Quantcast

FACT CHECKING

El PSOE hincha lo que recibirían las cuencas mineras de León mezclando créditos y líneas de ayudas europeas

La ofensiva propagandística socialista encabezada por Javier Alfonso Cendón con las ayudas a la Transición Justa que provienen de la UE no explica que son subvenciones que necesitan créditos para ejecutar los proyectos y que se han de repartir en todas las zonas 'descarbonizadas', además de sumar los fondos Feder que se pueden invertir en toda España.

Javier Alfonso Cendón, Pedro Sánchez, Luis Tudanca
Javier Alfonso Cendón, Pedro Sánchez y Luis Tudanca. Foto: Carlos S. Campillo / PSOE
Jesús María López de Uribe | 19/01/2020 - 19:15h.

'La Comisión Europea calcula que España recibirá 4.445 millones de euros para la Transición Justa en beneficio para las cuencas de León'. Con este titular se encabezaba la nota de prensa que el Espacio Parlamentario Leonés del PSOE defendía lo conseguido en Bruselas para paliar el cierre de las minas y las centrales térmicas en la provincia.

Con esto pretendía contestar el secretario provincial socialista Javier Alfonso Cendón las enormes críticas que se produjeron tras saberse que sólo el 4% de todos los fondos para la Transición Justa serían para España. Lo que todos los medios consideraron un 'castigo' al ver que se primaba en Europa las zonas que tuvieran minas abiertas, cuando en León cerraron todas el 31 de diciembre de 2018. Polonia, Alemania y Rumanía multiplicaría los fondos recibidos por España (2.000, 877 y 757 millones frente a 307) y que, además, el sufrir despoblación también había restado.

En su comunicado destacaba cómo los socialistas vendían 4.445 millones para toda España, cuando los fondos de Transición Justa eran un total de 7.500. Algo que no cuadra con las cifras del reparto de los mismos entre países europeos. La explicación estriba en que para 'vender' un éxito, el PSOE ha intentado sumar líneas de ayudas europeas que no tenían nada de específicas para paliar los efectos en las comarcas mineras del abandono del carbón y no ha explicado de forma correcta cómo se llegaría a la cifra que defendía, puesto que no todo el dinero procedería de las arcas Europeas.

Por tanto, es necesario comprender punto a punto qué significan las afirmaciones de los socialistas respecto a que las cuencas mineras de León tendrán acceso a esos 4.445 millones que calculan. Para ello ILEON.COM ha hecho un trabajo de verificación de información, o 'Fact Checking'.

León tendrá acceso a 307 millones de ayudas: inexacto

"El PSOE de León ha valorado positivamente la iniciativa europea, celebrando que España cuente con una partida económica para los territorios en transición. 'León ha estado a punto de quedarse fuera por no tener minería en activo y los socialistas hemos conseguido que estén incluidas todas las comarcas mineras leonesas sin excepción. León recibirá estos fondos', ha asegurado el secretario general del PSOE leonés, Javier Alfonso Cendón".

Siendo correcto que las cuencas mineras de León son objetivo de esos 307 millones de ayudas a la Transición Justa, no es menos cierto que tendrán que competir con todos los demás lugares de España donde se han cerrado minas y centrales térmicas (que suelen ir asociadas geográficamente a las explotaciones de carbón). Es decir, que Galicia, Asturias y Aragón compiten en los dos asuntos y Andalucía y Baleares en el cierre de térmicas.

Por supuesto, las cuencas mineras leonesas (las de Laciana, Montaña Central y El Bierzo), tendrían que competir con la de Guardo en Castilla y León. El reparto futuro no parece halagüeño sin comparamos el impacto poblacional de las leonesas con las demás ni cercano a la cantidad que 'venden en total' los socialistas; que, por cierto, se ha de repartir en seis años: de 2021 a 2027.

Por tanto, se puede calificar la afirmación como inexacta.

Se suman 1.397 millones de los Fondos Feder: incorrecto

"Una cantidad que se complementará con las contribuciones de los países europeos a través de los fondos de cohesión y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en 1.397 millones", apunta también la nota de prensa enviada a los medios de comunicación.

Los Fondos Feder se establecieron por parte de la Unión Europea en 1987 y se mejoraron en 1992 con el Tratado de Maastrich, y están destinados a fomentar el desarrollo y ajuste estructural de las regiones menos desarrolladas, reconvertir aquellas regiones afectadas por la crisis industrial, luchar contra el paro de larga duración y facilitar la inserción de personas excluidas del mercado laboral, adaptar los recursos humanos a las diversas mutaciones y evoluciones del sistema productivo y a Reformas de la Política Agraria Común (PAC).

Es decir, que sirven para efectuar casi cualquier política en cualquier parte de España. De hecho, con estos fondos de cohesión y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, se han llegado a pagar las líneas de Alta Velocidad Ferroviaria y el desarrollo de las autovías y una gran cantidad de obras públicas en España. Y tanto las cuencas mineras como cualquier otra comarca subdesarrollada respecto a la media europea como La Cabrera o la Línea de la Concepción frente a Gibraltar, en Cádiz, tienen derecho a acudir a estos fondos estructurales.

Cierto es que la Unión Europea, en un alarde propagandístico, los ha destinado en la actualidad al Pacto Verde; y que se podrá acudir a ellos, pero como pasa desde los años ochenta. En realidad se vende así para hacer parecer que las mismas ayudas son distintas y nuevas, cuando son en esencia las mismas pero enfocadas a otra cosa. "El de Transición Justa va a ser, a todos los efectos, un nuevo fondo estructural, lo que confirma una vez más el rol de la política regional de la UE como 'cajón de sastre' para financiar cualquier nueva iniciativa comunitaria", explican en este extenso documento de Agenda Pública en El País que explica a fondo qué son y para qué sirven este tipo de ayudas a las zonas pobres.

Por todo ello, la suma de los fondos de cohesión y los Feder a la Transición Justa de las comarcas afectadas por la 'descarbonización' es, en la práctica, incorrecta. Que sea 'políticamente correcto' es otro cantar.

La UE invertirá 4.445 millones en las cuencas mineras de España: falso

"Se alcanzarán los 4.445 millones de euros con el total de inversiones públicas y privadas destinadas a conseguir nuevos proyectos verdes".

Con esta críptica afirmación, justo en el límite del rigor —como han hecho todos los socialistas en sus correspondientes comunidades tras conocerse el reparto—, Javier Alfonso Cendón hincha de manera un tanto torticera lo conseguido en Bruselas para las cuencas mineras en España. Una mera suma de las dos cantidades que se conceden a España deja casi a menos de la mitad esta cifra proveniente de Europa. Si son 307 millones por un lado y 1.397 por otro... no salen más de 1.704 millones de presupuesto europeo.

¿De dónde sale entonces la cifra de 4.445 millones? Pues de que no todos los fondos europeos son ayudas directas o finalistas (a fondo perdido o a un proyecto concreto definido por los políticos) sino que en su gran mayoría tienden a financiar la iniciativa privada, con lo que ésta debe aportar la mayor parte del dinero para recibir la subvención. Es decir, que un proyecto de reindustrialización en una cuenca minera que necesite de cien mil euros para arrancar puede recibir 38.000 de Europa, pero ha de poner los 62.000 restantes, y justificar bien su gasto con una extensa y apabullante burocracia, para que se le ingrese el dinero en la cuenta corriente al promotor.

Y además, hay que tener cuidado con qué proyecto de reindustrialización se solicita, puesto que las líneas de ayuda a la reindustrialización tienden a no apoyar aquellas iniciativas que tengan que ver con el mundo agrario, que de eso se encarga la PAC. Eso en una cuenca minera dificultaría en extremo que alguien pudiera recibir dinero para construir una fábrica envasadora de miel con estos fondos anunciados, por ejemplo. Algo que en una provincia a la que sólo le va quedando el mundo agrario, la penaliza de manera grave.

Para colmo, también muchas de las ayudas europeas vienen vinculadas más bien como avales bancarios que como cantidad contante y sonante a recibir por el solicitante. Con lo cual, al menos el 62% de los 4.445 millones los tendrían que poner los ciudadanos o las Administraciones Públicas españolas. Si no es el 70-75%.

Si Europa no aporta 2.741 millones de euros del total anunciado (ese 62%), sino que tienen que hacerse cargo de ellos la iniciativa privada, algo no cuadra en la alegre afirmación de Javier Alfonso Cendón, que muy probablemente esté repitiendo las consignas de 'arriba' en este asunto. Y si además de los 1.704 procedentes del presupuesto europeo para acceder a 1.397 no es necesario pertenecer a cuencas mineras del carbón para solicitarlos... "it's very difficult todo esto", vamos.

La 'sugerencia' que realiza Cendón al vincular todos los fondos en el titular de la nota de prensa en la que asume las explicaciones del PSOE para dar la impresión de que las ayudas a la reconversión minera en León podrían llegar a 4.445 millones de euros procedentes de Europa es falsa.

Aunque la cuestión fundamental es preguntarse qué habría dicho el PSOE de encontrarse en la oposición en vez de en el Gobierno de España. Posiblemente lo mismo que está criticando ahora el PP. Ambos partidos estarían completamente de acuerdo con esta verificación de datos siempre y cuando no estuvieran en ese momento en el poder y les tocara dejar mal al otro.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad