CORONAVIRUS

La Junta de Castilla y León retira 400.000 mascarillas FFP2 defectuosas para sanitarios

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, informa de que se detectaron 400.800 no homologadas, retira su 'stock' y efectúa un seguimiento a los sanitarios; y además advierte de que existe desabastecimiento en los mercados internacionales de guantes de látex. CSIF alertó también de esta circunstancia con protecciones faciales de tipo FFP3.

consejera Sanidad Verónica Casado Pleno de las Cortes de Castilla y León
La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado. Foto: Leticia Pérez / ICAL
Agencia ICAL | 14/05/2020 - 18:15h.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, constató hoy que han detectado 400.800 mascarillas FFP2 defectuosas, cuyos stock ya se están retirando y se está realizando un seguimiento de los profesionales sanitarios que pudieran haberlas utilizado.

Casado precisó, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que estas mascarillas se distribuyeron entre los centros de la Gerencia Regional de Salud entre el 1 y el 20 de abril y todas contaban con certificado y homologación CE para productos sanitarios.

Sin embargo, se constataron los problemas cuando se enviaron para su análisis y verificación al centro nacional de medios de protección, para ver si cumplían con los estándares de calidad requeridos.

La consejera también expresó su preocupación ante el desabastecimiento de guantes en algunos hospitales y afirmó que "volvemos a tener problemas de estocaje a nivel internacional". Al respecto, expuso que la situación y los problemas de suministro está relacionada con la falta de materia prima de caucho.

La consejera recordó que trasladó su "inquietud" ante esta situación en la Inteterritorial de Sanidad, para explorar todos juntos los mercados internacionales. Con todo, afirmó que desde la Junta seguirán "poniendo toda la carne en el asador para lograr el mayor número" de equipos de protección de todo tipo, y reseñó que tiene pedidos 8,5 millones de guantes, de los que dos millones llegarán a partir del lunes 18.

En este contexto, apeló sin embargo a "ser cautelosos" con el uso que se hace de los mismos, y emplearlos cuando sea imprescindible. "Hay que utilizarlos bien", sentenció.

CSIF alertó de otras FFP2 y FFP3 no homologadas

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Valladolid ha denunciado la retirada de otra partida más de mascarillas FPP2 y FPP3 que no cumplína las garantías de seguridad suficientes y que se habían utilizado en el Hospital de Medina del Campo.

Desde el sindicato se advierte a la Consejería de Sanidad de que "estos fallos imperdonables" podrían provocar propagaciones del virus y se critica que este caso se suma a otros anteriores como las mascarillas Garri Galaxi, adquiridas por el Ministerio de Sanidad en abril, y las NK95 Subolun y Moloven, compradas por la Junta la pasada semana.

En este sentido se solicita a la Consejería de Sanidad que, a la vista de las irregularidades que se están produciendo en la compras de material de China, se confirme previamente la calidad de todas las mascarillas y demás material de protección, antes distribuirlo entre el personal sociosanitario.

Al mismo tiempo, CSIF pide a la Gerencia de Salud que localice este material defectuoso y que se les realice inmediatamente un test al personal que lo ha utilizado.

Por último, y en comunicado recogido por Ical, desde el sindicato se asegura que "es indecente que los profesionales sociosanitarios, que tanto están sufriendo y sacrificándose, tengan que soportar un riesgo de salud añadido por una mala gestión de sus responsables. Al estrés que se acumula en estos días, ahora hay que sumar la inseguridad de los profesionales cuando se colocan EPIs de los que no se fían".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad