CORONAVIRUS

Un modelo matemático afirma que antes del 15 de marzo estaban ya infectados casi 200 leoneses muertos por el Covid-19

[CON GRÁFICOS] Las proyecciones estadísticas realizadas por el ingeniero en Organización Industrial Miguel Ángel Cuervo Blanco, indican que el virus SARS-CoV-2 ya estaba presente en León en el mes de enero. Según sus cálculos, 195 de los 255 fallecidos el hasta el 13 de abril (el 76,5%) ya estaban contagiados antes de la declaración del estado de alarma. En la autonomía, sus datos apuntan a 1.061 de 1.229 fallecidos (el 81,7%); y en España, 12.971 de 17.489 de los decesos oficiales (el 74,2%).

Mapa de simulación del Coronavirus en España según Epigraph
Un mapa de simulación de expansión de la epidemia Covid-19 en España. Imagen: Epigraph.
Jesús María López de Uribe | 20/04/2020 - 17:00h.

Más de la tres cuartas parte de los fallecidos en la provincia de León por la pandemia Covid-19 ya estaban contagiados antes de que se declarara el estado de alarma el 14 de marzo, y el 81,7% de los de la autonomía; y un 74,2% en toda España. Éstas son las conclusiones de un modelo matemático –con datos hasta el 13 de abril– efectuado por un ingeniero leonés sobre la prevalencia en la población y la mortandad que ha causado esta primera fase infecciosa del coronavirus.

Este estudio estadístico implicaría que 195 de los 255 muertos por el virus SARS-CoV-2 en la provincia de León (basado en la serie de datos oficiales de contagios y decesos hasta el día 13 de abril) habrían sido infectados por el coronavirus antes de esa fecha. El virus podría haber llegado a León, según su modelo matemático, a finales de enero.

La simulación estadística de Miguel Ángel Cuervo Blanco, especializado en ingeniería de Organización Industrial, también apunta a que en la autonomía de las regiones de León y de Castilla La Vieja habrían sido afectados antes del confinamiento obligatorio decretado por el Gobierno al filo de la medianoche del 14 de abril 1.061 de los 1.299 fallecidos. Y en España 12.971 de 17.489.

Así que ILEON.COM, cuando tuvo conocimiento de su primera versión de este modelo –una comparativa de casos entre España e Italia–, le solicitó que realizara una conjetura sobre lo ocurrido en la provincia leonesa, la autonomía y explicara de forma más concreta lo pasado en todo el país.

El coronavirus se puede contraer si se recibe un estornudo en la cara. <a href="https://pixabay.com/es/illustrations/coronavirus-virus-propagaci%C3%B3n-4952102/" target="blank">Pixabay</a>.
El coronavirus se puede contraer si se recibe un estornudo en la cara. Pixabay.

¿Cuántas personas que fallecieron por el coronavirus antes del 13 de abril estaban ya contagiadas antes del Decreto de estado de alarma y desde cuándo? ¿Cuántos contagiados podría haber a día de hoy? Esas fueron las preguntas y éstas son sus conclusiones (sin comillas declarativas porque son prácticamente lo enviado por él a este digital, salvo correcciones estilísticas para resumir las de la autonomía y todo el país).

León, posiblemente 35.000 infectados

195 personas de las 255 fallecidas en esta pandemia Covid-19 en León ya estaban contagiadas antes de que el Gobierno de España decretara el confinamiento para intentar evitar el colapso sanitario de la pandemia. La gráfica muestra que el máximo diario de contagios mortales se produjo pocos días antes de que se hiciera efectivo el confinamiento, concretamente el 13 de marzo. Posteriormente a esta fecha y hasta el 15 de marzo ya se estaba manifestando un descenso ligero en las infecciones mortales, lo cual parece reflejar el impacto positivo que ya estaban teniendo en la población medidas tales como el cierre de los centros educativos o el distanciamiento social.

Otra información interesante que aporta esta curva es el desfase temporal de varias semanas entre la realidad de la expansión de la infección y su detección: mientras el 13 de marzo en la provincia solamente se habían detectado 32 casos positivos por coronavirus, en realidad ya se estaba alcanzando el pico máximo diario de contagios mortales con un total acumulado de 175.

Con una tasa estimada de letalidad del virus del 1%, esta cifra se convertiría en aproximadamente 17.000 contagios totales en León que habían pasado abrumadoramente inadvertidos para las autoridades sanitarias y la población. En virtud de la tasa de mortandad referida, también puede estimarse que el total acumulado de infectados en la provincia el 13 de abril habría sobrepasado los 35.000 en una estimación conservadora (el 7,6% de prevalencia de contagio).

Castilla y León, 170.000 personas con el coronavirus

En Castilla y León se obtiene que habrían sufrido la enfermedad Covid-19 un total de 1.061 de los 1.1299 pacientes computados el 13 de abril, antes del decreto del 14 de marzo. La curva 'Infection-to-Death', permite estimar las fechas en las que los fallecidos de hoy se habrían contagiado.

Así la curva de contagio mortal en Castilla y León muestra que el máximo diario de contagios mortales se produjo pocos días antes de que se aprobara el Decreto de estado de alarma. Concretamente el 11 de marzo. Posteriormente a esta fecha y hasta el 15 de marzo ya se estaba manifestando un descenso ligero en las infecciones mortales. Esto valida que la medida del confinamiento tenía su razón de ser y está siendo efectiva.

Respecto al desfase temporal de varias semanas entre la realidad de contagiados y cuándo se les iba diagnosticando, se denota que mientras el 11 de marzo en la Comunidad Autónoma solamente se habían detectado 71 casos positivos por coronavirus, en realidad ya se estaba alcanzando el pico máximo diario de contagios mortales con un total acumulado de 868.

Esto daría casi 87.000 contagios totales en Castilla y León no detectados. Con la letalidad del 1%, la estimación del total acumulado de infectados en la Comunidad a día de hoy (13 de abril) alcanzaría 170.000 personas en una estimación prudente (el 7%).

España, como mínimo 2.300.000 infectados a 13 de abril

En el cómputo estatal 12.971 personas de las 17.489 oficialmente fallecidas por las complicaciones del SARS-CoV-2 ese 13 de abril ya podrían haber sido afectadas por el coronavirus antes del 15 de marzo (teniendo en cuenta que la declaración del estado de alarma se produjo al filo de la medianoche del día 14).

El máximo diario de contagios mortales se produjo pocos días antes, el 13 de marzo. Posteriormente a esta fecha y hasta el 15 de marzo también descendían ligeramente las infecciones. En este caso también se confirma que las medidas determinadas por el Gobierno han sido efectivas para frenar la curva ascendente de propagación.

Con el desfase temporal de varias semanas indicado se puede concluir que mientras el 10 de marzo en el país solamente se habían detectado 1.622 casos positivos por coronavirus. También se estaba llegando, sin percatarse casi nadie de la intensidad de reproducción del coronavirus, al pico de la curva del máximo diario de contagios mortales, con un total acumulado de 11.700.

Respecto al porcentaje de mortalidad aplicado en este modelo (del 1%) esta cifra se convertiría en 17.000 contagios totales en todo el país sin que nadie, ni las autoridades sanitarias ni la población, las hubiera advertido. Los números muestran que el total acumulado de infectados en el país el 13 de abril habría sobrepasado las 2.300.000 personas (el 4,9%), como mínimo.

¿En qué se basa este modelo matemático?

Podría parecer un estudio de ese 'capitán a priori' que los que apoyan al Gobierno han hecho famoso, pero nada más lejos. Miguel Ángel Cuervo ha estado preguntándose qué podría haber ocurrido, y, de hecho, era completamente escéptico de que el coronavirus fuera algo tan grave al principio de esta crisis... hasta que empezó a alarmarse al ver cómo subía la curva de contagiados y, lo que es peor, de muertes.

En ese momento se dijo que necesitaba imperiosamente conocer la prevalencia en la población de la enfermedad, y se puso a recopilar datos –terminó aprovechando los del Imperial College of London– y se puso a realizar este modelo 'Infection-to-Death' (de "infectados que resultarían muertos" en una macarrónica traducción del inglés). Durante estas últimas semanas lo ha ido explicando en su perfil de Facebook.

Aquí se pueden leer las estimaciones de la primera versión que publicó de sus cálculos para toda España, comparados con los de Italia.

"Podemos conocer esa realidad utilizando las cifras de muertes de cada día y la curva de distribución de probabilidad 'Infection-to-Death', que nos dice en qué día fue más o menos probable que esos fallecidos fueran infectados", manifiesta.

"Así podemos ir conociendo mediante un proceso tedioso para cada fecha pasada cuántos de los fallecidos de hoy fueron infectados. Y esas cifras por elevación nos hablan de cuál era la curva real de contagio en la fase incipiente de la epidemia, cuando se larvaba en nuestras narices sin ser aún advertida por nadie", explica en esa primera aproximación de su modelo en la red social de Mark Zuckerberg.

"Hay que afinarlo, pero lo considero muy fiable"

Este estudio probabilístico de estimación se basa en la media de los días que tiene de tiempo el SARS-CoV-2 para provocar la muerte de los diagnosticados. Que viene a ser, según las últimas informaciones, de 20 días desde que se produce el contagio. "No hay que fijarse en exceso en la precisión del día arriba, día abajo", matiza.

"Sigue siendo un proceso matemático todavía en estudio y desarrollo, dado que la curva de infectados que habrían tenido el fatal resultado es posible que varíe en función del conocimiento que se adquiera a través del estudio de más casos de fallecidos. Seguramente con más datos haya que afinarlo, pero dentro de estas limitaciones considero que es muy fiable", expone.

Cuervo Blanco asegura que "el montón de casos de muertos aún por venir no van a variar apenas la forma de la curva, solamente la harán más alta y tirarán ligeramente de ella hacia la derecha".

Él cree que su modelo (que ha ido explicando en su muro de Facebook durante estos días en varias entregas) tiene una notable precisión –aún con la falta de datos totales que sólo se conocerá tiempo después de terminada esta primera fase de la pandemia–, porque al compararlo con los datos de Italia "da un resultado muy similar, por no decir un calco".

Confianza en las matemáticas

Escéptico al principio, su confianza en las matemáticas, una ciencia exacta, le han dado la posibilidad no sólo de intentar comprender lo que estaba pasando en estos caóticos momentos, sino de explicarlo a los demás en una situación tan confusa. En medio de esta crisis Covid-19, concretar lo que está ocurriendo es como intentar mensurar litro a litro el caudal de una riada que se está produciendo en estos mismos momentos.

"Me gusta maravillarme ante el poder de la ciencia y de los números, ante su capacidad de análisis y predicción. Ante el conocimiento acumulado por un montón de congéneres que a lo largo de la historia de la Humanidad nos han traído hasta aquí como la especie dominante del planeta, capaces de enfrentarnos a retos terribles y superarlos. Los seres humanos somos asombrosos a pesar de todo, incluso admirables en al menos algún sentido hermoso", terminaba su disquisición este ingeniero leonés en el estado de Facebook en el que mostraba sus primeras conclusiones.

Recordando que conociendo las cosas tal y como son con la mayor precisión posible, las soluciones para superar momentos tan terribles como éstos se sacan adelante mucho más rápido.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad