Coronavirus

León se libra de mayores restricciones que afectarán a Ávila, Segovia y Palencia

La Junta prorroga por tiempo indefinido durante el estado de alarma el cierre perimetral y el toque de queda.

presidente Junta Castilla y León Alfonso Fernández Mañueco coronavirus vicepresidente y portavoz Francisco Igea consejera Sanidad Verónica Casado
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, comparece junto al vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en una imagen de archivo. / Rubén Cacho / ICAL
Alba Camazón / elDiariocyL.es | 07/01/2021 - 15:03h.

Castilla y León cierra el interior de la hostelería, los gimnasios y los centros comerciales en Ávila, Segovia y Palencia en una vuelta de tuerca a las restricciones para atajar la tercera ola del coronavirus que no tendrá esas repercusiones en la provincia de León, según informa elDiariocyL.es. La Junta sí avanza, para todo el territorio autonómico, la prórroga por tiempo indefinido durante el estado de alarma del cierre perimetral de la Comunidad y del toque de queda desde las 22.00 hasta las 6.00 horas, así como del límite a seis personas de las reuniones privadas.

Así lo ha anunciado el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, después de reunirse con el comité de expertos y de celebrar un Consejo de Gobierno cuya rueda de prensa estaba prevista para las 12.30. Inicialmente iban a comparecer el portavoz del gobierno autonómico y vicepresidente, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado. Pocos minutos antes de la que en teoría iba a ser la hora de la rueda de prensa, la Junta ha anunciado que la rueda la daría Mañueco a las 13.00 horas. Finalmente, el acto con los periodistas ha comenzado pasadas las 14.30, dos horas después de lo previsto, y han comparecido los tres: Mañueco, Igea y Casado.

En la primera parte del Consejo han participado los expertos del comité como invitados. "Hemos aprendido las lecciones de la 1 y 2 ola. Cuanto antes tomemos medidas que se han demostrado claramente eficaces, antes controlaremos la ola", ha destacado Mañueco, que ha anunciado una agilización del ritmo de vacunación y un mayor esfuerzo en vigilancia e inspecciones (los establecimientos deberán indicar de forma visible a la entrada su aforo permitido), así como un cambio en el criterio (instado por unaminidad por el Comité de Expertos) para tomar en cuenta la incidencia acumulada a 7 días (y el dato de la jornada anterior) en lugar de a 14.

Las restricciones de Ávila, Segovia y Palencia entrarán en vigor este viernes y durarán, por lo menos, dos semanas. Según ha detallado el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, allí se clausura el interior de la hostelería -salvo comida a domicilio-, aunque se mantienen las terrazas exteriores, con aforo y seguridad. Las peceras -estructuras cerradas y calefactadas en la calle- están "absolutamente prohibidas" y a partir de ahora, a niveles de aforo, computarán como un espacio interior.

También se cierran las grandes superficies comerciales en estas tres provincias y se cierran las instalaciones y establecimientos deportivos (gimnasios) salvo al aire libre. Además, queda prohibida la asistencia de público salvo al aire libre y se ha decretado el cierre de salas de apuestas, bingos, etc..

A partir de ahora, todas las provincias suben al nivel 4 de riesgo extremo -hasta ahora Salamanca y Ávila estaban en nivel 3- ante la expansión del coronavirus "con una velocidad muy notable".

Este jueves se han notificado 1.822 casos nuevos desde el martes y la incidencia en Castilla y León continúa creciendo día tras día. La consejera de Sanidad, Verónica Casado, se había mostrado partidaria de tener una herramienta legal que permitiera un confinamiento estricto durante dos semanas, similar al de marzo, como el que había recomendado el comité de expertos, una opción descartada por el Gobierno de la nación. Mañueco reprochó al Ejecutivo central que fuera "más rápido" para responder a esta iniciativa que para adoptar medidas generales de un mayor calado.

Casado también advirtió el martes del riesgo de una tercera ola que ya ha llegado a la comunidad: "Prevemos un enero complicado porque hemos tenido un octubre complicado y teníamos una situación hospitalaria mucho mejor. Espero que esta no sea la peor ola de las tres que llevamos".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad