Quantcast

Caso Carrasco

Justin Webster: "Triana, Montserrat y Gago están condenadas por el asesinato; nosotros estábamos condenados a seguir"

Estreno en dos pases en León de la película definitiva del Caso Carrasco que demuestra con nuevos testimonios que trata de aclarar si hubo dejación u ocultación de pruebas en el caso del asesinato de la presidenta del PP y de la Diputación.

caso isabel carrasco asesinato investigación llamadas crimen triana martínez monsterrat gonzález raquel gago documental pelicula muerte en León caso cerrado Justin Webster
Las llamadas de Raquel Gago que investigó la Policía Nacional y las de su amiga Triana Martínez al lado, que brillan por su ausencia.
C.J. Domínguez | 14/03/2019 - 09:15h.

"Triana, Montserrat y Gago están condenadas por el asesinato de Carrasco; nosotros estábamos condenados a seguir porque faltan demasiadas respuestas y de otro modo tendríamos la sensación de no haber cumplido". Quien así habla es el periodista Justin Webster, director de la película 'Muerte en León. Caso cerrado', que este jueves 14 de marzo se estrena en pantalla grande en León en dos repletas sesiones en el Teatro San Francisco que han generado una enorme expectación, tras su estreno en Madrid y Barcelona, y que recalará el 21 de marzo en el cine Velasco de Astorga.

El film de no ficción, un género que gana adeptos, avanza todo lo humanamente posible y más allá sobre la investigación del asesinato de la presidenta de la Diputación y del PP leonés, Isabel Carrasco, en mayo de 2014. Se trata de un exhaustivo trabajo, de 80 minutos de duración, y fruto de varios años de investigación, que se materializó en 2016 con la serie 'Muerte en León', la cual sigue cosechando tras su reestreno en HBO de un éxito insospechado, incluso fuera de las fronteras españolas.

La jueza Sonia González, que instruyó la causa tras la muerte violenta de Carrasco.
La jueza Sonia González, que instruyó la causa tras la muerte violenta de Carrasco.

Webster es consciente de que la película "era necesaria", conscientes como fueron de que "quedaban algunos cabos sueltos, muy importantes". Y de hecho, el metraje trata con un montaje ideal para quienes vieran o no la serie, intenta desentrañar "un nuevo final, un poco más definitivo". Y en ese nuevo final, el trabajo llega a la conclusión indubitable de que el caso del asesinato que acabó con la condena de la autora material de los disparos mortales, Montserrat González, su hija, Triana Martínez, y la amiga de ésta, la policía Raquel Gago, muchas cosas no cuadran.

Especialmente ocurre en la línea de investigación policial y judicial que dejó totalmente al margen las llamadas que recibía y realizaba Triana -las de Gago sí se exprimieron-, un listado que jamás fue escudriñado hasta que el propio Webster y el guionista Enric Bach se encontraron con un número recurrente, con llamadas diarias: era el número de un asesor personal del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. Con esa increíble sorpresa se cerró la serie, dando un posible vuelco al caso, y por ahí lo retoma la película.

Cartel de la película 'Muerte en León. Caso cerrado', de Justin Webster.
Cartel de la película 'Muerte en León. Caso cerrado', de Justin Webster.

"Hemos demostrado algo importante y al final sólo queda una pregunta por responder: ¿Fue una negligencia o fue una ocultación de pruebas deliberada?", interroga Webster. Para responder la película incorpora nuevos testimonios, inéditos hasta ahora, como por ejemplo el de la jueza que instruyó todo el caso, Sonia González, o las conversaciones con el ya conocido como 'El tercer hombre', la mano derecha de Herrera al que jamás nadie llamó a declarar y cuya identidad ya se desvela abiertamente.

"No pretendemos ni podemos acusarle de asesinato, ni siquiera de colaborar en él, pero sí nos sirve para considerar que la Policía deliberadamente ha ocultado pruebas muy relevantes por temas que no entendemos", concluye el autor.

Otros cabos sueltos también son atados en 'Caso cerrado', o al menos así lo intentan los autores: el papel que jugaron los policías venidos de Burgos, aquellos que llegaron a ocultar a la jueza que estuvieron presentes en el registro y hallazgo del arma homicida, la cual incluso extrajeron del interior del coche de Raquel Gago; el hecho de que Carrasco llegara a advertir "al menos a dos amigos que temía por su vida; o "la relación de Triana con una parte del PP", y en concreto con algunos mandatarios que hoy recuperaron parte del poder perdido en vida de la presidenta y su controvertida personalidad.

Justin Webster y Enric Bach, responables de la serie, hablando con el asesor del presidente de la Junta que mantenía contactos diarios con Triana sin que nadie lo haya investigado.
Justin Webster y Enric Bach, responables de la serie, hablando con el asesor del presidente de la Junta que mantenía contactos diarios con Triana sin que nadie lo haya investigado.

Finalmente, la reflexión que le plantea al director es una reflexión amarga: que la película ha sido la investigación más profusa, incluso por encima de la oficial de la Policía Nacional o de la Justicia, y que en último término "ha fallado también el periodismo, porque nadie ha recogido estas muchas incógnitas y ha seguido adelante con ello".

Aquí dejamos el TRAILER de la película:

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad