TRIBUNALES: CASO GÜRTEL

El condenado y multiimputado empresario Martínez Parra confiesa en 'Gürtel' pago de sobornos a Francisco Correa

José Luis Martínez Parra, condenado a 11 años y medio de prisión por la pieza de la visita del Papa a Valencia, asegura en una carta que pagó sobornos al grupo liderado por Francisco Correa a cambio de la adjudicación de obras públicas bajo gobiernos del PP.

Juicio sobre la visita del Papa a Valencia caso Gürtel
Juicio del 'caso Gürtel' sobre la visita del Papa a Valencia. Pool/Europa Press
A. Vega | 08/04/2021 - 12:18h.

El empresario berciano José Luis Martínez Parra ha realizado una confesión en la Audiencia Nacional del pago de una comisión al cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, por mediar en la adjudicación de obras públicas bajo gobiernos del PP, según ha adelantado Infolibre.

La confesión se produce antes del próximo juicio del caso Gürtel que tiene por delante el empresario, vinculado a chanchullos en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Madrid). En otoño pasado José Luis Martínez Parra, hijo del histórico empresario José Luis Martínez Núñez, fue condenado a 11 años y 7 meses de prisión por la pieza que juzgaba la corrupción en torno a la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en 2006. Entonces se usó la sociedad familiar Teconsa para pagar sobornos millonarios por adjudicarse el montaje audiovisual, cuando la empresa se dedicaba fundamentalmente a la obra pública. Por ese caso también fue condenado el abogado berciano Ramón Blanco Balín a un año y medio de prisión y el ejecutivo de Teconsa Rafael Martínez Molinero a 10 meses, gracias a sus pactos previo con la fiscalía.

Ahora Martínez Parra confiesa que Teconsa pagó una mordida de 1.800.000 euros a Francisco Correa por su intermediación en la adjudicación de obras públicas en instituciones gobernadas por el PP. De esa cantidad, 1.380.000 los entregó en efectivo y 420.000 en facturas falsas a una empresa del 'tesorero' de la trama, Pablo Crespo. Correa realizó una nueva confesión en cartas al juzgado antes de los nuevos juicios pendientes, buscando un pacto con la Fiscalía para rebajar las nuevas condenas a las que se enfrenta. Martínez Parra buscaría una estrategia similar, ya que rechazó en la pieza de Valencia pactar con la fiscalía y su condena fue de las más elevadas, lo 11 año y 7 meses de prisión.

En la carta que desvela Infolibre Martínez Parra enumera las obras que a partir de 2002 obtuvo en Boadilla del Monte tras el "encargo" a Correa de facilitar contratos: una piscina, un colegio, casi un centenar de viviendas y la redacción de dos proyectos de edificios de vivienda. Tal y como recuerda el medio en el juicio del Valencia Martínez Núñez acusó a su padre, fallecido en 2015, de los negocios con la trama Gürtel, aunque ahora explica que "siempre estuvo a su lado y fue conocedor y consentidor de la mayoría de las decisiones que se tomaban".

En el juicio de Boadilla del Monte, previsto para el próximo otoño, hay 27 acusados, entre los que se encuentra también el empresario y rival de los Martínez Núñez José Luis Ulibarri. Para Martínez Parra la Fiscalía pide 9 años de cárcel, para Ulibarri 7 años y 1 mes, y para Blanco Balín 8 años y un mes de cárcel.

Además José Luis Martínez Parra tiene pendiente otros dos juicios de corrupción. También está procesado en la pieza de los tejemanejes en el municipio madrileño de Arganda del Rey dentro de Gürtel, y en otoño será juzgado por presunto fraude de la quiebra del grupo empresarial, el caso conocido como 'caballo de troya', por el que fue detenido y tuvo que poner una fianza de un millón para salir de prisión.

Los Martínez Núñez fueron además los presuntos pagadores de un caso de Gürtel que decayó tras pasar por el Tribunal Superior de Justicia. Se investigó el pago de una comisión pagada por el grupo empresarial por la adjudicación de las obras de la variante de Olleros de Alba, en la provincia leonesa, pero el caso se cerró en 2012 al asegurar el TSJ que el presunto delito de cohecho ya habría prescrito y que el presunto delito de prevaricación no habría quedado probado. Francisco Correa confesó la comisión en el primer juicio de Gürtel pero el caso no se reabrió.

Grupo Martínez Núñez y Teconsa

Teconsa era la sociedad constructora principal del desmantelado Grupo Martínez Núñez, cuyo impulsor fue el polémico empresario José Martínez Núñez, falleció en el mes de agosto de 2015 a la edad de 86 años.

Martínez Núñez fue uno de los puntales del crecimiento abrumador del sector de la construcción en la provincia de León y responsable de la burbuja inmobiliaria local con intereseses en otros sectores como el cemento, los hoteles o el extinto periódico La Crónica de León. El grupo empresarial que llegó a facturar más de 600 millones de euros, al que el pinchazo de la burbuja se llevó por delante con la mayor parte de sus sociedades actualmente extintas o en procesos concursales.

Los dos hijos de Martínez Núñez, José Luis y Maribel Martínez Parra, fueron detenidos en 2013 en la operación 'caballo de troya' emanada de la Agencia Tributaria por sospechas fundadas sobre blanqueamiento de capitales y alzamiento de bienes en la liquidación precisamente de Teconsa y sociedades del grupo. Martínez Parra fue condenado también por contrabando de clínker en el puerto de Ferrol a un año de prisión en 2016.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad