Quantcast

SECTOR FINANCIERO

El número de oficinas bancarias en la provincia de León cae a niveles de 1981

Las estadísticas del Banco de España señalan que la provincia de León ha perdido un tercio de sus oficinas bancarias en la crisis financiera. El año pasado finalizó con 374 pero quedan procesos abiertos que podrían suponer una importante bajada todavía del número de sucursales.

Oficina de BBVA en la avenida Padre Isla de León cerrada recientemente.
Oficina de BBVA en la avenida Padre Isla de León cerrada recientemente.
A. Vega | 28/03/2019 - 10:12h.

El repliegue realizado por el sector financiero en los últimos años desde estallido de la crisis económica en 2008 se ha materializado, sobre todo, en dos aspectos, menos oficinas y, por consiguiente, menos empleados. Los últimos datos del Banco de España revelan que en la provincia de León el cierre de oficinas lleva a situar la cifra actual igual que en 1981, cuando el sector era muy diferente.

Según el Boletín Estadístico del banco central en diciembre de 2018 había en la provincia de León un total de 374 oficinas de entidades financieras abiertas. Son 16 menos que las que había un año antes y para encontrar una cifra similar hay que remontarse nada menos que hasta septiembre de 1981, cuando había 374. En los 80 el número bancos era mucho mayor, aunque la crisis de por entonces se llevó unos cuantos por delante, y las cajas de ahorro no podían operar fuera de sus territorios de origen.

Esta baja cifra actual, que responde a la crisis de la entidades y su ansia de digitalización de sus relaciones con sus clientes, ha supuesto que desde el inicio de los problemas económicos se hayan cerrado nada menos que 177 oficinas en la provincia leonesa, es decir, una de cada tres que estaban abiertas en 2008.

El número máximo de oficinas abiertas, según la estadística del Banco de España, tuvo lugar en junio de 2008 cuando el conjunto de las entidades competían con 554 oficinas bancarias.

Un informe publicado en 2017 ya advertía que los cierres de oficinas en el entorno rural suponían que el 15% de la población de la provincia de León no tuviera acceso a servicios financieros en su municipio. Entonces eran 131 de los 211 municipios los que no tenían ninguna oficina de ningún banco.

Nueva oficina de Caja Rural de Zamora en la avenida Ordoño II de León
Nueva oficina de Caja Rural de Zamora en la avenida Ordoño II de León

Más cierres previstos y alguna apertura

Aunque la cifra de cierres de oficinas es alta fuentes del sector reconocen que este proceso no ha concluido todavía. La integración del Popular y el Banco Santander, que se acometerá en los próximos meses, provocará seguramente algún cierre de sucursales de la entidad de origen cántabro. La unión de estas entidades ya convirtió al Grupo Santander en uno de los principales actores financieros de la provincia de León, y con algunas duplicidades aunque no hubo ningún cierre de oficinas reseñable entonces. Actualmente su red está en torno a 70 oficinas pero se da el caso como en León capital que tiene tres oficinas en menos 100 metros de distancia en la avenida Ordoño II, por lo que cabe pensar que una reorganización se lleve alguna por delante.

El mayor ajuste de oficinas en León ha sido el realizado por la antigua EspañaDuero, ahora Unicaja tras su absorción, centrado especialmente en el mundo rural. Fórmulas nuevas, como convertir a empleados en autónomos bajo la fórmula de 'agente colaborador', han permitido sobrevivir algunas de sus oficinas, aunque otras zonas como las comarcas mineras han visto como desaparecían muchas de las sucursales de la antigua caja leonesa. La entidad mantiene conversaciones actualmente para una fusión con la entidad asturiana Liberbank, con la que en principio no hay ninguna duplicidad de oficinas en León ya que éstos sólo poseen una. Pero habrá que conocer si la fusión tiene éxito y si se apuesta por nuevos cierres de oficinas o se mantiene la estructura actual.

Los cierres de oficinas también han afectado al entorno urbano. En las últimas semanas el BBVA, quinto banco por sucursales en León, ha cerrado su oficina de la avenida Padre Isla de León para centrar sus operaciones en su sede principal ubicada en la Plaza de Santo Domingo, tras ejecutar una importante reforma en el edificio que fue el antiguo Casino de León. La estrategia de la marca de origen vasco es ejecutar algún cierre más y concentrar en oficinas grandes su negocio de atención al cliente.

La única entidad que crece en oficinas en León es la Caja Rural de Zamora, que sigue asentando su modelo de negocio en la provincia. La caja rural abrirá en las próximas semanas una oficina central en la avenida de Ordoño II, antigua sede del banco Banif, mostrando su potencial de crecimiento. Con una fuerte raigambre al territorio, los zamoranos han elegido León como su zona de expansión natural desde hace algunos años, donde ya son la séptima entidad financiera y tienen una red de una veintena de oficinas.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad