Quantcast

FAMILIAS POR EL CLIMA: LUCHANDO POR EL FUTURO DEL PLANETA

"Los que están en la cima no se enteran ni del clima"

Cuatro mujeres de nuestra tierra y sus familias, unidas por fuertes lazos fraternales, nos sirven de inspiración para realizar un viaje intenso al corazón de la cumbre más social celebrada en Madrid, donde se ha fraguado un pacto de la ciudadanía a nivel mundial para salvar al planeta.

Familias por el clima leonesas 3
Javier M. Seisdedos | 25/12/2019 - 18:15h.

Creamos Presente ha seguido la estela local de una plataforma ciudadana intergeneracional que sigue creciendo y despertando conciencias. El pasado viernes 13 de diciembre, nuestros jóvenes volvieron a salir a la calle una vez más en todo el mundo para recordar a los gobiernos que sus decisiones finales en esta 25 cumbre del clima repercutirán en el futuro del planeta Tierra. Como pudimos comprobar de nuevo, los poderosos volvieron a cerrar los ojos y los oídos ante el clamor de más de 500.000 personas que se manifestaron pacíficamente en Madrid el pasado 6 de diciembre.

Hemos reflexionado, con una pequeña embajada de personas de nuestra tierra que vivieron en primera persona esta vorágine de participación  y compartir colectivo, con gente venida de los 5 continentes. Una experiencia que sin duda alguna, ha marcado sus vidas fortaleciendo la esperanza de que se puede transformar pese a todo, la situación de emergencia climática que padecemos ya en este presente.

El martes 14 de diciembre fue el día elegido para dialogar. En el puente de San Marcos pudimos contemplar los efectos de un  temporal de agua que no cesa, fuimos testigos de que el cambio climático ha llegado a León y provincia para quedarse y para recordarnos también, que si no cesamos en nuestra forma de vida consumista y egoísta, estamos abocados al desastre. Los 4 elementos como guardianes del planeta, se encargarán de recordárnoslo cada vez con más fuerza. El parque de Quevedo nos sirvió de refugio para compartir, aprovechando una pequeña tregua climática. El sol se asomo entre las nubes, regalándonos el calor humano necesario para elaborar en buena compañía, este reportaje.

Hablamos en primer lugar con Toñi Espinosa una de las integrantes de este grupo de mujeres poderosas.

P-¿Cómo surgió la idea de ir juntas en familia a la cumbre del Clima en Madrid?

R-En principio Ana, mi sobrina a través del instituto donde estudia, está muy metida con el grupo de León de Fridays for future y mi hermana Cristina que es su madre, está bastante implicada también con la plataforma "Familias por el Clima". En la comida familiar que hacemos todos los miércoles en casa de mi madre, propuse que íbamos a ir a la manifestación de Madrid del día 6 de diciembre,  y bueno, pues se animaron.

Las tres mujeres del clan Espinosa unidas por el clima. De izda a dcha: Toñi , Cristina  y Ana.

P-Bueno Toñi, que tal la experiencia en Madrid? Habías estado alguna vez como activista en una manifestación de estas características?

R-Nunca había estado en una manifestación tan grande. Tienes la sensación de estar en un sitio concentrada, en un lugar inmenso. Tardamos una hora en salir y bueno, cuando ibas caminando, te das cuenta que había aún muchísima más gente delante de ti.

Fue una experiencia muy agradable. Piensas que no estás tan sola, que hay más gente en España y en el mundo. Gente de todas las nacionalidades. Personas muy implicadas de otras provincias de nuestro país. Al final de León éramos muy poquita gente, en torno a 15 personas conocidas entre León y el Bierzo. En Madrid pudimos ver que hay movimientos reales, gente con mucha implicación. Por ejemplo había un grupo de Segovia muy potente con una implicación con la acción  " La Gran Bellotada Ibérica" impresionante, se hacían notar muchísimo. Conectamos con un grupo de japoneses, que hicieron hasta una entrevista en ingles a mi sobrina Ana. Y esto solamente en nuestro entorno más cercano de la manifestación, El resto de la marcha humana era tremendo. Mucho movimiento y mucha unión.

Participamos hasta el lunes 8 de diciembre en la cumbre social, que fue muy interesante. Te abre la mente a otro tipo de experiencia. Coincidimos con gente de Chile, Perú con personas de España, participando en actividades y como voluntarios. Percibes de primera mano todo el movimiento solidario que existe de ayuda mutua. Muy buen rollo sobre todo y mucha información que no conoces; por ejemplo relacionado con multinacionales y empresas energéticas y de gestión del agua, que operan y gestionan propiedades en diferentes países y ves el entramado que tienen, y conoces la realidad de cómo funcionan realmente. Decir que lo que era la zona verde de la cumbre más oficial, me pareció una feria de las grandes empresas energéticas de nuestro país y del gobierno de España. Parecía más bien un expositor como cuando vas a una feria como Fitur. No me parecía para nada, con una implicación absoluta, si en cambio mucho postureo  a veces hiriente. Y más siendo en una convocatoria de estas características.

En cuanto al resultado de la cumbre me parece muy penoso que no hayan tenido en cuenta todo lo vivido en la "otra Cumbre". Al final ves que es una merienda de "blancos". Me parece una estupidez.  Espero que los movimientos sociales nos movamos y les plantemos cara, porque  es nuestro futuro, el suyo ya está hecho. Entonces no van a luchar por nosotros. Somos nosotros los que estamos en el candelero. Al final se ha visto, es clarísimo cuáles son sus verdaderos intereses. Es muy importante recuperar el tejido social. Con eso si que se puede hacer daño a las empresas contaminantes. Refiriéndonos a ese daño como algo que favorezca a la sociedad.

P-Toñí como última reflexión, para los que aún no estén convencidos de la existencia del cambio climático. Acabamos de venir del puente de San Marcos y contemplar la inmensa riada tanto en León como en la provincia.

R-Acabo de ver vídeos de la zona de La Robla y Vegacervera. De la zona del Paseo Salamanca en León, no había visto algo así jamás tan inundado. Por supuesto, esto ya no es una discusión que haya que dirimir. Yo creo que todo el mundo acepta  que el cambio climático está ahí, lo que pasa, que no interesa que nos metamos de cabeza en ello para cambiar todo aquello que se necesita hacer. La verdad que es poco halagüeño el futuro desde mi punto de vista. Podremos aguantar, lo que nosotros luchemos. Iremos al fracaso absoluto si no nos plantamos.

Continuamos compartiendo con Cristina Espinosa

P-Me imagino que el hecho de ir con tu hija y con tu hermana a Madrid ha sido muy especial, cuéntanos tu experiencia desde el aspecto madre y como activista.

R-Hacemos cosas juntas. Queríamos participar y estar en Madrid junto a todo un movimiento mundial. Con mi hija Ana muy bien, además en una  chica estupenda, que se implica y que le gusta el tema, se emociona, tiene ilusión y ganas. Junto con un montón de jóvenes también que lo hacen y que cuando se juntan para cualquier cosa transmiten esa ilusión compartida.

Yo estoy participando en León del movimiento de "Familias por el Clima". Hacemos muchas actividades sobre todo con los más pequeños, porque los que son más mayores de la edad de Cristina y compañía, pues ellos solos ya se organizan, colaboro siempre que puedo en todo lo que necesitan; en concentraciones, manifestaciones para figurar como "activos" dentro de este movimiento social.

En el aspecto de la educación, los padres, echamos a veces muchos balones fuera. En el colegio, en el instituto hay una parte, pero tenemos que pensar que en casa también somos educadores, y que tenemos que hablar más en el hogar. Nosotros en las sobremesas, hablamos de estos temas y es bueno dejar siempre un ratito para estas cosas. Para tratarlos de forma sencilla y llana, mirando la forma de conseguir que todo salga adelante y que no nos basemos en la frase típica "Y yo que 'puedo hacer". Es muy importante porque todo lo que se habla en casa, después se habla con los amigos. Tenemos que dejar de pensar que somos una unidad muy pequeñita y que no somos capaces de hacer nada.  La familia es muy importante en este sentido, formamos parte del granito de arena necesario para que se consigan cambios a nivel mundial.

En Madrid, en la manifestación del día 6 de diciembre fue muy especial. Sobre todo la sensación de que no estás solo.  Éramos muchos, te creces y dices... Lo vamos a lograr, que sí, que lo vamos a hacer¡¡¡. Te sientes tan contagiado de todo ese entusiasmo de todo el mundo, que la verdad que es una pasada. Y la verdad es, que lo podemos hacer. Éramos mucha gente,  que no éramos cuatro.  A lo mejor somos cuatro en cada sitio, pero que cuando nos juntamos somos muchos más de lo que pensamos.

P-Cosas cotidianas Cristina, que podemos hacer en el ámbito local para transformar las cosas. Pequeños gestos en nuestro día a día a nivel individual y colectivo. En León ciudad y en nuestra provincia.

R- A nivel local, todos sabemos que León es una ciudad muy pequeñita. Por favor, podemos movernos de otra manera. Fomenta el caminar. Dar más visibilidad a bicicletas, patinetes. Da igual, lo que sea, pero por favor, tenemos la grandísima posibilidad  de movernos con toda la normalidad. Que no necesitamos vehículos, que es uno de los problemas más graves que hay. Que vas al centro, y vas sola en el coche... Con un pequeño gesto que no es nada, con tan solo salir media hora antes de casa, podemos limpiar de contaminación ambiental muchísimo más.

Si tenemos menos, viviremos mejor. Otro tema a nivel provincial, es la su gran diversidad ecológica y ambiental. Tenemos 7 reservas de la Biosfera. Rutas y montañas preciosas, para hacer otro tipo de turismo responsable, que se puede fomentar. En otras provincias vecinas, todo su patrimonio lo magnifican mucho más que nosotros. En León no tenemos muchas posibilidades a nivel de estructura económica y esta es una gran posibilidad que nos puede ir muy bien.

P-Ana, como hija y como sobrina, que tal la experiencia de haber ido a Madrid con parte de tu familia y con tu amiga María. Seguro que te ha prestado verdad?

R-Yo estoy en Fridays for Future gracias a mi tía Toñi. Ella, es activista ecológica y desde pequeña lo he visto. Siempre, llegar a casa de la abuela y ver como se coge una bolsa de tela para no contaminar con bolsas de plástico del supermercado. Cosas sencillas que las vas viendo en el día a día y que se te van metiendo poco a poco en la cabeza. Además yo voy  con mi amigo Teo  a teatro, que fue el que empezó todo en León con el movimiento Fridays for Future. Nunca me ha faltado apoyo por parte de mi madre, Siempre me he sentido muy cómoda y arropada por mi familia.

En Madrid cuando llegué y vi todo aquello, toda esa cantidad de gente... La verdad me sentí abrumada. No pensé que iba a ver tanta gente en la manifestación por el Clima de tantos sitios distintos, de tantos colectivos. Te llenabas de alegría, de emoción de que todavía se puede, de que no estamos solos. Al final en León somos muy pocos los que nos juntamos. Pero llegar allí, y que nos juntásemos tantas personas, hacia que te animaras a seguir. Esto no es una lucha individual, sino de todo el mundo unido.

Después de que ha pasado la cumbre, una frase que me hizo reflexionar cuando estaba en la manifestación fue "Los que están en la cima no se enteran ni del clima". Creo que esta definición refleja lo que fue la resolución final de la cumbre. Al final es la gente, el movimiento social el que se ha movido en torno a la cumbre del clima. Al final no se han sacado conclusiones burocráticas claras. La Lucha continúa,  no nos vamos a cansar por mucho que nos digan y no hagan cosas, no vamos a pararnos.

P-Ana, cambios que debemos hacer en nuestro día a día a nivel local en nuestras conductas?

R-La gente de mi edad por miedo al rechazo, no acude a una manifestación, por el qué dirán, por si te llaman "perroflauta". O por ejemplo, Si recoges un papel del suelo, y te pueden decir "Tia que haces". Cosas así, que al fin y al cabo es por la desinformación que en muchos casos existe. Deberíamos despertar un interés mayor. Con pequeños cambios, si todos nos juntamos, yo creo que el cambio puede ser bastante efectivo y radical.

Yo la verdad he de reconocer que si no hubiera sido por mi tía, no me movería. Desde primaria deberíamos tener una asignatura como "Valores Éticos" donde entrarían; respetar a la persona que tenemos al lado, hasta respetar al animal que podemos ver en la calle. No tirar cosas al suelo, darnos cuenta que el cambio climático es un problema  real que hay que resolver. Sin planeta no hay futuro. El resto de causas al fin y al cabo están supeditadas al cambio climático, porque si no tenemos planeta el resto de causas se desvanecen.

 

P-Ana, hoy 17 de diciembre, cumples 17 años. Comparte un sueño con nosotros que sirva para cambiar el mundo.

Mi mayor sueño sería que la próxima concentración  o manifestación que se hiciese en León, ya sea por nuestro grupo o por otra plataforma con respecto al clima y al cuidado del planeta, que hubiera más gente, por ejemplo con respecto al pasado viernes 13 de diciembre en Botines. Al final en León, es verdad que te sientes muy solo. Llegar y que veas más gente y sentirnos más arropados y demás, yo creo que sería  muy importante. Para mí sería un sueño hecho realidad... Que en Fridays for Future,  en vez de 15 personas, que es lo que somos en el grupo actualmente, incluso lleguemos a 50, eso para mí ya sería un sueño cumplido.

María Crespo acudió también a Madrid. Es amiga de Ana González y compañera en el grupo de Fridays four future en León.

 

María Crespo junto a su amiga y compañera de Fridays for Future,  Leire Gonzalez.

 

P-Acompañaste a Ana y su familia a Madrid y estuviste en la manifestación y participaste de la cumbre social, como fue tu experiencia. Teniendo encima de la mesa las conclusiones?

R-Yo creo que la COOP25 desarrollada en Madrid ha sido una estrategia de marketing  para los gobiernos, simplemente ha servido para fomentar  y lavar su imagen, pero sin embargo el pueblo o sea la sociedad, seguimos aquí,  esperando respuestas porque confiamos en el gobierno, pero no nos devuelven la confianza porque no proponen medidas que se adapten a la crisis climática que ya estamos viviendo. Lo que me parece muy injusto es que aquellos que más sufren toda esta crisis climática, son  países y pueblos que menos contaminan. Por eso los países desarrollados somos los que tenemos que unirnos en una sola causa para fomentar el cambio.

 

Grupo leonés de Fridays for Future.

 

En esta cumbre de Madrid se ha puesto de manifiesto que nos hemos reunido en una gran causa social común, generando presión y poniendo a los políticos entre las cuerdas para que tomen medidas ya. Ha sido muy gratificante llegar allí y ver a un montón de gente, todos unidos por una misma causa. Esperemos que los gobiernos actúen, porque si no la ciudadanía vamos a actuar por ellos. Se han producido un montón de acciones en la cumbre social, de hecho participe en algunas de ellas, Se trataba de acciones reales que tomarán por sorpresa a la sociedad, llamando la atención de forma pacífica. De hecho la policía se quedo desconcertada con nosotros, porque no sabían muy bien como actuar. El objetivo era llamar la atención para que la gente se concienciara. La respuesta ciudadana ante estas acciones, es que la gente se quedaba mirando, nos preguntaban, algunos se unían al grito de "No nos mires únete" aquellos que tenían valentía se unían. Reivindicamos rebeldía y nuestro punto de vista aparte de decir que "estamos aquí"  y vamos a actuar.

Agradecemos a Carlos Cuenya, que  acompañara  a sus compañeras de Fridays for Future León en esta jornada especial donde lo femenino, ha resonado con fuerza...

 

 

Antes de despedirnos queremos que David Acebes como representante de Ecologistas en Acción en León y como participante también en esta embajada leonesa en Madrid, nos ponga una nota de esperanza.

"La mayor esperanza es escucharnos, aprender unos de otros, porque aquí nadie da lecciones de nada. Simplemente es acatar una certeza que existe a nivel científico y que está demostrada y adaptarnos. Y para esa adaptación, necesitamos de la participación de todos y escuchar mucho, y hacer una labor pedagógica enorme. Y ahora mismo eso está disparado. Trabajando desde Madres por el Clima en los coles, por parte de Fridays for Future en los institutos, las asociaciones ecologistas, muchas de ellas, estamos metidas en Rebelión 2020 y vamos a la calle y vamos a los barrios y vamos a todas partes alertando de que esto es una encrucijada definitiva y que hay que dar un viraje de 180 grados.

La esperanza está en que cada vez hay más gente que escucha. Y cada vez hay más gente que quiere participar y que quiere hablar también. Eso es lo que anima a continuar, el hecho de que estamos haciendo un tejido social y estamos haciendo un debate abierto en el que todos participamos y en el que todos aportamos para ver que podemos hacer sin reproches, sin malos rollos. El trabajar todos en la decisión que debemos de tomar, y que es la decisión de trabajar de una manera más humilde y ser mucho más conscientes de lo que hacemos con  nuestro día a día con lo que comemos, consumimos, como viajamos de nuestra forma de vida. Nuestra forma de vida, se choca con los límites planetarios,  entonces es un problema súper complejo, pero que con la participación de todas y de todos, tendremos que encontrar una salida. Y este es el plano que está funcionando requetebién porque  cada vez hay más gente con muy buenas ideas que quiere participar y de eso se trata".

Javier M. Seisdedos. Editor Creamos Presente

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad