Quantcast

SANIDAD

El personal sanitario se rebela contra la comida basura del cáterin contratado por el Sacyl

El nuevo curso comienza con el enfado mayúsculo de los profesionales sanitarios de Castilla y León por el nuevo sistema de comidas impuesto por la Consejería de Sanidad en las guardias.

Cáterin contratado por Sacyl.
Los menús empaquetados enviados por el cáterin contratado por Sacyl. Foto: astorgaredaccion.com
astorgaredaccion.com | 14/09/2019 - 19:53h.

Poco ha durado la alegría entre los sanitarios de la Comunidad que, después de los recortes aplicados en 2012 por la Junta de Castilla y León, lograron recuperar en 2018 las dietas para la comida y cena del personal de Atención Primaria con turnos de guardia en atención continuada. Este sábado, la Consejería de Sanidad ha estrenado el nuevo sistema de suministro de alimentación que ha provocado un enorme cabreo entre los profesionales. El Gobierno Autonómico les ha vuelto a quitar los vales con los que podían comer el menú del día en restaurantes de la zona y a cambio, les ha llenado los frigoríficos de los centros sanitarios de comida procesada para calentar en el microondas.

El turno de guardia de este sábado en el centro de especialidades de Astorga no ha provado bocado de esa "comida de aspecto asqueroso" -según han descrito-, con una retahíla de aditivos 'E' y aceite de palma "que nos negamos a comer". Así que a las enfermeras y médicos no les ha quedado más remedio que salir al supermercado más próximo a comprar embutido y pan, porque en el estreno, a la empresa del catering se le ha olvidado proporcionarles pan y postre.

En un escrito consensuado por los sanitarios del centro astorgano, dejan constancia de la contradicción por parte de la Consejería a la hora de aconsejar a la ciudadanía una dieta saludable y a los profesionales del área les proporciona comida basura "empaquetada en plástico y con la única opción de calentarla en microondas cuando está demostrado el poder cancerígeno del plástico" al usarlo en los electrodomésticos de calentado rápido. Otras de las críticas vertidas por el personal, es que no se ha tenido en cuenta las situaciones especiales de los celíacos o de personas con alergias.

Las enfermeras y médicos también protestan porque la Junta ha adjudicado el servicio a una empresa inglesa radicada en Madrid "en detrimento de las locales y autonómicas que compran sus productos al comercio local y contratan personal de la zona".

El malestar es más que evidente porque "es la gota que colma el vaso después de asignarnos guardias por 'un tubo', sin sustitutos..., ahora nos meten esta comida. Que se la coman ellos", han concluido.

De esta manera, los profesionales están preparados para librar una nueva batalla contra la Consejería de Sanidad por las comidas de las guardias, un derecho reconocido por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que en enero de 2019 falló a favor de una trabajadora de Atención Primaria de León. La sentencia es firme después de que el tribunal no admitiera el recurso del Sacyl, que se vio obligado a restablecer las dietas, que en 2014 tuvo que devolver a los profesionales de los hospitales pero no a los de los centros de salud. La sentencia indicaba que "resulta lesionado el derecho a la igualdad considerando que no hay razón que justifique el diferente trato que la Administración da al personal dependiente de la Gerencia de Atención Especializada y al dependiente de la Gerencia de Atención Primaria", como recogió el periódico El Norte de Castilla hace un año.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad