Quantcast

TRIBUNA DE OPINIÓN

Los leoneses tenemos pantanos, pero no agua

El sociólogo David Díez Llamas se pregunta cómo es posible que en la Región de León, donde está el 84,7% del agua embalsada de la actual comunidad autónoma, todavía haya pueblos como Riaño que, tras sufrir el drama de ver anegadas sus tierras por un pantano, este verano haya necesitado de camiones cisterna para poder tener agua potable.

Embalse de Riaño
En Riaño han tenido que surtir de agua al pueblo con camiones cisterna este verano con el pantano a su vera.
David Díez Llamas | 08/09/2020 - 19:05h.

La situación que se ha dado este verano en muchos pueblos leoneses no la puedo llegar a entender. Que poblaciones que tienen un gran pantano a los pies del pueblo tengan que ser abastecidas con camiones cisterna para cubrir sus necesidades de agua me parece increíble.

Pero esta es la realidad que ha sufrido Riaño, teniendo un embalse con capacidad de 651 hectómetros cúbicos. Que además alguno haya tratado de ocultar esta situación diciendo que lo que pasaba es que habían aumentado mucho el número de residentes en el pueblo, resulta cuando menos grotesco. Vamos que para que Riaño tenga agua lo que argumentan es que venga menos gente. Todo un estímulo a la economía de la zona y a su infraestructura turística. Es una apelación a lo que dicen algunos radicales con su slogan 'turist go home'. Vamos son los cuidadores de las esencias frente a la existencia de los que viven en esa zona.

No ha sido el único caso. Otros pueblos de la montaña leonesa han visto cómo sus acuíferos han sido canalizados hacia Asturias como consecuencia de las obras que se han hecho para hacer el AVE. Sencillamente les han quitado los recursos de agua que tenían. De poder disponer de agua en abundancia ahora han tenido que pasar a mendigarla para que les pueda llegar a través de camiones cisterna. Estamos hablando de nada menos que de un caudal de 350 litros por segundo que se trasvasan desde tierras leonesas hacia Asturias. ¿Les han pedido algún tipo de permiso para poder llevarse su agua? ¿Les han dado algún tipo de compensación? ¿Ha tenido algún tipo de castigo aquellos que han originado este desastre ambiental? Seguro que el lector ya se imagina la respuesta. Efectivamente no se ha abierto ni siquiera un expediente sancionador. Eso sí el coste de esa obra casi se ha cuadriplicado (pasa de 1.090 millones a 4.000). Pero claro tampoco ese dinero va a parar a los que sufren el haber perdido ese caudal de agua.

También se ha padecido esa escasez de agua en el sur de la provincia leonesa. Conozco alguna persona que evitaba ir a su pueblo (Gordoncillo) por cuanto había poca agua y no quería contribuir a consumirla. También en este caso la solución para que pueda haber agua es que no venga nadie a estos pueblos. Luego hablamos de la despoblación y la España vaciada.

Otro caso más lo tenemos con la presa del Bernesga. Durante más de 7 meses esa presa no ha tenido agua. La Confederación Hidrográfica del Duero ni hacía, ni dejaba hacer. Ante su pasividad los vecinos se han tenido que organizar por su cuenta en hacendera limpiar y arreglar su cauce para que pueda volver a pasar el agua por esa presa.

El 84,7% del agua embalsada

Lo curioso es que la capacidad de embalse de los pantanos de la Región Leonesa es de 7.021 hectómetros cúbicos lo que significa que el 84,7% del agua embalsada de la Comunidad de Castilla y León se encuentra en alguna de las tres provincias leonesas (21,4% en la provincia de León, 21,3% en Zamora y 42% en Salamanca).

La capacidad de los embalses leoneses tan sólo es superada por Andalucía (pero con mucha mayor extensión) y Extremadura. Todas las demás regiones quedan por debajo de esa capacidad.

Vamos que agua embalsada hay y mucha. Sin embargo por otro lado falta agua. Podríamos pensar que algo falla. Teniendo los recursos, resulta que se carecen de los servicios necesarios para poder cubrir las necesidades. Tal vez haya que hacer entender a algunos responsables que sin agua no es posible la vida. La España vaciada es también en muchos casos la España expoliada.

Una profunda injusticia

Es profundamente injusto que las personas que han visto anegadas sus casas, sus tierras y sus raíces, ni siquiera tengan el recurso de poder contar el agua que permita un modo de vida digno en lo que son sus necesidades vitales y también en su economía. Se inundan los valles leoneses pero ello no supone que se creen puestos de trabajo, ni tampoco que llegue el dinero a través de las vías fiscales. En definitiva el perjuicio va para una zona determinada y el beneficio para otra. No es justo.

Recordamos que los romanos lo primero que miraban para establecer un asentamiento humano es que pudiera tener agua suficiente y de calidad. Para que haya vida el agua es esencial.

Sinceramente creo que todo ello deja ver muy claramente que necesitamos más poder para hacer valer nuestros derechos. Estoy convencido que estos desatinos no hubieran ocurrido en el marco de una autonomía leonesa. Es evidente que hay una dejación en la defensa de los intereses leoneses. La Junta de Castilla y León actúa mucho más para fomentar el expolio que para evitarlo. Desgraciadamente esto es algo que se constata día tras día en las diferentes zonas y sectores. Este es un ejemplo más.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad