es uno de los objetivos fundamentales de la intervención, ya que el edificio presenta mal aislamiento térmico, exceso de calor por radiación directa en el estío y exceso de frío en el invierno, mala iluminación artificial y acristalamiento de baja calidad. Respecto a las patologías de las cubiertas, la reforma propone su renovación, tanto de la terminal como de las marquesinas de las dársenas.

Aquí puedes ver cómo será la nueva estación de autobuses de León:

publicidad
--- patrocinados ---

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad