AVIACIÓN

FlyBy School compra dos aviones más para su Escuela de Pilotos sin miedo al Covid-19

La escuela de pilotos radicada entre León y Burgos, que aún no ha conseguido el permiso para realizar sus vuelos de formación en el aeródromo de La Virgen del Camino, compra dos aviones PS28 Cruisers de una fábrica checa en plenos tiempos de coronavirus "en una clara apuesta por el futuro". La mayoría de sus estudiantes volvieron a sus países ante la pandemia de Covid-19, pero algunos se quedaron y cuentan cómo están confinados. Sin embargo, las clases continúan 'on line' por Internet.

Aviones PS28 Cruisers de Chzez Sport Aircraft de la escuela de pilotos FlyBy School
FlyBy School ha comprado dos PS28 Cruisers de una fábrica aeronáutica checa.
ileon.com  | 07/04/2020 - 20:30h.

El futuro está en el aire con estos tiempos de coronavirus. Pero en el caso de FlyBy School eso es buena cosa, ya que es una escuela de pilotos –que se hizo famosa para el púbico en general en medio de las últimas Elecciones Generales cuando se supo que no le daban permiso por un bloqueo burocrático para realizar vuelos de formación en el infrautilizado aeropuerto de La Virgen del Camino en León– y su éxito está en enseñar en volar. Hoy anuncia que ha comprado dos aviones más, demostrando que cree en su futuro contra el viento.

El CEO de FlyBy, Álex Álvarez, comentó además que han mantenido "a todos los empleados en nómina sin ninguna reducción salarial. "Hemos invertido mucho en nuestros empleados y queremos cuidar de ellos en estos tiempos tan difíciles. Queremos que nuestros estudiantes vean las mismas caras cuando vuelvan, la academia siempre se ha enorgullecido de ser una gran familia y nos gustaría que siguiera siendo así".

Así, ha informado de que ha comprado dos aviones de instrucción a una fábrica aeronáutica checa. Son dos PS-28 Cruiser de la Czech Sport Aircraft. Una adquisición que además se ha efectuado tras instalar, el lunes justo anterior a la declaración del estado de alarma, de un nuevo simulador en la Universidad de León, con la que la compañía de formación aérea colabora estrechamente. La academia de formación aérea lo ha anunciado en su página de LinkedIn.

"Nuestro objetivo es volver a estar completamente operativos lo antes posible y estamos haciendo los preparativos necesarios para volver a nuestra actividad de vuelos una vez se levante el estado de alarma, probablemente el próximo 27 de abril. Mientras tanto, nos estamos preparando para recuperar el tiempo perdido y por ello hemos comprado dos nuevos aviones", explica Álex Álvarez.

Incorporación de tres nuevos instructores

"Durante este proceso de confinamiento, FlyBy ha continuado con el proceso de selección para 3 nuevos instructores que comenzarán su actividad en cuanto se levante el Estado de Alarma", explica en una nota de prensa enviada a los medios de comunicación. "Las incorporaciones de 2 personas planificadas desde antes de la crisis se han mantenido con la primera empezando a trabajar el pasado 31 de marzo".

FlyBy, es la segunda escuela de pilotos más grande de España, y pretende enfoca ahora todos sus esfuerzos en implementar los procedimientos necesarios para mitigar los riesgos durante la formación de pilotos. Respecto a las negociaciones con el Gobierno para que les permitan efectuar los vuelos de formación en la Base Aérea de León, parecían ir muy avanzadas y "en buen camino", quedando en manos de la ministra de Defensa, la leonesa Margarita Robles; "pero es evidente que la crisis de coronavirus la ha apartado de esa decisión, que creemos que terminará siendo positiva en un futuro cercano", cuentan fuentes de la compañía formativa.

Medidas contra la enfermedad Covid-19

"Nuestra principal prioridad es la salud y la seguridad, tanto de nuestros estudiantes como de los empleados, fuera y dentro de la escuela. También sentimos la responsabilidad de asegurar que ni estudiantes ni empleados puedan ser portadores, y correr el riesgo de contagiar a la gente externa a nuestra organización. Estamos comprando termómetros infrarrojos para monitorizar diariamente la temperatura de nuestros estudiantes y empleados que puedan mostrar algún síntoma. Reduciremos la capacidad de las aulas para aumentar el distanciamiento, implementando distintos grupos de clases teóricas", asegura Álex Álvarez en el comunicado enviado a los medios de comunicación.

Alumnos de la escuela de pilotos FlyBy en un simulador de vuelo en la Universidad de León.
Alumnos de la escuela de pilotos FlyBy en un simulador de vuelo en la Universidad de León.

La base de FlyBy en León acoge actualmente a 90 estudiantes (de un total de 178) de todo el mundo y espera la llegada de nuevos estudiantes que están deseando que termine el confinamiento para poder empezar sus estudios. La escuela también tiene una segunda base en Burgos, en la que actualmente se realiza la segunda fase de vuelo mientras no se reciba la aprobación pendiente por parte de Aena para realizar también operaciones de vuelo desde León.

"Parece que fue hace una eternidad cuando recibimos e instalamos el nuevo simulador en la Universidad de León. Este simulador que replica el funcionamiento del Tecnam P2006T fue instalado el pasado 5 de marzo en la Escuela de Ingeniería Industrial, Informática y Aeronáutica", dice Álex Álvarez. Con este simulador, FlyBy cuenta con 2 simuladores instalados en la Universidad de León.

Algunos estudiantes se quedaron en España, las clases continúan por Internet

El programa de formación es muy intensivo, incluye clases teóricas, horas de vuelo y prácticas con el simulador en horarios de mañana y tarde. Cuando el confinamiento se anunció el pasado 14 de Marzo, la academia se paralizó todas las actividades presenciales incluso antes de establecerse el Estado de Alarma. Las clases online continúan desde entonces.

Aunque muchos estudiantes decidieron regresar a sus países de origen, algunos decidieron quedarse en España. Los estudiantes de la academia se alojan en una mezcla de pisos privados y residencias de estudiantes.

Alex Álvarez asegura que hasta ahora todos establecimientos que alojan a sus estudiantes han sido muy comprensivos con la situación y con el hecho de que muchos estudiantes se encuentran muy lejos de casa y no pueden ir y volver a sus hogares fácilmente.

"Soy de la India y he decidido quedarme en España. La principal razón es que sabía que no habría escasez de comida. La academia consiguió encontrarme alojamiento aunque el hostal en el que me alojaba tuvo que cerrar. Estoy viviendo en un piso con otros dos estudiantes y ha sido bastante difícil estar aislado y permanecer motivado. Compramos suficiente comida para dos semanas porque no tenemos mascarillas y estamos evitando salir. Estoy deseando volver a volar y completar mi formación con FlyBy", cuenta su experiencia el estudiante Mohamed Hashir Abdul Gafoor.

"Estamos haciendo todo lo posible para minimizar el impacto negativo que este confinamiento está teniendo en la continuidad de la formación de nuestros estudiantes. Es inevitable que se vean afectados, pero todo el mundo es muy consciente de que estamos haciendo frente a una situación de fuerza mayor y han colaborado en todo lo que han podido. Aun así, hemos diseñado un plan de refuerzo de los estudios una vez que retomen las operaciones el próximo 27 de abril. A pesar de la incertidumbre generada por el Coronavirus, en FlyBy somos optimistas por naturaleza y estamos seguros que sortearemos todas la dificultades y que mantendremos nuestra senda de crecimiento", comenta el CEO de la academia aérea.

Nueva escuela, pero de mecánicos

La actividad de FlyBy ha ido lanzada desde el principio de su actividad desde julio de 2015 en León. Ha ido aumentando en alumnos, superando los 180 ya y tiene una flota de más de 15 aviones, algunos bimotores. Aparte de disponer de varios simuladores de vuelo. Sólo ha encontrado el problema de no poder volar en el aeropuerto de León, con lo que como tenía que abrir una segunda base, lo hizo en el aeropuerto de Villafría en Burgos –donde no sólo Aena no le puso ningún problema sino que lo acogió con los brazos abiertos– y continúan empeñados en seguir en León, gracias a su magnífica relación con la Escuela de Aeronáuticas de la Universidad de León.

Ha dejado en manos de los políticos leoneses como el diputado del PSOE Javier Alfonso Cendón, que es a su vez profesor de esa escuela de ingenierías, y el presidente de la Diputación de León, el también socialista Eduardo Morán, que aseguró que se reuniría con Defensa para solventar el problema.

Pero es que, de hecho, no paran quietos. "Nos encontramos en fase de selección de la base para la implantación de nuestra Escuela de formación de mecánicos de aviación. Obviamente, nuestras bases actuales de León y Burgos son las principales opciones. Para 2020 hemos tenido que revisar a la baja nuestras expectativas de crecimiento pero aun así, prevemos un crecimiento superior al 30%. Esperamos poder resolver nuestra nuestras operaciones de vuelo en León para seguir siendo una fuente de empleo de calidad en la ciudad", confiesa su director gerente.

No en vano, con todo este empuje e ímpetu, se está convirtiendo en una de las empresas más importantes de la provincia y con un altísimo impacto internacional que lleva el nombre de León volando por todo el mundo.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad